Transfer of Power, de Vince Flynn

By on febrero 8, 2019

Libros

Transfer of Power

La tercera aventura de Mitch Rapp, agente estadunidense antiterrorista que trabaja en las sombras y bajo el radar de las agencias oficiales, nos presenta un escenario que hemos visto ya en películas de acción: un asalto a la Casa Blanca con la intención de secuestrar o matar al Presidente de los Estados Unidos. Vince Flynn escribió en 1999 este escenario y, en honor a la verdad, quien jugó con esa posibilidad con anterioridad fue otro gran autor de obras de espionaje y contrainteligencia, alguien que estoy seguro alumbró la carrera de Flynn: el maestro Tom Clancy, en su obra Deuda de Honor (1994), el preámbulo a Órdenes Ejecutivas, en el que su héroe Jack Ryan asume la presidencia ante el fallecimiento de toda la plana mayor del gobierno durante un atentado al Capitolio estrellando un avión contra el edificio. Aún estaban lejos los días del 11 de septiembre del 2001.

El autor es pródigo en detalles acerca de los tejes manejes y juegos de poder en las alturas políticas, así como del código de honor entre militares, y mucho más entre los combatientes de las primeras líneas, hombres que no dudan en dar su vida por salvar a sus compañeros, o a sus compatriotas, cuando las situaciones así lo requieren.

De manera similar a Clancy, Flynn expone como la causal de este atentado a la codicia que guía a los políticos estadunidenses, que en eso son idénticos a los nuestros: un supuesto príncipe de Medio Oriente obtiene, por medio de una donación sustanciosa de dólares, la posibilidad de estrechar la mano del Presidente de los Estados Unidos. El príncipe en realidad es el terrorista más buscado por la agencia para la que trabaja Rapp, causante de la cicatriz que le corre por el rostro y que obtuvo durante su enfrentamiento previo (la aventura contada en el libro anterior de nombre Kill Shot y del que les hemos platicado antes), y ha desarrollado una red de cómplices que, sincronizados con él, acceden a la Casa Blanca cuando les da al señal, tomando rehenes y haciendo que el Presidente y su grupo se escondan en un cuarto de pánico.

Rapp se entera de los planes unos minutos antes de que todo lo que se desarrolla en la Casa Blanca suceda: acaba de atrapar con la ayuda de varios equipos élite de asalto al ideólogo del movimiento terrorista al que pertenece el príncipe. Al ser interrogado, el ideólogo revela el plan para tomar al Presidente, y la carrera contra el tiempo inicia.

Al darse a conocer el asalto al Capitolio, y ante el desconocimiento acerca de si el Presidente continúa vivo, el Vicepresidente asume el poder. Pero como quien toma sus decisiones es su Secretario, y éste tiene su propia agenda para encumbrar a su jefe y a sí mismo, deciden negociar con los terroristas, algo que jamás se había hecho, pues ha sido una de las políticas que han regido el gobierno. Los militares trinan contra el nuevo Presidente, pero no pueden ir contra él. ¿Cómo podrán entonces Mitch y sus superiores salvar a los rehenes, cuando los tienen maniatados políticamente, amenazados con ser relevados y acusados de traidores?

Como comentario final, me extraña que, a pesar de que muchos de los libros de Tom Clancy –que igual apelan y alaban el patriotismo estadunidense y el honor de sus fuerzas armadas– fueron traducidos al español, aún no existan traducciones de las obras de Vince Flynn. Puedo entender el sentimiento nacionalista de las casas editoriales que pudieran tener acceso a sus obras como motivación para no traducirlas: después de todo, los estadunidenses son severamente cuestionados cada vez que asumen su rol como policías mundiales. Sin embargo, me parece que pierden de vista que todo libro presenta valores a través de la actuación de sus personajes, lo que nos alentaría a aspirar a horizontes mejores al copiar los elementos positivos y, también, nos permitiría asomarnos a la forma de pensar de quienes –para bien o para mal– son nuestros vecinos.

El título del libro (Transfer of Power) alude a la ceremonia de transferencia del poder del Presidente al Vicepresidente de los Estados Unidos, que solo puede efectuarse en circunstancias muy específicas, siendo una de ellas la que presenta esta aventura. Vince Flynn ya estaba tomando vuelo con lo que escribía de su héroe Mitch Rapp, y como testigo de cuánto se estaba divirtiendo son las poco más de 640 páginas de que consta este tercer episodio. Escribiría varios libros más hasta que el cáncer de próstata se lo llevó, dejando a Mitch en manos de otro autor, Kyle Mills.

Pero aún faltan varias aventuras que espero relatarles, antes de comparar el estilo de uno con el otro. Sigue The Third Option en la lista, y ya les contaré al respecto.

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste