Rómulo Rozo y el Monumento a la Patria – VIII

By on julio 2, 2020

VIII

RELACIÓN PLASTICA DEL RELIEVE INTERIOR DEL HEMICICLO, FACHADA NORTE DEL MONUMENTO A LA PATRIA. PARTIENDO EL CENTRO HACIA LA DERECHA DEL ESPECTADOR, SIMBOLIZA: EL ORIGEN, VIDA Y COSTUMBRES DE LOS MAYAS, ZAMNÁ, PRIMERA FAMILIA MESTIZA EN MÉXICO. DESCUBRIMIENTO Y CONQUISTA.

En el centro del monumento y en su parte cóncava se eleva la Ceiba sagrada de los mayas, el árbol de linaje de los Itzáes, la tribu más culta del continente indoamericano; este maravilloso árbol maternal nace de un símbolo de la tierra esculpido en la parte central inferior del relieve, según la fantasía de las tribus más artistas de México, figurando la tierra con una boca con dientes y un ojo abierto en la parte superior, simbolizando en la parte inferior el dios Chac (dios de la lluvia y la fecundidad), representado por una lengua cuyas volutas se abren hacia los lados y salen de la boca del dios; por las comisuras de la boca surgen las raíces fecundas de la Ceiba, que dentro de la filosofía oculta de los mayas es una mujer que da a luz una nueva raza y de cuyo vientre se eleva el árbol sagrado de la raza maya. Sobre un fondo espeso de follaje, la Ceiba muestra la savia, el corazón, la esencia del espíritu y el proceso ascendente del espíritu de la raza y de su cultura, a medida que se eleva hecho los renuevos de su cálida vida. Abre su copa frondosa en cuatro ramas que se elevan hacia el cielo, figurando los cuatro soberanos que movían el mundo maya en su origen, cada soberano tenía su Ceiba de un color, sus pavos, sus ríos, sus mariposas. Partiendo del centro a la derecha, la ceiba roja, la ceiba negra, a la izquierda la ceiba amarilla y la blanca, simbolizando las cuatro divinidades fecundantes de la vida maya y representan los cuatro puntos cardinales. En la parte superior del árbol hay cuatro mariposas que ostentan los cuatro colores sagrados. Estas mariposas suben al encuentro del dios que enciende el día, dios de los campos y de las mieles, nace de un astro, desciende a la tierra con la cabeza hacia abajo en medio de los cuatro elementos, porta en las manos el ánfora divina que contiene el líquido fecundante de la naturaleza maya.

1.- De la entraña ubérrima de la ceiba nace una humanidad maya que cultiva el espíritu; sentada a la derecha sobre las raíces de la ceiba con la pierna izquierda flexionada, suntuosamente ataviada, una joven doncella toca un caracol sostenido en ambas manos, del cual se elevan dos vírgulas sonoras, su cabeza luce artístico penacho de plumas y de cuentas.

2.- Sentada, una mujer madura toca un tuncul, cuyo sonido se eleva en espirales.

3.- En segundo término, de pie, un joven ricamente ataviado toca una ocarina de la cual se escapan los sonidos.

 4.- Joven músico que hace sonar una larga y decorativa sonaja de bambú, decorada en los extremos con cintas y cascabeles.

5.- Joven músico, ricamente ataviado, mueve en las manos dos decorativas maracas coronadas con flecos, el penacho del joven está decorado con un puercoespín, tiene un collar con un pectoral con el símbolo de la procreación.

6.- Músico suntuosamente vestido que toca con la boca un instrumento hecho de varias cañitas de “cañabrava”. Fastuoso penacho de plumas, cuentas y flores orna su cabeza. Pende de su cintura un mandil decorado con un sol de perfil; de las cañas del instrumento se escapan las espirales musicales.

7.- Joven músico que luce en la cabeza vistoso penacho de telas, plumas y frutos, con las manos sostiene una flauta que toca con la boca.

8.- Joven danzarina, india, mueve cimbreante su esbelto cuerpo desnudo simbolizando la danza silvestre. Hace flotar un listón en la parte superior del brazo derecho.

9.- Otra joven como la anterior mueve con el brazo en alto un listón simbolizando la danza pagana. Luce en el pecho un collar con un pectoral decorado con un dios del amor.

10.- Joven doncella que mueve tenuemente su cuerpo vestido de ricas telas, mueve en las manos oblicuamente un sistro, decora su cuello un collar del cual pende una pequeña ánfora simbolizando la danza religiosa.

11.- Grupo de dos jóvenes que soportan sobre los hombros fuerte caña de bambú, en donde está suspendido un venado muerto y un pescado, en segundo término, un indio que lleva un bulto a la espalda.

