Efectos de la Pandemia en la Psique

By on mayo 13, 2021

“La pandemia de angustia mental que aflige nuestra época

no puede entenderse ni curarse adecuadamente si se considera

 un problema privado que sufren personas dañadas”.

Mark Fisher

Aída López Sosa

En el año de 1973, el psiquiatra William WK Zung (1929-1992), de la Universidad de Duke, planteó un cuestionamiento para comprender los desequilibrios afectivos, debido a que la palabra Depresión, se utilizaba para referirse a un tono emocional subjetivo de breve duración; a una disposición de ánimo de estado sostenido y prolongado; a una emoción en la que intervienen factores fisiológicos visibles; así como a un desequilibrio de la personalidad con síntomas característicos. Entonces ¿cuándo se vuelve anormal la depresión? Considero importante hacer una diferenciación para no etiquetar de depresiva a cualquier persona que esté pasando el trance.

Las causas de la depresión pueden ser influencias genéticas, factores bioquímicos y fuerzas psicosociales. Una manera práctica de clasificar la depresión en normal o patológica es si el individuo tiene capacidad de manejarla o se vuelve incontrolable e incapacitante y entonces necesita ayuda de un profesional. Los afortunados encuentran un lugar seguro en su interior para refugiarse en lo que pasa la tormenta, ese pedacito de cielo que los hace flotar encima de las desavenencias; otros viven el mismo infierno dantesco.

El tema de la depresión -enfermedad del siglo XXI- en el curso de la pandemia es de interés para las ciencias humanas: psicólogos, médicos, científicos y sociólogos, desde sus perspectivas, están observando el gran laboratorio en que se han convertido los hogares tras el confinamiento, donde los desórdenes orgánicos se están manifestando a través de conductas desadaptadas.

¿Cómo echarle ganas cuando la depresión te despoja de ellas? La apatía es una de las manifestaciones que imposibilitan a la persona a actuar en medio de ese bosque de tinieblas. Estar “depre” no es cosa menor cuando se pierde la racionalidad, existe una distorsión de la realidad, se apodera de nuestro sueño en largas noches de insomnio; y nuestra personalidad se ve fragmentada, con ideas suicidas u homicidas.

La socióloga francoisraelí Eva Illouz, profesora en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París y de la Universidad Hebrea de Jerusalén, hace hincapié en la importancia de la esfera pública para sobrellevar la intimidad del hogar -esfera privada y doméstica-, la cual se vuelve opresiva sin la convivencia laboral y social. Las casa es el lugar al que volvemos después de trabajar o convivir con los amigos fuera de los confines del hogar, no para vivir 24/7, resultado del encierro impuesto que ha eclipsado tal posibilidad, convirtiendo el espacio en un war room, sin estar equipado para ello.

Por otra parte, el sociólogo, médico y profesor de Ciencias Sociales en la Universidad de Yale, Nicholas Christakis -quien considera que los virus no son solo un fenómeno biológico, sino también social-, augura una época de desenfreno sexual y derroche económico pospandemia alrededor de 2024 como no ha registrado la historia desde hace 2000 años. Al término hay una fiesta para redimir el dolor de las pérdidas familiares, laborales y de estilo de vida.

Estamos al final del principio. Todos esperamos ver la luz al final del túnel como cuando Dante y Virgilio, después de recorrer las atrocidades de los nueve círculos infernales, salen y se maravillan del estrellado cielo nocturno.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.