El Reencuentro de los ‘Green Grocers’

By on enero 2, 2015

El sábado 27 de diciembre, en el teatro Armando Manzanero, se rindió honor a una leyenda viva del rock yucateco: Eric Flota Polanco, héroe de mil batallas que se vio arropado por varios amigos, entre los que estuvieron Rubén González, David Carrillo y Luis Pérez, miembros fundadores de ‘Green Grocers’.

Conocí a esta banda en una tocada realizada en el Colegio Rogers a la que entré de colado, en diciembre de 1981. Lo hice porque un conocido me había recomendado a ‘unos chavos que tocaron bien padrote en una fiesta en casa de Ligia Cámara’. Para ese tiempo ya había escuchado a Mike Manzur en concierto, y andaba ansioso por encontrar a nuevos músicos capaces de sacarle la entraña al rock que interpretaban.

Me encanto su actuación y decidí seguirles la pista. Lamentablemente, me perdí otra actuación realizada en la Facultad de Ingeniería Química, pero me desquité con otras dos: una en el CUM y la otra en Escuderos de Colón, ambas en 1982. Los recuerdo tocando ‘El Parto de la Tortuga’, composición original de su amigo Kike Novelo y, claro, varios covers de grandes grupos internacionales como Scorpions (‘No One Like You’ con los solos iniciales de guitarra idénticos al original), Deep Purple (‘Smoke on the Water’, versión “Made in Japan”), y Dio (con el respaldo de William Alvarado en las teclas).

De aquella formación original integrada por el ‘Pelos’ González, ‘el ‘Puff’ Carrillo y el ‘Canito’ Pérez, aún pude ver una última actuación en el Poliforum Zamná, donde llegaron a bordo de una limosina, ante el delirio de sus fans.

También pude ver alguna actuación ya con Micky Piña en batería y, después, con otro de mis ídolos: Luis ‘Foco’ Rodríguez, en aquel inolvidable concierto en el ‘Club de Leones’, organizado por integrantes del programa ‘Club Amigos del Rock’, con el apoyo del Lic. Alejandro Domínguez.

Fue la última vez que los vi tocar en vivo como ‘Green Grocers’, pero no en sus facetas individuales, ya que después conviví mucho con Canito tanto por su paso con ‘Marca Registrada’ como con ‘Back In Time’, así como en algún otro proyecto junto a Fito Correa, a quienes me encontré  en algunas fiestas privadas tocando juntos.

Recuerdo que una noche, mientras cenaba en el ‘Smoking Club’, vi frenar un carro descapotado, en el cual una bella chica vestida de novia vio bajar saltando a su marido que iba en busca de cigarros. Aquel flamante personaje vestido de frac era Canito quien al verme me saludó afectuosamente diciéndome: ‘Ricardo Pat, me acabo de casar’.

Con el ‘Puff’ mi amistad inició a finales de los 80’s, cuando era miembro de ‘Sistema Dolby’, donde tocaba el bajo y compartía escenario con Rubén González (recién regresado del DF, donde estudió psicología), Goyo Brito (en guitarra) y su hermano José en teclados. Pude comprobar que su calidad técnica como músico solo era superada por su amabilidad y buena vibra. Lo describiría como un ser humano excepcional.

Con Rubén la amistad fue mucho más profunda, nos conocimos formalmente en el añorado programa de radio ‘Club Amigos del Rock’, un nombre que él sugirió en sustitución del original ‘Club Disco Amigos de tus Panteras’. La simpatía fue mutua pues, más allá de los gustos musicales, nos identificamos por nuestro interés en el humorismo. Al pasar los años compartimos diversos proyectos. Tratamos de escribir una Ópera Rock, incluso realizamos algunos ensayos, pero la cosa no cuajó. Después fue integrante de los realizadores del programa de TV Metalmorfosis, y colaborador destacadísimo de ‘Radio Fantasía’ (Sistema Rasa), donde se encargaba de dar voz a más de 12 personajes distintos.

En el 2007, tras mi salida de la ‘Fuente del Poder’, formé el grupo de heavy ‘Darshan’, al lado de Jorge Pech Harris (ex ‘Diamantes Líquidos’) y Arturo Castañeda, invitando al ‘Pelos’ a sumarse, cosa que hizo con tal entusiasmo, que incluso grabamos un demo de 4 temas y participamos en varias tocadas. Más adelante, el grupo cambió su nombre a ‘Metalmorfosis’ y todavía Rubén alcanzó a estar con nosotros en algunos shows.

Hace un par de años, quizá menos, me enteré que Rubén estaba participando en unas exquisitas sesiones musicales en casa de Mario Molina, un gran guitarrista y todo un caballero. Eran una nueva versión de las ‘Ratas del Sótano’, con Alejandro ‘Chino’ Vales en bajo y voz, Víctor Carrillo (voz y guitarra), Rubén en batería y ocasionalmente David ‘Puff’ Carrillo, quien viajaba desde Cancún para acompañarlos con los teclados.

