Norlan Gutiérrez Benavides, Artista Plástico y Docente

By on febrero 17, 2023

Artes Plásticas – Desde Nicaragua

Norlan Enrique Gutiérrez Benavides nació el 10 de junio de 1985, en Estelí, Nicaragua; en 2007 se graduó en el Técnico Superior en Artes Plásticas, en la Escuela Nacional de Artes Plásticas “Rodrigo Peñalba” obtuvo el título de Artista Plástico. En 2006, había ingresado al proyecto educativo ESPIRA/ La Espora, 2006 bajo el sistema de Talleres de Crítica y Residencias Académicas para Artistas Emergentes Centroamericanos, dirigido por la artista Patricia Belli Rivers. En el 2020 obtuvo el grado de Licenciado en Psicología en la Universidad “Paulo Freire” de Managua.

De 2008 a 2016, fue docente de artes en la Escuela Nacional de Artes Plásticas “Rodrigo Peñalba” y su director en 2016-2020. Como profesor, impartió dibujo, pintura, composición y expresión creativa, en la Escuela nacional de Artes Plásticas, y de 2009 a 2016, en los proyectos “Grafos” y “Jóvenes Creativos”, ESPIRA.

A la par, se desempeñó como profesor en la Escuela Regional de Enseñanza Artística “Meyling Alegría”, en San Ramón, Matagalpa, y hoy trabaja como docente en la Escuela Regional de Artes Plásticas del Caribe Sur, Bluefields.

Gutiérrez Benavides comparte a los lectores de Diario del Sureste de México su historia de éxito como artista, uno que que con sus pinceladas ha logrado trascender.

Mi proceso creativo ha sido cíclico. Me he planteado con un mismo hilo conductor la realización de dos tipos de obras para despertar en el espectador, a través de medios tradicionales dibujos y pinturas, un tipo de emociones que solo se da en situaciones en las que el sujeto se siente amenazado por un peligro externo o interno. 

Mi primer tipo de obra lo vinculé a mecanismos de control social y moral. Lo asocié a la observación, al panóptico, una construcción en la que toda su parte interior se pueda ver desde un solo punto, y cómo estas activan mecanismos de defensa como la paranoia y la pareidolia. Esa tendencia de la percepción a imponer una interpretación significativa específica a un estímulo ambiguo me provoca comunicarlo en mis dibujos y pinturas. Mis trabajos en este tipo de obra enseñan imágenes que funcionaban de manera similar a las de test psicológicos proyectivos, en el sentido que estimulan un diálogo siendo el espectador un estímulo agresivo en la obra.

El segundo tipo tiene referencia a deformaciones continuas, como estiramiento, torsión, arrugamiento y flexión; huecos, heridas, traspasos de formas orgánicas relacionadas al cuerpo, el aspecto externo y característico de la carne. Mi intención es sugerir la idea de desarrollo, de transformación de la fisionomía de los cuerpos y “partos» como metáfora del nacimiento de nuevo ser.

En ambos procesos procuro crear un juego perceptivo que he venido alternando en el tiempo.

Considero que pensar en un estilo puede ser limitante por la definición de este concepto que tiende a la repetición de una fórmula para pintar. Cuando realizo mis obras me planteo más bien una acción de búsqueda, me concentro en recursos técnicos, formales, que necesito explorar para que mi obra “diga” lo que quiero. Sin embargo, me planteo la identificación de algunos recursos que mejor me funcionan, por ejemplo: aplicación de texturas, elaboración de planos cerrados, grandes formatos, referencias fotográficas, o determinados tipos de facturas como pinceladas más o menos sueltas y con pastosidad. Obras que me han inspirado por la afinidad que tienen a mis propósitos son las de dos artistas británicos: Francis Bacon (1909-1992) y Lucian Freud (1922-2011).

A Norlan Enrique Gutiérrez Benavidez le motiva hacer reflexionar al espectador, a partir de sus temores provocados por la dinámica de la sociedad humana en sus luchas internas, el ser humano condicionado. “Mi obra es una provocación al espectador para que se proyecte y active un estado de imaginación ansiosa,” asegura.

En mi proceso, un lienzo en blanco no es el inicio de una obra. Cuando llego al lienzo es porque ya he explorado diferentes posibilidades en otros formatos y medios. A pesar de lo anterior, mi trabajo en el lienzo es todavía flexible, acepta cambios y ajustes. En cuanto a saber cuándo debo dejar de trabajar el cuadro, esto se logra sacrificando el elaborado cuidado que lleva el cuadro. Mi trabajo creativo marcha entre la razón y el instinto, en un proceso flexible de exploración y ensayo-error.

He logrado reconocimientos como el Primer Premio en el 1er Certamen Nacional de Dibujo “León Santiago de los Caballeros”; participación en la VII Bienal de Artes Visuales Nicaragüenses de la Fundación Ortiz Gurdián; Mención honorífica en el Certamen Nacional de Pintura del Banco Central de Nicaragua “Alejandro Aróstegui”.

En el trabajo académico docente, fungí como director de la Escuela Nacional de Artes Plásticas “Rodrigo Peñalba”, (2016 -2020), en Managua, Nicaragua. 

