Inicio Crónicas Cine: Tangerine: Chicas Fabulosas

Cine: Tangerine: Chicas Fabulosas

4
0

Tangerine_1

El director estadounidense Sean Baker se ha caracterizado en el mundo del cine independiente por cada una de sus películas, entre las que podemos mencionar Starlet: Una extraña amistad (2012) y Prince of Broadway (2008), cintas que se distinguen por envolver a su audiencia en un ambiente tan real que pareciera que nos encontramos viendo un documental en vez de una historia de ficción. Con Tangerine: Chicas Fabulosas, Sean Baker mantiene este mismo estilo, contándonos una historia en donde predominan la amistad, la venganza y los engaños. Filmada utilizando tres teléfonos de la marca iPhone, específicamente el modelo 5s, y una aplicación para videos, Tangerine es un experimento fantástico, minimalista y refrescante.

Es la víspera de Navidad y Sin-Dee (Kitana Kiki Rodríguez), una trabajadora sexual transexual, acaba de salir de prisión tras 28 días de permanencia por hacerle un favor a su proxeneta y novio Chester (James Ransone). Tras su salida, se reúne en una tienda de donas con su mejor amiga Alexandra (Mya Taylor), otra trabajadora sexual quien, en medio de una amena plática de lo que ha sucedido durante su permanencia en prisión, termina por revelarle, por error, que su novio la ha engañado con una de las chicas de quien obtiene ganancias. Sin-Dee, enfurecida, va en búsqueda de Chester y de la chica en cuestión por toda la ciudad acompañada hasta cierto punto por Alexandra, con el fin de enfrentarse a ellos. A su vez, Razmik (Karren Karagulian), un taxista casado quien frecuenta los servicios de las trabajadoras transexuales, se encuentra en un día laboral cualquiera, pero a su vez está en búsqueda de un servicio.

Tangerine_2

La historia de Tangerine es simple pero sumamente realista, ya que el director no adorna la situación ni el entorno en el que viven nuestros personajes, pero es evidente que tampoco busca entregarnos una lección moral. Aquí lo que importa es mostrar la historia de la amistad de dos chicas con ambiciones, sueños y esperanzas, y uno de los mayores puntos a favor de la película es ese: que en verdad llegamos a conocer a sus protagonistas a fondo, con lo que sentimos una gran empatía hacia ellas, así como también llegamos a comprender sus motivaciones y modos de pensar.

El director Sean Baker nos lleva de la mano, acompañado por nuestras dos encantadoras protagonistas y uno que otro invitado , en una odisea por los barrios bajos de California de un modo ameno, encantador y sublime, mostrándonos un entorno socioeconómico diferente al que acostumbramos ver, con toda su crudeza, pero sin caer en el amarillismo, ya que también nos muestra que, así como es un mundo lleno de perdición, dentro de él también se suscitan el compañerismo, la lealtad, y también existen personas que tienen sueños por cumplir.

Nuestras protagonistas otorgan un trabajo actoral excelente. Hay que tomar en consideración que absolutamente ninguno de los actores en esta cinta ha tomado clases de actuación, siendo la más destacable Mya Taylor, en el papel de Alexandra, quien logra otorgarnos al personaje más humano y profundo de la cinta. Kitana Kiki Rodríguez, en el papel de la dramática y conflictiva Sin-Dee, no se queda atrás, ya que logra una química excepcional con Taylor, haciendo que las interacciones entre ambas se sientan sumamente puras y reales. Los personajes secundarios del filme también entregan actuaciones bastante decentes que resultan incluso mucho mejores que las entregadas por actores profesionales de cintas no independientes.

La parte más destacable de toda la película radica en el trabajo de la fotografía, y esto sucede con todo y a pesar de haber sido filmada únicamente utilizando teléfonos celulares, algo que pudo haber catapultado a la película ya sea al éxito o al fracaso. Afortunadamente, en Tangerine ocurre lo primero, ya que es gracias a este método de filmación que las imágenes que observamos durante nuestro paseo por California se ven sumamente reales, sin llegar a ser de baja calidad, haciendo que el ambiente se sienta muy natural y apegado a nuestras vivencias cotidianas.

Tangerine_3

Tangerine es una de esas cintas difíciles de olvidar porque logra excepcionalmente todos sus objetivos. Es sumamente interesante ver cómo con un presupuesto muy pequeño de unos 100,000 dólares se logra un trabajo tan refinado y perfectamente elaborado. Este es el motivo por el que la película ha sido alabada tanto por la crítica como por la audiencia a nivel mundial. Empezando con una recaudación en taquilla de apenas 943 dólares durante su primera semana, la película fue adquiriendo una muy merecida popularidad, para terminar con una recaudación total de 700, 365 dólares, haciéndola un éxito rotundo.

En fin, Tangerine: Chicas Fabulosas resulta ser una de las mejores películas que han llegado a nuestra cartelera durante este año. Aunque probablemente en nuestro país no logre una recaudación tan buena como la lograda en Estados Unidos por el reciente bombardeo de los blockbusters del verano, es una muy buena opción para quien busque ver una película distinta. Una película imperdible, con momentos tanto divertidos como conmovedores, Tangerine resultó una muy grata experiencia para este espectador. A su vez es una cinta que incita al diálogo, por lo cual puede asegurarse con certeza que dejará marca en más de una persona.

Una fotografía del detrás de cámaras de “Tangerine: Chicas Fabulosas”
Una fotografía del detrás de cámaras de “Tangerine: Chicas Fabulosas”


FICHA TÉCNICA

Título Original: Tangerine

Director: Sean Baker

Guión: Sean Baker, Chris Bergoch

Elenco: Kitana Kiki Rodriguez, Mya Taylor, Karren Karagulian, Mickey O’Hagan, James Ransone

Género: Comedia, Drama

Clasificación: C

Duración: 88 minutos

Calificación: 4.5 estrellas (de 5)

SALVADOR VALVERADO

rinconfilmicobascl@gmail.com

 – Trailer Oficial de Tangerine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.