Sudamérica, Un continente de espectacular belleza (II)

By on diciembre 5, 2019

Ciudad de Cuzco, en la parte andina de Perú.

II

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

América del Sur es tan variada y diferente hasta en las ciudades de una misma provincia. Me compartió mi tío Rafael Acosta –en la ciudad de Houston, Texas– sus experiencias de viaje. En la ciudad de Cuzco le ofrecieron un té antes de partir a Machu Pichu; lo rechazó. Durante el viaje por ferrocarril le empezó a faltar la respiración y un solícito servidor le dijo que tomara su té de coca para soportar la altura. A partir de la infusión de hojas de coca su viaje fue de más extraordinario.

La colorida ciudad de Cuzco se encuentra a unos 3300 metros de altura en la Cordillera de los Andes; un día fue la capital del poderoso Imperio Inca. Los españoles la conquistaron en el siglo XVI, aunque muchos restos incaicos se pueden encontrar en los alrededores de la ciudad. Cuzco es considerada la capital histórica del Perú.

Salar de Uyuni (Bolivia).

El Salar de Uyuni es otro de los lugares impares de la cordillera andina: es el llano de sal más grande del mundo, con una superficie de 10.582 km². Se encuentra en lo alto de la cordillera de los Andes. Existen aproximadamente once capas de sal, con espesores que varían entre menos de un metro y diez metros. La profundidad del salar es de 120 metros. En esta área podrás ver flamencos.

Sin dejar la parte andina, otro de los lugares más hermosos y emblemáticos es el lago Titicaca, considerado el lago más grande de América del Sur, que se extiende a lo largo de la frontera entre Bolivia y Perú. Es también el lago navegable más alto del mundo.

Se encuentra a una altitud de 4.000 metros. Hay 41 islas dentro del lago, muchas de las cuales están habitadas. Los nativos incluso «construyen» islas flotantes a partir de semillas pesadas. También hay 500 especies de vida acuática en el lago.

La selva amazónica (Brasil, Colombia, Perú).

Vienen a mi mente mis charlas con Taiguara Da Silva, un prestigiado pianista y compositor del Mato Grosso, en Brasil, con quien sostuve una grata amistad cultural y musical durante dos festivales “Boleros de Oro” en La Habana. Tuve el honor de ponerle letra a una de sus canciones, Anita, estrenada durante el Festival dedicado al compositor mexicano Vicente Garrido, en el Teatro Karl Marx de La Habana.

Con él platiqué sobre la Selva Amazónica como los pulmones de la Tierra, con sus ríos y bosques que son el hogar de unos 390 millones de árboles. Solía manifestar su inconformidad por los taladores y un gobierno indiferente ante esa selva tropical, la más grande y también el ecosistema más biológicamente diverso del mundo. Alrededor del 60% de la superficie total de la selva tropical se localiza en Brasil, con trozos considerables en Perú y Colombia.

Desde aquí mi recuerdo grato y fraterno a este compositor brasileño de voz cálida y suave, acompañado del virtuosismo de sus manos al tacto del piano, que en su plano astral escuchará las notas de sus partituras que se siguen tocando. Mi reconocimiento al Gobierno Cubano, que le dio acogida física y moral por una enfermedad invasiva. La UNRAC intercedió hasta su día final, proporcionándole la terapéutica necesaria, como un acto de humanidad.

Parque Nacional Torres del Paine (Chile).

En la Patagonia chilena, el Parque Nacional Torres del Paine es uno de los parques más grandes y bellos visitados de América del Sur. El lago azul brillante es una de sus atracciones principales, al igual que los tres picos de montaña que se ven al fondo. El parque es también el hogar de una especie de ciervo en peligro de extinción.

Desde luego que mencionaré sus grandes ciudades, como Santiago y Valparaíso, de gran tradición cultural. Anticipo mis saludos a la Bolerista Carmen Prieto, La Dama de la Canción Chilena, y al colectivo de mis compañeros de pluma en la revista cultural La Botella del Náufrago, que ahora pasan por un momento de inestabilidad política, como en la mayor parte del mundo, la parte cíclica de los países que reclaman mayor libertad y laicismo en su administración política.

El Parque nacional Torres del Paine cuenta con un territorio de 227.298 hectáreas, comprende la cordillera del Paine y su famoso macizo, que incluye las cumbres Paine Grande y sus conocidas torres que le otorgan su nombre. En su interior se encuentran una gran variedad de hitos geográficos naturales como valles, el río Paine, los lagos GreyPehoéNordenskjöld y Sarmiento, y los glaciares GreyPingoTyndall y Geikie, pertenecientes al Campo de Hielo Patagónico Sur. A partir de 1978, el área fue incorporada como reserva de la biosfera por la UNESCO.

Hasta el viernes próximo.

Abur.

Fuentes

https://es.wikipedia.org/wiki/Parque_nacional_Torres_del_Paine

Archivo AHGA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.