Diferencia entre grillo y saltamontes

By on enero 7, 2022

Los saltamontes, grillos, chapulines y langostas (Orden Orthoptera) son un grupo de insectos muy famosos por el chirriar que producen con sus cuerpos y porque muchas especies son importantes plagas agrícolas. Su nombre científico deriva del griego orthos, y pteron alas, es decir “alas rectas”.

Viven en una gran cantidad de hábitats, incluyendo cuevas, varios ambientes acuáticos e inclusive glaciares; sin embargo, son mucho más abundantes en los pastizales. Algunas especies son criptozoicas, esto es, viven en el humus o bajo piedras y troncos caídos.

Existen alrededor de 13 mil especies descritas a nivel mundial, la mayoría tropicales, pero distribuidas por todo el planeta. En Norteamérica se encuentran mil 800 especies, mientras que en México existen aproximadamente 920 especies pertenecientes a 274 géneros (Barrientos-Lozano, 2004; Gillot, 1995). Los grillos son verdes o blancos. Pueden vivir en el suelo, en árboles o en arbustos, donde se alimentan principalmente de pulgones y hormigas. El aspecto más distintivo de los grillos es su canto.

Son de cuerpo pequeño, de menos de cinco centímetros, pero algunos alcanzan los doce centímetros de largo. El cuerpo está dividido en tres partes: cabeza, tórax y abdomen. En la cabeza se encuentran las antenas, ojos generalmente grandes y el aparato bucal tipo masticador. Del tórax salen dos pares de alas, las delanteras están engrosadas y sirven como cubierta de las alas traseras, las cuales son delgadas, membranosas y se repliegan hacia atrás cuando no se usan. Sin embargo, muchas especies tienen alas reducidas o ausentes.

Tienen también tres pares de patas. El par frontal y medio son de tamaño mediano y en ocasiones tienen espinas, mientras que las patas posteriores son mucho más grandes y están adaptadas para dar grandes saltos. El abdomen es cilíndrico y en él se encuentran los órganos sexuales.

La mayoría, incluidos los saltamontes y los grillos, son herbívoros. Los ortópteros varían en tamaño desde aproximadamente un cuarto de pulgada de largo hasta casi un pie. Algunos, como las langostas, son plagas que pueden destruir los cultivos en minutos. Las plagas de langostas se incluyeron en las 10 plagas descritas en el libro bíblico del Éxodo. Otros, como los grillos, son inofensivos y se consideran signos de buena suerte.

El grillo es pequeño, de los gríllidos (Gryllidae), una familia de los ortópteros dentro del suborden Ensifera. La langosta es como el saltamontes con alas largas, pero van juntos, son caníbales y se comen todo a su paso.

Hay especies de hábitos tanto diurnos como nocturnos. Son insectos principalmente herbívoros, alimentándose de las hojas, tallos y flores de las plantas, aunque también hay especies depredadoras que se alimentan de otros insectos.

Normalmente son solitarios pero, bajo determinadas condiciones, algunas especies pueden hacerse gregarias y convertirse en importantes plagas agrícolas. Por ejemplo, la plaga que aparece mencionada en la Biblia, Schistocerca gregaria, puede hacerse tan abundante que oscurece el suelo y el cielo cuando migran a otros lugares y se alimentan de las plantas que encuentran a su paso.

El sonido que caracteriza a estos insectos, denominado “estridulación”, lo producen los machos para atraer a las hembras, ya sea frotando sus alas entre sí o frotando las patas traseras con las alas posteriores. Algunas canciones de cricket están destinadas a atraer parejas, mientras que otras están diseñadas para advertir a otros machos. Tanto los grillos machos como las hembras tienen un oído sensible. Cuanto más cálido es el clima, más rápido chirrían los grillos. De hecho, el grillo del árbol nevado es tan sensible a la temperatura que a menudo se lo llama «grillo termómetro». Puede calcular la temperatura exacta Fahrenheit contando el número de chirridos en 15 segundos y luego sumando 40 a esa cifra.

Los órganos de audición en los Ensifera se encuentran en la base de las patas anteriores, mientras que en los Caelifera se ubican en el primer segmento del abdomen.

En México se comen los chapulines desde tiempos prehispánicos y hasta la actualidad. Se hierven en agua con sal, y después se tuestan o fríen. Ya sean solos o preparados, los chapulines además de ser deliciosos proporcionan gran cantidad de proteínas y pocas grasas.

Los grillos y saltamontes se han convertido en famosos personajes de la radio, televisión, literatura y el cine. Por ejemplo, en México durante varios años se transmitieron por la radio las aventuras de Cri-Cri, el grillito cantor, mientras que en la novela clásica “Las Aventuras de Pinocho” el escritor italiano Carlo Collodi asigna a Pinocho un grillo parlante como su consciencia.

Dra. Carmen Báez Ruiz

drabaez1@hotmail.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.