Temporada de Carreras

By on septiembre 27, 2018

Perspectiva

Temporada de Carreras_1

“No te preocupes por ser mejor que tus contemporáneos o predecesores.

Intenta ser mejor que tú mismo.”  

William Faulkner

Hace muchos años, correr por las mañanas se volvió al mismo tiempo una terapia por medio de la cual exorcizaba mis demonios personales y una manera de regresar al deporte después de muchos años de descuidar mi condición física. Recuerdo con particular orgullo la manera en que fui incrementando distancia y tiempo de resistencia, y cómo mi entusiasmo y autoconfianza crecían con cada metro y minuto adicional que agregaba a esa rutina diaria, sin olvidar por un segundo la dosis de endorfinas que me recorría al finalizar. Al mismo tiempo, Dios me ofrecía todas las mañanas el espectáculo de la aparición del sol y el despertar de los xcaues en los árboles a lo largo de mi ruta. Así comencé a ser un runner.

El fenómeno cultural en que se han convertido los runners aumenta día a día. Seguramente ustedes, como yo, conocen a alguien que ha adquirido el hábito de correr, se afilió a un grupo de personas que comparten su misma inquietud y, en general, se observa feliz por esta conducta adquirida. A los runners no les importa desvelarse cada fin de semana, mientras recorren las distancias con las que se sienten cómodos (la mayoría en los 5 Km y 10 Km), acompañados por sus compañeros de equipo, y muchos admiramos a aquellos que se han fijado metas muy demandantes, como los medios maratones (21 Km), los maratones (42 Km) y los ultra maratones (100 Km).

Aquél que piense que no cuesta esfuerzo prepararse para una carrera, de la distancia que fuera, lo invito a levantarse antes de las 5 a.m. para recorrer las casi desiertas calles de nuestra ciudad, aprovechando así que el tráfico es mínimo y, por lo tanto, la calle nos pertenece. O, después de una jornada laboral, ponerse los tenis, ropa cómoda, y entonces correr por el parque, o las calles, o la instalación deportiva de su predilección.

A diferencia de aquellos días narrados en el primer párrafo, debo confesar que me cuesta mucho trabajo ahora levantarme a las 4:45 a.m. los días en que me he impuesto la obligación de correr, y que muchas veces mi cama resulta un imán por demás poderoso, llamándome cual sirena hacia el descanso, invitándome a olvidar el ejercicio a cambio de unos minutos más de sueño. Ah, los avatares de la vida moderna en la que las múltiples obligaciones y actividades contravienen nuestras mejores intenciones.

Las carreras a las que me refiero en el título de estas líneas no son las universitarias, disculpen ustedes, sino todas aquellas en las que me gusta participar durante este último trimestre del año, no solo porque contribuyen a crearme un mejor estado físico personal en preparación a los excesos alimenticios que acompañan el maratón Guadalupe – Reyes de fin de año, sino porque me permiten contribuir con causas con las que siento particular afinidad. Además, la verdad es que el sentimiento de satisfacción que deja completar el circuito, y recibir la medalla de participación como recuerdo, junto con la camiseta, ayudan a volver inolvidable el evento y la preparación previa.

Prácticamente cada fin de semana hay una carrera, en la ciudad o en el interior del estado, por diferentes motivos y causas, así que oportunidades de generar recuerdos e imponernos nuevas metas siempre están disponibles. Tan solo necesitamos decidirnos a dar el primer paso hacia una mejor vida, ¿no les parece?

Desde esta perspectiva, activarnos y hacer ejercicio es una de las mejores inversiones que podemos hacer por nuestra salud. Si tenemos la oportunidad de ayudar a una buena causa al participar en una carrera, estamos generando un beneficio doble.

Así pues, ¿nos vemos en un domingo próximo, temprano, listos para correr?

¡Allá nos vemos!

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.