En la primera oportunidad asistí a escucharlos tocar temas de Rush, Kansas, Styx, Deep Purple, The Eagles, The Police, Van Halen, Bon Jovi, Def Leppard y muchos más. La fortuna me permitió participar con ellos en jams cantando temas de Led Zeppelin, McCartney, Purple, The Beatles. Soy muy afortunado al poder disfrutar de la compañía de músicos de ese nivel y sentir su amistad y afecto.

Hace unos cinco meses iniciamos la preproducción de la ‘Gran Fiesta del Rock Yucateco’ e inicialmente queríamos contar con las ‘Ratas del Sótano’, pero tanto Mario como el ‘Chino’ tenían viajes ya programados. Rubén fue el único que se sumó para tocar con ‘Antología Rock Band’ como invitado en un collage de temas de Zeppelin. También invitamos a Marco Rodríguez y Canito, para que vinieran a Yucatán y participaran en el concierto como invitados muy especiales. Dos semanas antes de la fecha agendada nos confirmaron su asistencia y eso abrió la posibilidad de contar con los ‘Green Grocers’, a pesar de que David también radica en Quintana Roo.

Los carteles y demás propaganda ya estaba impresa cuando tanto Rubén como William me confirmaron que el ‘Puff’ también quería estar en el homenaje a Eric Flota. Ahora todo era cuestión de decidir cómo acomodar las piezas para dar espacio a un reencuentro hasta entonces no planeado.

Concientes tanto el productor del evento, Carlos Vivas Robertos, como el que esto escribe del riesgo que se corría al ampliar un programa diseñado para una hora con 45 minutos, decidimos incluir la actuación de este trío con dos temas.

El ‘Puff’ me llamó desde Cancún para comunicarme que también Micky Piña quería estar presente y acordamos que él tocara en un tema y Rubén en el otro. Dos días antes, Micky se lesionó la espalda, o algo así. Ante esto, se definió que los temas a tocar serían ‘The Letter’, como un tributo a Joe Cocker (recientemente fallecido) y ‘El Parto de la Tortuga’, lo que fue descartado ante la imposibilidad de ensayarla antes del evento.

Al final, ‘Smoke on the Water’ fue la versión elegida para cerrar, y el optimismo comenzó a reinar pues Marco Rodríguez los respaldaría con los teclados.

El sábado 27 los ‘cancunenses yucatecos’ llegaron a Mérida para reencontrarse con el ‘Pelos’ en el teatro Armando Manzanero. Tras los fraternos abrazos de bienvenida en el lobby del local, invité a ‘Puff’, Canito y Marco a dirigirnos al escenario. Grité: ‘Rubén, aquí te traigo a unos amigos’. Fue un reencuentro muy emotivo. Surgieron las mismas bromas que intercambiaban en sus ensayos 33 años atrás, la magia de su banda se transmitió claramente desde ese momento.

Apenas tuvieron tiempo de ensayar las canciones elegidas, pero no era necesario más. Fue evidente que el clic entre ellos se había dado de inmediato. La mayor parte de esa histórica sesión me la perdí inmerso en toda la locura que implica dirigir a más de 20 músicos, el staff y todos los detalles finales de un evento de esa magnitud. Pero no estaba dispuesto a perderme su show…

Tomé mi cámara y salí a disfrutar de esas dos canciones. Me encantó la conexión instantánea con la audiencia. Sin importar si los conocían o no, aquella era una súper banda y lo estaba demostrando de manera genial a través del carisma de cada uno de sus integrantes con el valor agregado de contar con un consagrado como el maestro Rodríguez, que con su teclado calcó el solo final del gran clásico de Deep Purple.

Fue como si nunca hubieran dejado de tocar juntos, era esa misma esencia, esa misma calidad. El aplauso del público y la exigencia de un tercer tema que no fue posible otorgar, dejaron muy claro el efecto que los ‘Tres Mosqueteros Rockers’ habían causado.

Los ‘Green Grocers’ tocando juntos 33 años después fue uno de los momentos realmente especiales de esta fiesta que desplegó talento a raudales.

Al final, el destino vino a premiar mi lealtad como fan. El hecho de salir del sur profundo de Mérida para ir hasta el norte a verlos tocar, el manifestarles personalmente mi admiración… no sé, pero poder cantar ‘Hoochie Coochie Man’ de Muddy Waters rodeado de mis ídolos fue sin duda alguna especie de retribución que el Dios del Rock tuvo a bien otorgarme. Miguel Barrera (bajo) y Marco Rodríguez (teclados), ambos ex miembros de Stratus, Jorge Cervera en batería (ex colega en Fuente del Poder), David ‘Puff’ Carrillo y Canito Pérez en guitarra, y el homenajeado Eric Flota en lira y armónica… ¿qué más puedo pedir?

 

Ricardo Pat

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste