Pez plateado

By on enero 26, 2023

Plagas

El pez plateado o pececillo de plata es una especie de insecto pequeño, primitivo y sin alas, del orden Zygentoma. Su nombre común deriva del color gris claro plateado que posee, combinado con la apariencia de pez de sus movimientos. Su nombre científico es Lepisma saccharina, pero también se les conoce como insectos de humedad, o bichos del polvo.

Su color lo adquieren cuando llegan a la madurez. Tienen el cuerpo cubierto por “escamas” y el tamaño del adulto es de 0.5 a 1.5 cm. de longitud, sin contar la cola. El cuerpo está formado por segmentos, dos largas antenas en la cabeza, y tres apéndices en la parte posterior. Son nocturnos y se mueven rápidamente, ocultándose en grietas o rendijas. Es un insecto de color blanco plateado o gris metálico con forma de pez o de lágrima. No tienen alas y no vuelan.

El sistema de reproducción del pececillo de plata es de tipo indirecto, es decir, no hay copula entre macho y hembra. El macho realiza una danza de cortejo a la hembra que sirve para segregar el semen, el cual, es depositado en el espermatóforo, que es una especie de cápsula. Dicha cápsula es transferida a la hembra, la cual se lo introduce en la cavidad genital, realizándose de este modo la fertilización de los huevos.

Una hembra del pececillo de plata se reproduce con gran rapidez y facilidad, puede llegar a poner 100 huevos, que serán colocados en lugares de difícil acceso. Estos, son depositados en grietas o hendiduras húmedas y oscuras o debajo de objetos. Los huevos de los pececillos de plata tardan en eclosionar de 20 a 40 días, apareciendo las ninfas, muy similares a los adultos, pero se diferencian de ellos en su tamaño y en su color, que es blanquecino. En condiciones favorables de Temperatura (unos 25° C) y de humedad (de 50 a 75 por ciento), tardan de tres a cuatro meses en pasar de huevo a adulto. Las ninfas pasan por numerosas mudas hasta llegar a convertirse en adulto. La lepisma vive de dos a ocho años, pero, al igual que otras plagas, puede entrar en estado de hibernación. Los pececillos de plata maduran en cuatro meses y mudan ocho veces a lo largo de su vida.

La capacidad para alimentarse de los pececillos de plata es asombrosa. Estos insectos se alimentan principalmente de hongos que crecen en zonas con humedad. También se pueden alimentar de materia orgánica, celulosa, almidón, silicona, restos de tejido, etc. Suelen anidar cerca de sus fuentes de alimentación.

El sitio más habitual dónde podemos encontrar el pez de plata es en zonas frescas y húmedas de la casa. Solo necesita dos cosas para vivir: humedad y oscuridad. El pez de plata vive principalmente en el baño, en pequeñas grietas y huecos alrededor de bañeras, lavabos, entre los azulejos. Es fácil verlos durante la noche al entrar y encender la luz. En ocasiones podemos verlos salir de zonas de la casa, ya que salen de pequeñas grietas.

Los pececillos de plata no son peligrosos para las personas ni para las mascotas. Existe la creencia de que los pececillos de plata se meten en los oídos, pero lo cierto es que las personas no somos de su interés. Desde el punto de vista sanitario, los lepismas no producen daño. El pececillo de plata no pica ni transmite ningún tipo de enfermedad. En ocasiones, puede causar daños económicos si se alimenta de materiales valiosos, como colecciones de sellos o documentos importantes, pero no es lo habitual.

Podemos evitar la presencia de pececillos de plata teniendo las siguientes medidas:

  • Evitar la humedad. Airear aquellas zonas húmedas de la vivienda y evitar cualquier filtración de agua que pueda existir.
  • Tapar las grietas. Principalmente entre los azulejos de los baños y de la cocina. También las juntas de los rodapiés de madera

Son peligrosos para nuestras posesiones. Contagian la comida que tocan, y causan daños en todos los objetos que le sirven de alimento (papeles, telas, cuadros). Tu ropa, libros y documentos corren peligro si aparece en tu casa. Los pececillos de plata son una de las plagas más correosas que puede sufrir tu hogar. Sus características hacen que sea muy complicado eliminarlos.

Si los pececillos de plata decidieron instalarse en tu casa, debes recurrir a especialistas en el control de plagas. El pequeño tamaño y la rapidez reproductiva propia de la lepisma hace que su eliminación casera sea imposible.

Dra. Carmen Báez

drabaez1@hotmail.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.