Inicio Reportajes Caminando Niza

Caminando Niza

0
0

Bajo el cielo de Francia

Niza es una ciudad francesa situada en los Alpes Marinos, en la Región de Provenza-Alpes-Costa Azul.

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

Llegamos a Niza por la noche, por lo que directo al Hotel a cenar y dormir. Ya tendríamos dos días para caminar Niza y al tercero volar a París, al  aeropuerto Charles de Gaulle, para regresar a la Ciudad de México.

No estaba en nuestro rol de paseos llegar a la Costa azul y pasar un día en Mónaco y luego conocer Niza en la Riviera Francesa de la Costa Azul. Teniendo tan cerca Cannes, no lo pudimos visitar. A pesar de todo, este sería el final de las mejores vacaciones de nuestra vida, con todo de primer orden: hoteles cuatro y cinco estrellas, dos alimentos por día, transportación con un autocar para 30 personas para solo 10 turistas viajantes que desde México decidieron tomar este Tour inolvidable.

Niza es uno de los centros de la turística Costa Azul, junto al mar Mediterráneo, próximo a la frontera con Italia (30 km) y Mónaco (20 km), encontrándose en las estribaciones de los Alpes, al este del río Var. Niza está situada a 960 km de París, 230 km de Marsella, la capital regional, 195 km de Génova y 215 km de Turín. Se trata de la ciudad más grande de la Costa Azul, extendida de Hyères a Menton. Sus balnearios y playas atraen a un turismo de alto nivel adquisitivo, al igual que sus paseos, sus museos, su vida nocturna y sus magníficas vistas del mar constituyen un atractivo para el turismo. Por su área urbana, es también la séptima ciudad de Francia.

Niza, capital histórica del Condado de Niza, estuvo ligada a Italia hasta su invasión y anexión francesa en 1860. Una parte de su población conserva el dialecto nizardo, una variedad de la lengua ligur fuertemente influida por la lengua occitana, después de 1860. En zonas cercanas a la ciudad se hablan variantes del ligur, incluyendo la monegasca y la del valle del Roya. Es muy probable que en la Edad Media el ligur fuera la lengua vehicular de la ciudad.

Niza es la población más hermosa de la Costa Azul Francesa, digna de admirarse.

Caminar Niza es un encanto. Desayunamos y salimos a llenarnos de historia, arquitectura, esculturas y una población orgullosa de su lugar de origen, amable y dispuesta a acompañarte a conocer su ciudad.

Comenzamos el día en el Paseo de los Ingleses; exploramos el Casco Antiguo de Niza; luego la playa de Marinières, en Villefranche-sur-Mer; el Museo Marc Chagall; y admiramos las vistas desde el parque de la Colina del Castillo.

Niza, la capital de la Costa Azul.

Niza fue construida entre el mar y la montaña, en torno a una de la bahía más bella del mundo, la Bahía de los Ángeles. Es hoy la quinta ciudad más grande de Francia.

La ciudad se abrió definitivamente al mundo en la segunda mitad del siglo XIX, con la afluencia de aristócratas y líderes de toda Europa, seducidos por la belleza y el clima de la pequeña ciudad mediterránea que era entonces. Tras convertirse en francesa en 1860, Niza se enorgullece de mostrar a los visitantes su identidad diferente, forjada por una historia que se remonta a la época de los Nikaia antes de los romanos. Los callejones del barrio antiguo de Niza te transportarán lejos de la Provenza, a algún lugar de Italia. En la plaza Garibaldi, con su aspecto turinés, destaca de manera imponente la estatua del héroe de la Italia moderna.

Caminar las callejuelas de Niza, descubrir sus cafés y bares, para tomar una copa de tinto o un espresso, y descansar los pies de las largas caminatas

Al caminar Niza un par de días nos llenamos de brisa de mar, sentimos la montaña y comimos especialidades francesas e italianas.

Nuestro tiempo se terminaba sin remedio, pero una de nuestras compañeras de viaje no sabemos cuánto pagó para ofrecernos un buffet de canapés, vino, champaña para el brindis, y música, todo para los compañeros de viaje y al guía, rentando un salón del hotel. Con música de Italia y Francia cantamos y lloramos por esos días maravilloses, como despedida de Niza, pues al día siguiente estaríamos un día en París, para volar a la Ciudad de México, nuestro punto de partida.

Fue una noche inolvidable que todos guardamos en nuestro corazón tras caminar algo de la Europa Central y empaparnos de una historia leída, pero no vivida, en sus lugares de origen. Chocamos las copas y nos fuimos dormir para volver a París y al día siguiente tomar nuestro vuelo de regreso al Distrito Federal y seguir a Mérida, a descansar de este ambular europeo.

Abur.

Fuentes

Niza – Wikipedia, la enciclopedia libre

Niza, la bella, una ciudad con carácter fuerte (cia-france.es)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.