El coaching deportivo

By on diciembre 1, 2022

Salud

Cada vez más deportistas acuden al coaching deportivo como una herramienta para incorporar el entrenamiento o desarrollo psicoemocional a su rutina física, técnica y táctica.

El coaching deportivo se centra en el desarrollo de la persona y en el potencial que tienen para encontrar sus propias soluciones y respuestas, siendo una herramienta que puede ser aprovechada por deportistas de todo nivel.

Algunos de los aspectos a trabajar son: hacerse responsable de sus resultados, reconocer sus logros, identificar los errores como oportunidad de aprendizaje, o ser capaces de enfocarse en lo que está bajo su control, entre otros. Todo esto en beneficio de un desarrollo hacia el alto desempeño, sostenible en el tiempo, y que aporte bienestar a la vida del deportista.

Este proceso brinda al deportista la oportunidad de potenciar su talento deportivo, aprovechando los recursos con que cuenta, desarrollando las habilidades que requiera para encaminar su rendimiento hacia un nivel óptimo, apoyado en un plan de acción que le permitirá alcanzar los objetivos desafiantes y realistas que se proponga.

Para mejorar continuamente su desempeño, incorporan técnicas para el equilibrio personal de forma sistémica y una serie de protocolos en las etapas previas, durante y posteriores a la competencia para así aprovechar al máximo el aprendizaje en cada instancia.

La duración del trabajo del coach depende del tipo de acompañamiento que requiera el deportista, pero por lo general sobre bloques de 4 a 6 sesiones que pueden llegar a extenderse por varios meses, de forma semanal o mensual.

Catherine Medranda Flor, coach certificada ACC ICF, explicó a Diario del Sureste que el coaching deportivo acompaña al desarrollo de equipos y deportistas, indistintamente del deporte que se practique,  tomando en cuenta que el conocimiento que pueda tener el coach en el deporte de su cliente siempre sumará a la fluidez de la comunicación y a la comprensión de los diferentes retos que puedan presentarse para el deportista como parte del proceso. Esto permitirá el diseño de un plan de acción de mejoras que el deportista podrá aplicar en diferentes situaciones a las que se enfrente.

Cuestionada sobre cómo se plantea el coaching deportivo y con qué herramientas trabaja, señaló que el trabajo parte de un enfoque integral: desde la exploración inicial se reconoce a la persona antes que al deportista, fomentando el autoconocimiento a través de diferentes herramientas. Luego se trabaja el reconocimiento de la situación real actual y la definición de los objetivos a alcanzar utilizando herramientas como la línea de tiempo y definición de objetivos.

Comentó que el deportista diseña un plan de acción flexible personalizado a su condición, capacidades y aspiraciones, siendo importante que dicho plan esté respaldado por un cronograma y métricas que le permitan valorar su avance en todo momento.

Finalizó señalando que durante todo el proceso es importante mantener la autoevaluación para recoger los avances y, a partir de la consciencia de sus logros y fallas, una retroalimentación que le permita al deportista realizar ajustes a su plan.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.