Técnicas constructivas

By on agosto 26, 2021

José Juan Cervera

Los puentes de palabras impiden el paso a la experiencia palpable de los hechos.

El maestro de obra suma al dominio de su arte el regocijo de la construcción.

Los cimientos fuertes se hunden bajo la sombra de un techo acogedor.

La primera piedra para construir la Torre de Babel mereció un discurso muy aplaudido. Como suele ocurrir en estos casos, pocos pudieron descifrarlo.

Reciba encendidos elogios quien erigió muros elevados para aislar el miedo de todo lo que no pudo entender.

Ningún arquitecto del propio destino resiste la tentación de desviar sus proyectos hacia alguna obra que se edifique en sus cercanías.

Al perder su equilibrio, el rascacielos por fin pudo darse tiempo de visitar a un pariente lejano que habita a ras del suelo.

Con gusto y habilidad, la primera de cuatro paredes resultó áspera y la segunda irregular; la que sigue muestra fisuras y la restante es casi transparente. Sólo el piso, en su desnuda firmeza, invita a recostarse en él.

Toda casa chica reserva para sus inquilinos la cálida estrechez de una alcoba.

Ajusta tus andamios para elevar la cúpula de tus apetitos insatisfechos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.