Entrevista a Francisco Ríos, “Zapote”

By on julio 10, 2015

zapote

El Teatro Regional Ya No Existe

“El Teatro Regional ya no existe”, nos dice don Francisco Ríos, el popular “Zapote”, actor sobreviviente del verdadero teatro yucateco. “Eso que hacen ahora en los restaurantes de mediodía y en los programas de la televisión local no es teatro regional, ese comenzó a declinar desde mediados de los años 50”s”, añade.

En conversación con DIARIO DEL SURESTE, el histrión – quien recientemente celebró 60 años de estar en los escenarios – es sobreviviente del verdadero teatro regional. “De las temporadas maravillosas del teatro regional”, nos platica, “llegué a trabajar con don Mario Herrera, Daniel Herrera y con Cheto. Tenía yo 18 años. Me tocaron muchas temporadas buenas.”

Respecto a si el teatro con temática yucateca comenzó a declinar recientemente, don Paco nos recuerda que no. “El teatro regional empezó a desaparecer desde mediados de los años 50’s, porque se acabó la historia regional: se acabaron los flamboyanes, se acabó la casita de paja, el rosario de filigrana, se acabaron los tunkules y las maracas, los hipiles y los rebozos. Empezaron a venir los “sketchs” de la escuelita, el hotel, todo del teatro que se hacía en la ciudad de México, una copia de las obras de Antonio Espino “Clavillazo” y Adalberto Martínez “Resortes”, entre otros, que se adaptaban a la temática yucateca.”

“Y hasta la fecha tú ves que es lo mismo, solo que con más groserías y palabras altisonantes”.

zapote 2

Entre las razones por las cuales el Teatro Regional comenzó a desaparecer don Paco nos comenta: “Primero que nada, este tipo de teatro es muy costoso, porque en una producción hay que meter música buena, un ballet profesional y, lo principal, buenos actores. El Teatro Regional no cualquiera lo hace.”

“Es muy bonito pero, desgraciadamente, ya no hay nada de eso. Ya no hay sitios donde presentarse, no hay dónde trabajar, porque solo se cuenta con el teatro una vez al mes y muchas veces no se cobra. Por eso luego no hay dinero para seguir produciendo.”

Señaló que las autoridades han tenido una forma un poco extraña de acercar el arte y la cultura a la gente: “Por un lado dan todos los eventos gratis pero por lo mismo, al darlos gratis, la gente se mal acostumbra, y cuando se cobra el boleto la gente ya no quiere pagar, porque ya se le acostumbró a lo gratuito.”

“Ya no hay empresarios privados que quieran producir teatro, porque tienen que pagar mucho impuesto y ya no es redituable, y si a eso le agregas sueldos, vestuarios, etc., pues no hay valiente que se tire.”

Don Paco nos platica que la única manera de que fuera redituable sería realizar temporadas de varios meses para poder sacar costos. “Por eso las obras de ahora carecen de buena escenografía, porque ya no es redituable invertir tanto en una producción si luego solo va a tener una o dos funciones nada más”.

LOCAL

Respecto a si se puede rescatar esta tradición, “Zapote” afirma que sí, pues todavía hay dos o tres grupos serios dispuestos a rescatar este tipo de teatro.

“Hay que evitar esos papeles donde se denigra a la mujer yucateca, hombres vestidos de mestizas que salen a hablar puras mentadas y decir un repertorio de groserías, cuando la mujer yucateca no es así. Es el mismo caso del personaje de los mestizos, que los quieren poner de afeminados. Entonces la gente de fuera te pregunta: ¿los mestizos de Yucatán son todos afeminados?”

“Y aunque ellos también tienen derecho de hacer sus trabajos, pues al menos que trabajen bonito y de manera profesional porque, de lo contrario, solo echan a perder una tradición tan bonita como es la del teatro regional.”

“Antes solamente Yucatán tenía su Teatro Regional. Ahora también Sonora y Nuevo León lo tienen pero, lamentablemente, también aprendieron de los de acá: puras cochinadas y groserías y no temas de la región de Sonora y Nuevo León.”

EL SECRETO PARA ESTAR VIGENTE

Respecto a la clave o secreto para estar vigente todos estos años, Francisco Ríos señala que la primera y principal es tener vocación: “Que te guste en las buenas y en las malas, porque la vida del actor es una rueda de la fortuna: unas veces estamos arriba y otras abajo, y lo principal es ser disciplinado.”

zapote 5

“Ser actor es como ser sacerdote o médico: para nosotros no hay fiestas. Yo perdí muchas comuniones de mis hijos, cumpleaños, años nuevos, porque son las épocas en que más trabajo tenía. Y si no trabajas no comes.”

“Pero, afortunadamente, mi mujer y mis hijos siempre lo entendieron. Todo eso es un sacrificio del actor, que tiene que trabajar para ganar, porque luego pasa tu tiempo y se acaba. A mí me ha ayudado bastante que trabajé mucho no solo en teatro, también en cabaret y radio, y los piano bar que en alguna época fueron muy famosos.”

“Y también en los restaurantes de mediodía, que eran familiares. No como ahora, que llega el actor a pedir trabajo y te piden como requisito insultar y contar chistes groseros”, finaliza.

CECILIA SILVEIRA

One Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.