Elvia Carrillo Puerto, Violencia Política y Resiliencia – XII

By on diciembre 30, 2021

XII

OCUPACIÓN: “SU HOGAR”.

LA MUERTE DE ELVIA

Elvia Carrillo Puerto persistió en su lucha por la ciudadanía de las mujeres. El primer paso, los derechos políticos sin restricción legal alguna, se dio hasta 1953, cuando tenía 72 años. Otros importantes derechos: a la educación, salud, trabajo, serían gradualmente obtenidos en las siguientes décadas, a través de políticas públicas diseñadas con ese propósito. La vida personal y familiar de Elvia Carrillo Puerto estuvo supeditada a sus causas políticas y sociales. Los papeles asignados a las mujeres en la sociedad yucateca de la primera mitad del siglo XX habían sido trastocados por sus convicciones socialistas. Elvia Carrillo Puerto logró “manumitirse del yugo de las tradiciones” (80) que la limitaban a desempeñar el papel socialmente asignado a las mujeres de madres y esposas obedientes y solícitas de los deseos de los maridos. El costo personal y familiar que pagó por sostener esta posición de vanguardia fue elevado, pero congruente con su actitud de lucha a favor de los derechos de las mujeres. La pobreza material acompañó a Elvia Carrillo Puerto las últimas décadas de su vida. Elvia mantuvo su convicción socialista hasta el final: murió el 18 de abril de 1965 en la ciudad de México, acompañada de su hijo y nieta. Su acta de defunción establece su fallecimiento a las 22:35 horas, en el Hospital “20 de Noviembre” (81). Una “bronconeumonía no traumática” fue la causa de muerte de esta luchadora a los 85 años. En una ironía involuntaria, el renglón Ocupación del acta señala: “su hogar”, cuando en la demanda de divorcio su cónyuge remarcaba el “carácter desprendido” de Elvia hacia las labores domésticas y la jefatura familiar que ostentó por largos años, trabajando fuera del hogar en diversas actividades para mantener a su hijo y después, a ella misma. Respecto al Estado Civil, Elvia aparece en su acta de defunción como “viuda de Vicente Pérez”, a más de 50 años de que éste había fallecido. Los prejuicios sociales con respecto a las mujeres prevalecientes entonces y todavía ahora, en la década de 1960 eran suficientemente fuertes como para no considerar a Elvia como “activista social y política”, y sí como “ama de casa” y dependiente económica, que no lo fue ni al final de su larga vida. Tampoco pudo figurar como “Soltera” al consignar su estado civil, pues fue clasificada como viuda de un hombre que intentó divorciarse de ella en 1912.

Primera plana del periódico El Nacional, con fecha mayo de 1953, en la que da cuenta de la aprobación del derecho a las mujeres para votar y ser votadas. AGN.

Los restos mortales de Elvia Carrillo Puerto fueron trasladados a la ciudad de Mérida, al Cementerio General, para reposar en la Rotonda de los Socialistas Ilustres junto a sus hermanos Felipe, Edesio, Benjamín y Wilfrido. Las notas de prensa del Diario de Yucatán registran el retorno de Elvia Carrillo Puerto a su tierra.

Carta que dirigió la Sra. Adelina Carrillo, hermana menor de Elvia, al presidente Díaz Ordaz, solicitándole su apoyo para trasladar los restos mortales de Elvia Carrillo Puerto a su tierra natal, donde quedaron sepultados. Fotografía de Dulce María Sauri. AGN.

AEROPUERTO – A la edad de 84 años y después de prolongada dolencia, anteayer dejó de existir en la capital de la República, donde residía desde hace largos años, la señora Elvia Carrillo Puerto viuda de Pérez, quien actuó en la política local durante la administración de su hermano Felipe, siendo la primera diputada al Congreso del Estado y posteriormente desempeñó varios puestos federales. El cadáver fue traído anoche a esta ciudad en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, cedido por el presidente Gustavo Díaz Ordaz. Llegó a las 20:45. Vinieron en el mismo aparato el hijo de la extinta, Marcial Pérez Carrillo; su hermano Gualberto, Ruth Carrillo viuda de Cervera y sus nietos los esposos Miguel Chaparro y Elvia Pérez de Chaparro.

En la misma edición del Diario de Yucatán se reportó:

En una carroza de la Funeraria Poveda fue trasladado el cadáver de la señora Carrillo viuda de Pérez a la residencia de sus hermanos Juan Triay Esperón y Angelina Carrillo Puerto, número 440 de la calle 56, donde se efectuó el velatorio. El sepelio ha sido dispuesto para hoy a las 11 a.m.; el cortejo partirá de la misma residencia y la inhumación se efectuará en el Cementerio General. Los deudos han estado recibiendo las condolencias de sus amistades, a las que unimos la nuestra.

La hermana menor de Elvia, Angelina, había acudido al presidente de la república solicitando su apoyo para el traslado de los restos de su hermana hasta Mérida. En su carta de agradecimiento al Lic. Díaz Ordaz, Angelina le informa del homenaje organizado por el gobierno de Yucatán, “al haber sido una de las primeras mujeres de la República que lucharon por la igualdad de los Derechos Civiles de la mujer” (83).

Los restos de Elvia Carrillo Puerto fueron depositados en la Rotonda de los Socialistas Ilustres, en el panteón municipal de Mérida, en donde se preservan desde entonces.

Violencia política contra Elvia Carrillo Puerto fue la persecución incansable de la que fue objeto, que la privó incluso de su fuente de ingresos al ser despedida del modesto trabajo de estadígrafa en la secretaría de Agricultura. Violencia política fue el menosprecio de sus causas; ser discriminada como candidata, habiendo ganado la elección, en razón de su género. Violencia fue otorgarle el reconocimiento de Revolucionaria de 1910, sin brindarle la pensión correspondiente. Violencia fue el silencio que rodeó su memoria por muchos años.

Billete de mil pesos con efigie conmemorativa de Carmen Serdán, Hermila Galindo y Francisco I. Madero.

Tumba donde reposan los restos de Elvia Carrillo Puerto, en la Rotonda de los Socialistas Ilustres en el Panteón General de Mérida.

 

________________________________________

 

80 Era la primera pregunta formulada en la Convocatoria del I Congreso Feminista de enero de 1916: “Este Congreso discutirá y resolverá los temas siguientes: 1. ¿Cuáles son los medios sociales que deben emplearse para manumitir a la mujer del yugo de las tradiciones? 2.-“El primer Congreso Feminista de Yucatán, La Convocatoria. El primer Congreso Feminista de Yucatán. Anales de esta memorable asamblea. Talleres Tipográficos del “Ateneo Peninsular”. Mérida, Yucatán, México, 1916. pp. 31-32.

81 Acta de defunción de Elvia Carrillo Puerto. Juzgado Libro 3, Acta 67, 1965. Oficina Central del Registro Civil del Distrito Federal, a 14 de abril 2015.

82 Diario de Yucatán número 14350, martes 20 de abril 1965.

83 Carta de la Sra. Angelina Carrillo Puerto de Triay dirigida al presidente de la república, Gustavo Díaz Ordaz, abril 21, 1965. Archivo General de la Nación, Fondo Presidentes, Gustavo Díaz Ordaz.

Dulce María Sauri Riancho

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.