Secretos de alcoba

By on octubre 22, 2021

José Juan Cervera

El sueño funge como sala de visitas que cuelga en su decoración acciones desconcertantes y dichos enigmáticos.

Lo mismo da si la mujer de tus sueños o el príncipe azul hacen visita rápida para secuestrar tus anhelos.

En sueños lúcidos me acomodo junto a un lápiz a resolver crucigramas.

A veces el sueño conecta con viajes astrales en los que ni siquiera da tiempo de preparar el equipaje ni de lustrar los zapatos.

La interpretación de los sueños te hace más perspicaz, te convierte en erudito, te concede la gracia de ser atento con tus semejantes, aunque sea para confiarles tus cuitas.

Puede ocurrir también que un barco a la deriva encalle de improviso en un sueño agitado.

El arte de consultar con la almohada reserva dictados espléndidos en sesiones nocturnas.

Tu ángel custodio y tu diablo tutelar ocupan tus sueños para jugar al escondite y enseñarte a evadir atajos pretenciosos.

Para despertar recursos dormidos poco vale adelantar en el reloj horarios postizos.

Duerme tranquilo, que afuera el sueño de las estrellas lanza destellos de fraternidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.