Cantando Cuentos Cortos (IX) – Un Gatito

By on septiembre 23, 2016

Cantandocuentoscortos_1

Cantando Cuentos Cortos

Un Gatito

Les contaré el cuento de un precioso gatito de Siam que, al sentirse solito y con frío, se acurrucó en el quicio de una puerta, y maullando tristemente se hizo oír.

Quien lo escuchó le abrió la puerta y tiernamente le pasó la mano por su cabecita. El frío de la madrugada había erizado su pelo fino y abundante de color negro azabache.

Al ver la puerta abierta, el pobre gatito, restirando su lomo y alargando sus tímidas patitas, logra introducirse en el interior de la estancia, la penumbra de luz tenue de la lámpara da la sensación del lugar tranquilo y acogedor en aquellas horas de la madrugada, cuando el bullicio del día cesa para dar lugar a los momentos más íntimos, al ensueño del pensamiento que se eleva, para allí abandonarse al descanso del cuerpo y la mente.

Al calor de este ambiente el gatito se repone, yergue su lomo encogido, endereza su cabeza gacha, y deja ver el brillo de sus ojos, antes opacos.

Se acerca a la mano tibia que refresca sus sentidos con su perfume, acercándose más y más lame pedazo a pedazo, como muestra de gratitud, a quien le da su ternura.

Como ustedes verán, este es un minino con sensibilidad, con experiencia que, al recibir y aún antes, da de sí cuanto tiene.

El gatito de Siam en su lugar de origen es un animalito fiero, de gran agilidad. Lo tienen como guardián del Tesoro Real por lo que, en esta situación, el ego del gatito siente que se debe a su tesoro. El sí sabe el valor que tiene disfrutar de aquella hospitalidad que ha encontrado.

Al salir el Sol, la penumbra se alumbra, se desvanece la ilusión, la puerta se abre a la realidad, y el gatito tiene que partir.

Cuando la puerta se cierra, solo queda esperar que alguna madrugada el gatito vuelva a maullar, cuando sienta frío, busque alivio a su soledad, y la tibieza de la mano perfumada que lo vuelva a acariciar.

Cantando9_1

ASÍ ES ÉL…

 

El lomo ondea y estira

profundo, frío me mira,

cauto y lento viene y va,

en penumbra envuelto está.

–¿De dónde es su proceder? –

Tampoco sé si se irá,

es silencioso su andar,

levanta la cola y ya.

En la oscuridad nocturna

me encuentro con su mirar,

es luminoso y fugaz,

misterio es su realidad.

¿Sabe usted quién es?

JOSEFINA REYES SAURI

 [Continuará la próxima semana]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste