Editorial: Renuncias, Enroques y Otros Cambios

By on septiembre 14, 2016

Editorial

Editorial120916

Renuncias, Enroques y Otros Cambios

En lo que ha sido una muestra más de la incapacidad política e ignorancia de las reglas que rigen las relaciones internacionales, el gobierno federal y su titular, el presidente de la República Mexicana, incurrieron en una evidente violación de las normas diplomáticas que ha repercutido en consecuencias inmediatas y resultados funestos para nuestro México y el gabinete del Lic. (¿?) Enrique Peña Nieto.

Bien se sabe la magnitud de los intereses económicos enfrentados en campañas electorales de los Estados Unidos entre republicanos y demócratas, intereses vinculados a consorcios financieros con raíces históricas e influencias mundiales que, a gustarnos o no, están detrás de ellas y aún manejan el mundo. Y en ese nivel es que se quiso actuar arbitrariamente, porque en ningún momento podría reconocérsenos que como país somos un elemento de importancia con capacidad de influir en el medio electoral estadounidense.

Nuestra mexicana Doctrina Estrada, que históricamente ha sido reconocida como de “no intervención en asuntos internos de otros países y respeto a la autodeterminación de los pueblos”, fue flagrantemente violada por nosotros, por un gobierno mexicano, en una actitud que le valió un repudio interno y externo.

La consecuencia fue el obligado cese, piadosamente disfrazado de renuncia, del titular de las finanzas en el gabinete nacional, además del descrédito para este gobierno que, día a día, acumula nuevas críticas a su mediocridad.

Se dice que esta acción era parte de los juegos internos de la sucesión presidencial, dentro del esquema costumbrista en que el candidato sale por “dedazo” del gabinete. La consecuencia ha sido que la persona que se hallaba “in pectore” del presidente ha quedado fuera. Hay ahora otros prospectos y aspirantes en esa ruta de selección de candidato oficial.

La intervención en asuntos de otro país ha actualizado y puesto sobre la mesa un refrán de la sabiduría popular mexicana: “No se debe jugar con Sansón a las patadas”.

SIC TRANSIT GLORIA MUNDI.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.