Enfermedades de uñas en perros

By on agosto 25, 2022

Mascotas

Las uñas de los perros son muy importantes ya que tienen función de agarre, defensa-ataque y prensión. La uña es una estructura complicada y fascinante que se compone de queratina gruesa en el exterior, con la función de proteger las estructuras más blandas del interior, así como la yema del dedo y la región del lecho ungueal, de lesiones. Los vasos sanguíneos y el suministro de nervios están presentes más profundamente en la uña, y la división celular activa ocurre debajo de la superficie celular para ayudar a que la uña crezca.

Si se lesiona, la uña puede sufrir la peor parte de la lesión para proteger las estructuras subyacentes, ella misma se curará y recuperará su forma agradable con el tiempo. Incluso con las uñas rotas, en la mayoría de los casos se produce un buen recrecimiento de las uñas, siendo común la regeneración completa.

Las uñas son estructuras especializadas de la piel, continuación de dermis y epidermis. Cubren la falange distal de cada dedo. Tienen abundante vascularización y crecen muy rápido, 1mm. por semana; algo más rápido en la cara dorsal, lo que le da la curvatura hacia abajo. La unión de la garra con la epidermis es por medio de un pliegue de piel libre de pelo en la cara interna, que es el que produce la capa córnea externa de la uña. La inflamación de este pliegue puede acelerar el crecimiento de la uña y provocar deformaciones.

Síntomas de posible enfermedad de las uñas en los perros

  • Uña (s) rota (s)
  • Uñas deformadas o curvadas (uñas deformadas)
  • Aumento de la fragilidad de las uñas.
  • Pus o secreción alrededor de la uña
  • Uñas encarnadas (que se clavan en la piel)
  • Formación de costras alrededor de las uñas
  • Lamiendo y masticando las patas (picazón en las patas)
  • Morderse las uñas
  • Dificultad para caminar o cojera
  • Patas sensibles
  • Enrojecimiento o hinchazón de las patas o lechos ungueales individuales
  • Cambio de color en las uñas.
  • Las uñas se ven más anchas o estrechas de lo normal
  • División de uñas
  • Uñas sangrantes

Una mascota puede presentar más de un síntoma al mismo tiempo.

Existen varios tipos de enfermedades en las uñas

Onicopatía traumática – Es la más habitual, generalmente afecta a una uña y más frecuentemente la del dedo medial (también llamada espolón). Su síntoma es la rotura de la uña y dolor. El tratamiento consiste en cortar la parte distal de la uña bajo anestesia local y aplicar un vendaje durante algunas horas. En caso de uñas infectadas, es necesario tratamiento antibiótico-antiinflamatorio vía general.

Onicopatía bacteriana – Aparece en varias uñas y como síntomas destacan el dolor y la infección. Es frecuente en perro pastor alemán con pioderma profunda propias de la raza, también se da en perros con leishmaniosis, hipotiroidismo, cushing. El tratamiento consiste en eliminar las uñas rotas, aplicar antibióticos vía sistémica, en algunos casos durante largos periodos hasta que remitan los síntomas.

Onicopatía fúngica – Suele provocarla un hongo llamado Microsporum y como síntoma destaca la alopecia (falta de pelo). Se diagnostica tras un cultivo y el tratamiento es largo, varios meses con fármacos como la griseofulvina, ketoconazol o itraconazol. Hay otro tipo de hongo llamado Malassezia que se presenta normalmente en perros alérgicos que se lamen mucho las extremidades. El lamido provoca un color marrón-rojizo debido a la oxidación del pelo con la saliva. Las uñas también se tornan rojizas y el pliegue ungular supura contenido seborreico.

Onicopatías por parásitos – Altera el crecimiento de la uña. Está provocada por un parásito que se encuentra en las heces, nematodos (las típicas lombrices intestinales). Afecta por tanto a animales que no están desparasitados. Se diagnostica combinando biopsia y análisis coprológico. Su tratamiento es la desparasitación, ayudada de refuerzo vitamínico para recuperar el crecimiento del tejido.

Onicopatías autoinmunes – Afectan a varios dedos generalmente. La enfermedad más común que provoca este problema en uñas es el lupus. Afecta más frecuentemente a Pastor Alemán, Setter Irlandés y Rottweiler. Normalmente hay sangrado, la uña crece corta, quebradiza, blanda y decolorada y hay mucho dolor. Como tratamiento se ha descrito el propio de lupus, consistente en antibióticos, dieta hipoalergénica, ácidos grasos y biotina.

Alteraciones de la queratinización – Puede ser debida a la deficiencia de zinc y se trata simplemente añadiendo zinc a la dieta.

Neoplasias – Afectan sobre todo a razas como Pastor de Brien, Schnauzer y Boyero de Flandes. Para diagnosticarla es de ayuda la radiografía, ya que revela un proceso osteolítico del hueso.

En ausencia de un corte de uñas regular, algunas uñas pueden crecer tanto que pueden doblarse hacia atrás y comenzar a clavarse en la almohadilla del pie. Esto puede ser el resultado de un perro al que no le gusta que le corten las uñas, lo que dificulta mantener el cuidado regular de las uñas. También se puede observar en perros mayores debido a una mayor tasa de crecimiento de las uñas asociado con el envejecimiento.

Las uñas encarnadas pueden provocar molestias en la pata y cojera. Si la uña se clava en la almohadilla de la pata lo suficientemente profundo como para romper la piel, puede producirse una infección secundaria de la pata. Algunos perros pueden lamer excesivamente el área.

Los perros no deben morderse las uñas para «recortarlas» o «acortarlas». Si su perro se muerde una sola uña o varias, lo más probable es que le pique alrededor de las uñas.

El trauma en las uñas puede ocurrir de varias formas: un error humano durante el corte de la uña (demasiado cerca del lecho ungueal) puede ocasionar problemas. Sea suave y cuidadoso al recortar las uñas de los perros. Aprenda la técnica correcta de su técnico veterinario o peluquero, si es necesario. Para las uñas negras, es difícil determinar la longitud que se debe cortar. En caso de duda, recorte de forma conservadora o confíe en su peluquero para que le corte las uñas.

Los perros de interior y los perros que caminan solo sobre superficies blandas pueden tener uñas más largas debido al menor desgaste de las uñas. No olvides la uña del espolón (la uña más arriba de la pata similar a nuestro pulgar). También revise y recorte regularmente esta uña.

Revisar las patas de su perro con frecuencia y comprobar la salud de las uñas y la presencia de material extraño (hierba, ramitas, alquitrán, etc.) en los pelos de las patas le ayudarán a mantener una buena salud. Examine las patas de su mascota al menos 1 o 2 veces por semana. Esto también ayuda a su perro a confiar en usted en caso de que necesite evaluar sus patas, en caso de un problema.

Dra. Carmen Báez Ruiz

drabaez1@hotmail.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.