Viaje Interior (IV)

By on noviembre 7, 2019

III

MUNDO DE ESPEJISMOS

 

El silencio de ayer,

las primeras promesas olvidadas,

la inquietud

que me siembra de dudas el íntimo paisaje,

esta tristeza clavada en mis tejidos,

la irreparable infancia ya cubierta de polvo,

el presente, el pasado,

todo este cansancio

que vengo acumulando sin quererlo,

tiene ahora un sabor de jugo fresco,

un acento agridulce que me agrada.

No me pesa en los hombros,

me hace sentir robusto.

Concede agilidad a mi esperanza.

(Acaso un espejismo

que viene a tenderme su celada).

Se me antoja el camino

despejado y abierto

y me interesa más

el fruto imaginario que apetezco

que la piedra afilada que hace sangrar

mis plantas.

No es madurez.

No es eso.

Es juego tentador

de fruta que se brinda;

es entrega engañosa

de un sueño mío, propio,

construido en mí mismo.

Escucho cerca, dentro,

una voz espesa de sonido,

poblada de imágenes seguras,

de ritmo golpeante,

haciéndose presente

en la quieta llanura de mi espera.

No resisto al engaño.

Me dispongo a entonar una canción

mía y de todos.

Juan Duch Colell

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste