El Profesor ha muerto

By on enero 23, 2020

Neil Peart

(1952 – 2020)

La noticia se dio a conocer unos días después, corriendo como pólvora, llenándonos con una mezcla de asombro, pena y dolor: el Profesor, der Trommler, el inigualable baterista canadiense Neil Peart falleció el 7 de enero, después de batallar durante tres años y medio con cáncer cerebral.

Con él murieron los sueños de muchos de nosotros de volvernos a encontrar en los escenarios con Neil, Geddy y Alex, los tres compadres, los tres chiflados, los tres virtuosos que ensamblaron una de las bandas más excelsas en la historia del Rock: Rush.

Cuando Rush anunció al mundo, en 2018, que ya no saldría más en gira, nos fue difícil aceptarlo. Nos preguntamos cuáles serían los motivos detrás de esa decisión. El mismo Neil, en diciembre del 2015, había indicado que no tocaría más la batería, que se había sentido muy adolorido durante su última gira.

Ahora sabemos que su salud ya estaba en decadencia, y que se dedicó a cuidar de él y de los suyos hasta su último aliento porque, además de gran músico y compositor de letras de canciones, Neil Peart era padre y esposo, primero de Selena (que falleció a los 19 años en un accidente automovilístico) y de Jackie (que falleció de cáncer diez meses después de su hija), y en sus últimos días de Olivia, la hija que tuvo con Carrie.

Me enteré de la manera más infausta posible: completamente de sorpresa, en el trabajo, cuando intentaba buscar información para un asunto que no podría estar más apartado del tipo de noticia que apareció en mi monitor. Me derrumbé en mi silla mientras mis ojos se adherían a la pantalla, pretendiendo ignorar lo que estaba viendo. Físicamente, mi pulso se aceleró y las lágrimas acudieron a mis ojos, como lo hacen ahora que recuerdo el impacto que me causó. El Profesor se había ido para siempre.

“Con corazones en pedazos y la más profunda tristeza compartimos con ustedes la terrible noticia de que el martes nuestro amigo, hermano del alma y compañero en la banda durante más de 45 años, Neil, ha perdido su increíblemente bravía batalla de tres años y medio contra el cáncer cerebral (Glioblastoma). Pedimos a todos los amigos, los fanáticos y a los medios que comprensivamente respeten la necesidad de privacidad y paz de la familia en este extremadamente doloroso y difícil momento. Aquellos que deseen expresar sus condolencias pueden elegir un grupo de investigación del cáncer o una institución de beneficencia para hacer una donación a nombre de Neil.”

Este fue el mensaje oficial de Rush ante la pérdida de quien era parte de su familia, a quien vieron levantarse del amargo trance que vivió cuando perdió a su hija y a su esposa, viéndolo convertirse en una leyenda detrás de la batería, el cerebro detrás de las letras de las canciones de la banda desde 1974, y cronista de su época a través de varios libros introspectivos, fruto de sus travesías en moto a todo lo largo de Norte y Centroamérica.

Me parece una cruel broma del Destino que uno de mis héroes musicales falleciera el mismo día que arribé a su país a trabajar. Por otro lado, me será imposible olvidar la efeméride.

Si bien Neil Peart ya no nos acompaña físicamente, desde hace tiempo, y hasta que lo volvamos a ver, nos acompañará en la música de Rush, en sus letras llenas de fantasía, ideas, historias, ciencia, sentimientos…

Lo recordaremos siempre que lo veamos en algún video, o escuchemos alguna de las canciones de la banda porque, como todos los inmortales, se ha mudado a los recuerdos de muchos de nosotros, y de las generaciones venideras que aprecien su obra, para vivir eternamente.

Neil Peart, el Profesor, der Trommler, ha montado su motocicleta celestial y se ha adelantado en el camino que recorreremos todos algún día.

Descanse en paz.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.