Rómulo Rozo y el Monumento a la Patria – III

By on mayo 28, 2020

III

GRUPO CENTRAL DE LA FACHADA PRINCIPAL DEL MONUMENTO A LA PATRIA                                                             

Como fruto cierto de esta maravillosa evolución nacional, pensamos hacer, por primera vez, una figura de la patria con los rasgos característicos de nuestra raza. Así, en esta forma, en el centro del grupo se yergue armoniosa una figura de mujer mexicana mestiza, con los rasgos característicos físicos y espirituales de la raza maya; viste el traje típico del estado (huipil), calza sandalias y nace de un símbolo de la tierra; tiene una pechera decorada con serpientes emplumadas, símbolo del dios creador Kukulkán; luce en el cuello un collar de tres cordones de donde pende sobre el pecho un pectoral en forma de estrella, en cuyo centro tiene la espiral de un caracol, símbolo de la vida; a cada lado de la estrella, situados armónicamente, tres motivos símbolo de los números armónicos en la filosofía maya.

Tiene prestancia de sacerdotisa, soporta en las manos un portaestandarte ricamente decorado con follaje, flores y frutos, en cuyo centro, en armoniosa composición, se encuentra la casita de paja, “la cabaña primitiva”, símbolo del origen, en cuyo interior arderá la tenue y eterna llama de una lámpara votiva, o sea, el fuego sagrado del ideal patrio.

Sobre la casita de paja, entre una guirnalda de laureles, se destaca el blasón con las armas de la ciudad de Mérida, o sea, el escudo del Estado de Yucatán, dividido en dos cuarteles: en el de la derecha un castillo torreado sobre un campo azul, sobre una escuadra, y coronado por una bandera flameante; y a la izquierda un león rampante sobre campo verde. La guirnalda que decora el escudo está sostenida por dos clavos de cabeza esférica. Este portaestandarte emerge del símbolo de la tierra.

Luce ricas pulseras y decorativas orejeras. Ata sus cabellos en la parte superior con la cinta típica del tocado de las mujeres mestizas yucatecas, orna su cabeza un gorro maya, que sugiere el gorro frigio; sobre él, un pájaro de bello y decorativo plumaje, el ave sagrada de los mayas, está a punto de volar y simboliza la libertad.

Debajo del ave sagrada, a la altura de los hombros de la figura de la patria, y a derecha e izquierda, vuelan horizontalmente dos figuras de indias mayas: lucen airosos penachos, tienen alas y medio cuerpo de pez, simbolizando las alas espirituales de la Patria.

Acompañan a la Patria en su ofrenda a la insignia nacional (que estará en la parte superior del centro de este grupo) doce deidades del espíritu.

A la derecha, en la parte superior y junto a la Patria, una mujer de pie, con la cabeza hacia arriba en actitud de adoración, toca un cuerno de donde sale una flor; representa la música silvestre que ofrenda sus sones. Junto a ésta, y en segundo término, de pie, una mujer india con la cabeza hacia arriba luce rico penacho; mueve una decorativa maraca y simboliza la danza silvestre que ofrenda sus ritmos.

Debajo, junto a la figura de la Patria, y a la altura de los brazos, de pie, una mujer india con la cabeza levantada luciendo rico tocado, ofrenda unas mazorcas de maíz figurando la agricultura. En segundo término, otra mujer de pie, con la cabeza levantada, luce suntuoso penacho de plumas y ofrenda en rica tela un panal maya (corcho), con su ambrosía, simbolizando la apicultura.

Abajo, en primer término, junto a la Patria, otra expresión de oblación y de rodillas, ofrenda en las manos un templo indio maya, simbolizando la arquitectura. En segundo término, otra figura de mujer de rodillas, con la cabeza hacia arriba y tocada con rico penacho, ofrenda en las manos un vaso repleto de colores y pinceles; en la espalda, formando un armonioso conjunto arquitectónico, una carga de flores y frutos representando la pintura.

A la izquierda de la figura de la Patria, de pie con la cabeza levantada, una mujer india sostiene entre las manos un caracol marino que toca con la boca; simboliza la música marina. Detrás de ésta, y en segundo término, de pie, una figura de mujer mueve en la mano una maraca, luce rico penacho y orejeras que equivale a la danza marina que ofrenda sus ritmos.

Junto a la figura de la Patria, y a la altura de los brazos, la imagen de una mujer de pie, toca su cabeza hermoso penacho, ofrenda en las manos un rico vaso cincelado y simboliza la orfebrería. En segundo término, y de pie, una figura de mujer con la cabeza hacia arriba luce un gorro maya que sugiere el gorro frigio y remata con bello plumaje, ofrenda un canasto colmado de frutos y simboliza la fruticultura.

En primer término y junto a la Patria, una mujer hincada levanta la cabeza y ofrenda en las manos un Chac-mool, simbolizando el dios del fuego nuevo, representa la escultura. Luce rico penacho, collares y orejeras. En segundo término, una mujer hincada en expresión de oblación ofrenda en las manos unos pájaros; toca su cabeza un gorro maya que remata en plumaje, llevando a la espalda una carga de flores y frutos que forma armonioso conjunto arquitectónico, simboliza la música.

Al pie de este grupo, y a la derecha e izquierda, dos guerreros en posición de adoración, visten rico traje hecho de piel de tigre. En la espalda llevan carcaj con flechas. Lucen penachos de plumas, tienen la cabeza entre las manos y su expresión es de unción. La máscara del tigre ataca.

Han puesto las armas, la lanza y la rodela a los pies de la figura de la patria; simbolizan los guardianes y conservadores del fuego del ideal nacional.

En el frente, y junto a la cabeza de los tigres, hay dos pebeteros con sendas llamas que se elevan hacia el cielo.

Rómulo Rozo

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.