Tiempo

By on mayo 17, 2019

Tiempo_1

Imelda Meraz

Se termina un año que quedará plasmado en las entrañas de nuestras vidas. Un año que recordaremos hasta lo último de nuestra existencia… Tantos recuerdos vividos en nuestras mentes y nuestro corazón.

Ahora ese gran amor que vinieron a dejarnos nuestros angelitos de Dios es esparcido por todo el universo y afortunados somos por formar parte de ellos.

Un año difícil se va, pero empieza una vida nueva, un año nuevo…

Un corazón se está levantando poco a poco, una tristeza se va disipando…

Nuestros angelitos están aquí en todo nuestro ser, ellos no se van. Viven en nosotros cada día…

La vida sigue y tenemos que vivirla con todo el amor que Dios nos da por ellos.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.