Trastornos de Alimentación en Perros

By on marzo 27, 2015

trastorno1

Cuántas veces nos habremos llevado las manos a la cabeza ante la desesperación de ver que nuestro perro no come cuando tiene que comer, come muy rápido o siempre está comiendo.

Los trastornos de la alimentación en los perros pueden ser de diferentes tipos incluyendo el comer en exceso o la renuencia a comer. Las causas de los trastornos de la alimentación canina pueden ser difíciles de detectar. Sin embargo, estos problemas alimentarios podrían relacionarse con un problema emocional o una condición física subyacente.

Tipos de trastornos de la alimentación canina

Los trastornos de la alimentación canina pueden ser de varios tipos:

  • Comer en exceso – cuando el perro come más de lo que necesita
  • Falta de apetito – que puede ser un síntoma de un problema médico que va desde una infección a los tumores; los perros con problemas emocionales (ansiedad por separación o nerviosismo) también pueden comer menos
  • Pica – que significa que el perro come objetos que no son alimento; puede deberse a la curiosidad, pero puede también indicar aburrimiento
  • Ingestión de heces – puede ser causada por la curiosidad o el estrés
  • Ingestión rápida de los alimentos – resultando en problemas digestivos, y puede ser debido a estrés o el hecho de que el perro teme que puede perder la comida

Causas de los trastornos de la alimentación en los perros

Las causas de los trastornos de la alimentación en los perros pueden ser difíciles de detectar, pero pueden incluir:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Una enfermedad (por ejemplo, diabetes o problemas hormonales, que pueden causar comer en exceso)
  • Falta de ejercicio
  • Falta de estimulación mental

trastorno2

Síntomas de trastornos de la alimentación en los perros

  • Aumento o pérdida de peso
  • Problemas digestivos (vómitos, diarrea o estreñimiento)
  • Falta de interés en actividades
  • Depresión
  • Rasguñar, morder o masticar la piel (por aburrimiento o estrés)
  • Pérdida de cabello
  • Sed excesiva

Detección de trastornos de la alimentación en los perros

Los trastornos de la alimentación en los perros pueden detectarse monitoreando el comportamiento de su perro y tratando de encontrar la causa del trastorno alimentario.

El veterinario realizará una serie de pruebas que pueden determinar si el perro se ve afectado por una enfermedad.

Opciones de tratamiento para trastornos de la alimentación en los perros

Las opciones de tratamiento para trastornos de la alimentación en los perros pueden variar según las causas. Si el perro es afectado por un problema de salud, una vez que sea resuelto, el trastorno también puede desaparecer.

Recomendaciones para tratar los trastornos alimenticios en perros

  • Proporcione a su perro suficiente cantidad de ejercicio y estimulación mental
  • Determine horas durante el día para alimentar a su perro, y retire el alimento una vez terminado el tiempo estipulado para evitar la sobre alimentación
  • Alimente a cada perro por separado en caso de haber más de un perro en la misma casa

Si come demasiado rápido

Casi todos los perros comen con un ansia como si llevaran toda una vida sin haber ingerido ningún alimento. No mastican y parece como si se fuesen a atragantar o hacer una bola en el estómago que les pueda provocar una obstrucción intestinal. Esto puede ser peligroso, así que debemos tomarlo en serio y buscar soluciones.

  • Se le puede dar la comida en un plato más grande, la misma cantidad de alimento pero en un plato de mayor tamaño
  • Puede ponerle una pelota grande justo en el centro del plato, así tendrá la necesidad de ir apartándola para escoger la comida y lo hará más despacio, le llevará más tiempo
  • Lo más recurrido, o lo que solemos hacer muchas veces, es darle la comida en la mano; provocamos así en él la necesidad de esperar a que le demos la comida, pero esto puede caer en un mal hábito acostumbrando a que nuestro perro sólo coma de nuestra mano

 trastorno3

Come todo el día. Pica y pica.

Depende única y exclusivamente de nosotros, por lo que debemos ser muy observadores y marcar límites. Después de que haya comido le debemos retirar el plato. Si no ha comido mucho, intentaremos darle de comer después de unas horas. Una vez que observemos que sí come, le retiraremos el plato hasta la próxima vez que le toque comer. Debemos procurar que sus comidas sean constantes, a la misma hora.

Se niega a comer

Seguro que en algún momento ha dicho, “si no come ahora, ya comerá después”. Sí que es verdad que, en la mayoría de los casos, comen porque terminan teniendo hambre. Pero, ¿qué ocurre cuando se niegan a comer? Hay que buscar posibles causas, haciendo prioridades: cambio de casa, nuevo comedero, situaciones de estrés, etc. Si esto se da, lo mejor es llevarlo al veterinario para averiguar motivos ya que, en muchas ocasiones, la falta de apetito suele ser el primer síntoma de que algo no va bien.

En algunos casos, los trastornos de la alimentación pueden resolverse sin ningún tratamiento. Por ejemplo un cachorro que presenta pica puede dejar de comer basura u otros artículos no alimentarios una vez que se vuelve adulto y aprende a distinguir entre alimentos y otros artículos.

Sé un dueño responsable atendiendo y previniendo las enfermedades de tu compañero de vida.

Dra. Carmen Báez

Presidenta de El Muro Mérida A.C.

 

VIDEO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.