Desde el 2003, durante mi época de estudiante hasta la fecha, he participado en diferentes exhibiciones nacionales e internacionales de artes plásticas. Cuento con una exposición personal titulada “Paranoia” como parte del proyecto curatorial “El Acto Invisible”.  Entre las exposiciones colectivas en las que he participado se encuentran: “Intersecciones”, P.E.C.A (Pintura Emergente Centroamericana), “La Forma Equivalente”, RAPACES, Salón Anual de la Plástica Nicaragüense, “Escultura en el Espacio”, Exposición de Arte Contemporáneo Nicaragüense, La Habana Cuba; Feria de Artes Visuales Nicaragüenses, Centro de Artes FOG.

Tengo la fuerte motivación de crear un proyecto educativo en mi ciudad natal, Estelí. Me visualizo con mayor disponibilidad de tiempo para dedicar a mis proyectos artísticos, y exhibirlos en diferentes espacios.

Tengo presente el hecho que la praxis artística se debe llevar con la práctica de un oficio, de realizaciones cotidianas, de lectura, estudio, de la constante observación que una persona hace de su propia conciencia y de los estados de ánimo para reflexionar sobre ellos, en una visión global en la que debemos de aportar desde nuestro sitio y nuestra cultura, abierto a las nuevas tecnologías.

Pienso que el futuro se construye desde hoy, y si bien debemos de estar en constante búsqueda de hacer uso de las herramientas que tenemos a mano, en mi caso mis conocimientos de psicología me aportan la posibilidad de explorar problemas del ser y del entorno inmediato en el que constantemente trabajo desde las posibilidades de la plástica.

Por una parte, desde el punto de vista de la educación en artes plásticas, en Nicaragua no estamos tan desarrollados en relación a otros países de Centroamérica. Las universidades del país no tienen, entre sus áreas de formación, la carrera en Artes Plásticas o visuales. El nivel máximo al que se puede acceder es de técnico, que brinda La Escuela Nacional de Artes Plásticas “Rodrigo Peñalba”. Desde ahí han salido la mayoría de los artistas que han ostentado este título. En algunos casos, La Escuela ha servido de punto de partida para luego continuar estudios superiores de artes en otros países.

Cabe mencionar la existencia de espacios en los que se generaron procesos de formación, reflexión y producción de artes; por ejemplo, Espira (Espacio para la Investigación y Reflexión Artística). Este fue un espacio alternativo que llevó a otro nivel la formación y creación de arte en el país. Fue creado por la artista Patricia Belli y ha tenido un gran impacto en varias generaciones de artistas en Nicaragua y Centroamérica. Lamentablemente, cerró en 2021.

Por otra parte, varios artistas que conozco continúan produciendo su obra y exhibiéndola. He visto artistas emergentes y estudiantes de artes plásticas que muestran sus obras en diferentes espacios. Hay espacios y galerías que exhiben y promueven la venta de proyectos artísticos de artistas emergentes y consolidados. Considero que el arte en Nicaragua continúa activo, aunque observo una ralentización en relación a hace unos años.

Este escenario actual del arte en Nicaragua y el mundo, por las diferentes crisis que estamos pasando, será la base para explorar otros enfoques y objetivos en el ejercicio de la formación y producción artística. Nos exige pensar en modos alternativos de vernos y de gestionarnos.

El artista participó en la creación de la Escuela Regional de Artes Plásticas “Meyling Alegría”, del municipio de San Ramon, Matagalpa, Nicaragua; y la Escuela Regional de Artes Plásticas “Caribbean Unity” de Bluefields, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS) de Nicaragua, donde ha ejercido como docente en los últimos dos años.

Si he hecho algún aporte al arte en Nicaragua, ha sido desde el ámbito de la educación. Por una parte, he aportado con iniciativa y trabajo para la creación en conjunto de proyectos educativos de artes plásticas en lugares donde no había. Por otra, he logrado influir en mis estudiantes, desde lo personal y lo artístico, para su mejor desarrollo.

En cuanto a logros o realizaciones a partir de la obra plástica, pienso que el examen de resultados de mi propuesta llegará más adelante. De momento me motiva hacer una obra honesta, no complaciente. Creo con mi obra como docente de arte y como artista; así aporto a esa otra manera de ver el arte en mi país, no de manera anquilosada, sectorizada, sino más consciente, que anime a una visión humana e integradora.

De los artistas mexicanos que admira opinó: «De maestros consagrados y que ocupan un lugar en la historia:  José Clemente Orozco, Leonora Carrington, Juan O’Gorman, Rufino Tamayo, José Luis Cuevas, Rafael Coronel, entre otros. En la época de estudiante en Espira tuve maestros artistas mexicanos muy buenos y que admiro. Algunos son: Francisco Quezada, Ivan Edeza, René Hayashi y Cristina Cuadra (mexicano-nicaragüense). También admiro el trabajo de Carlos Amorales y Teresa Margolles.»

Para concluir, nos dejó el siguiente mensaje para aquellos jóvenes que aman el Arte: «Que se enfoquen en estudiar, en aprender, que piensen en desarrollarse lo más posible como artistas, pero siempre que se reconozcan y sean ellos mismos. Tengan la mente abierta a los sueños, a la inspiración, cargados de sensibilidad social como artistas, sin ser panfletarios.»

RAFAEL QUINTANA

Rafa3007quinta@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.