12.- Sentada bajo el venado una joven se amarra una sandalia. Delante de ella caminan dos cochinos de monte. En el grupo, el joven que va delante luce en la cabeza la máscara de un venado coronado de plumas y en la mano derecha un sistro también de plumas; el de la parte posterior lleva un abanico de plumas. Este grupo se distingue por su riqueza decorativa.

13.- Encima del pescado, y en segundo término, un joven con la cabeza baja lleva rico tocado.

14.- Adelante camina una mujer que sostiene sobre su cabeza y con las dos manos, un canasto lleno de los frutos que da la tierra.

15.- Una mujer que lleva en la cabeza un cántaro agarrado con las manos, con agua, el líquido vivificante de los mayas; estas dos mujeres decoran su cuello con ricos collares con pectorales simbólicos.

Cuando la tierra maya era un paraíso, aparecen en las costas de Yucatán los primeros hombres blancos barbados; uno de ellos que logró salvarse es don Gonzalo Guerrero.

16.- DON GONZALO GUERRERO – Ataviado a la usanza india, luce en su cabeza rico tocado que remata en abundante plumaje, su prestancia es heroica y apoya sus brazos en un arco. Convivió con los indios, amó a la tierra adoptiva como a su propia patria; educó y enseñó a los indios cosas muy útiles, entre ellas las artes de la guerra; los indios, en cambio a sus servicios, le dieron una esposa maya. Tuvieron varios hijos y en el relieve forman un grupo que simboliza la primera familia mestiza en México, ella lleva en la cabeza una jícara con nixtamal, lleva sobre su espalda un niño pequeño; y otro mayorcito, suspende en la mano derecha una escultura de un sacerdote sentado, símbolo del ensueño y de la raza.

17.- GRAN SACERDOTE ZAMNÁ – Señor supremo de los mayas ofrenda a una raza presentida un cetro de verduras que empuña en la mano izquierda, símbolo de los frutos que da la tierra, y en la derecha la estatua de un Chacmol (dios del fuego nuevo), símbolo del espíritu. Descubrió las virtudes de las plantas, entre ellas el sisal; con su sabiduría hizo la tierra más fecunda; elevó el arte y la cultura de su raza dejando escrita en piedra una historia deslumbrante espiritual de la época en que vivió. Fue un gran estadista, dictó leyes, dio el nombre tan poético a todas las ciudades, pueblos, y aldeas. Luce airosa corona de plumas atadas con un listón, peina larga cabellera, un doble collar de jade decora su cuello del cual pende un pectoral con un símbolo del dios de la sabiduría. Rico traje sacerdotal sobre su cuerpo y lleva lujoso calzado.

18.- GRAN ALMIRANTE CRISTÓBAL COLÓN – Nació en la ciudad de Génova, Italia en 1436. Gran almirante, después de enormes luchas, proyectos, esperas y angustias, contó con la ayuda de los Reyes Católicos y al frente de tres carabelas “La Santa María”, “La Niña” y “La Pinta”, se hizo a la mar el 3 de agosto de 1492, en el puerto de Palos de Moguer, y el 12 de octubre tocó la isla de Guanahaní que llamó San Salvador y realizó cuatro viajes. Murió pobre y olvidado en la Ciudad de Valladolid, España, el 20 de mayo de 1506. Tiene el cuerpo de frente y de perfil el rostro, empuña en la mano derecha el pendón de Castilla con la imagen de la inmaculada, viste a la usanza de los navegantes del Siglo XV, cubre su cabeza un gorro también de la época, calza zapatillas y tiene en la mano izquierda una brújula. Sobre el pecho tiene una medalla con la imagen de Isabel la Católica. Sobre su cabeza la carabela la “Santa María”.

19.- MARTÍN ALONZO PINZÓN – Nació este gran marino y excelente capitán en 1440 en el Puerto de Palos de Moguer. Formó parte de la primera expedición de don Cristóbal Colón. Vestido a la usanza de los navegantes del siglo XV. Empuña en ambas manos un remo. Sobre su cabeza la carabela “La Pinta”, de la cual fue capitán. Tiene el cuerpo de frente y el rostro de perfil. Toca su cabeza con un sombrero de una pluma.

20.-VICENTE YAÑEZ PINZÓN – Nació en 1442 en la Villa marítima de Palos de Moguer. Navegante de grandes cualidades. Tomó parte de la primera expedición al Nuevo Mundo, la cual encabezó Cristóbal Colón. Descubrió la desembocadura del Amazonas y llegó al Golfo de Paria. Murió en 1523. Viste como los anteriores, a la usanza de los antiguos navegantes. Está de espaldas y la cabeza de perfil. Toca su cabeza un sombrero antiguo con plumas. Empuña en la mano izquierda un remo. Sobre su cabeza, en forma de catún, la carabela “La Niña”, de la cual fue su capitán. Lleva un machete al cinto.

Rómulo Rozo

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.