Recuerdos de Mi Infancia: 1935 – 1938 Hopelchén y Dzibalchén, Campeche Mérida, Yucatán, México

By on agosto 13, 2016

Recuerdos_portada

CAPÍTULO 18

EL ATRIO DE LA IGLESIA DE DZIBALCHEN Y LAS FUNCIONES DE BOX DE ARTURO BARRERA ZAPATA

En el invierno, cuando el frío recrudecía por las noches, toda la chiquillería formaba una extensa rueda al lado del pequeño atrio de la iglesia, lugar que por esas mismas noches se llenaba del agradable aroma que despedían las blancas flores limonarias plantadas en todo aquel atrio; un atrio muchísimo más pequeño que el de Hopelchén, ya que sólo cubría la parte delantera de la iglesia que, chica también, no pasaba de más o menos cuarenta metros de longitud por veinticinco de ancho.

Era, como ya señalé, un atrio muy pequeño que se hallaba cerrado por una barda de material que no sobrepasaba el metro y medio de altura y que, por la parte interior, llevaba a todo su largo bancas construidas también de material en las que la gente solía formar grupos mientras esperaba la celebración de algún acto religioso, cuando esporádicamente los había.

Al lado de aquel atrio era donde solíamos reunirnos en las noches invernales, para dedicarnos al rudo deporte de los puños; pero no simplemente a arriarnos golpes a diestra y siniestra, sin ton ni son, sino en peleas que se hacían con guantes, más o menos profesionales, que facilitaba mi primo Arturo Barrera Zapata y con tiempos perfectamente medidos, como se hacían las peleas formales de que teníamos noticias a través de los periódicos.

Arturo era muy aficionado a todas aquellas cuestiones, así que era él mismo el que fungía como organizador, como mediador y como réferi; y como en aquel grupo de peleadores improvisados yo era uno de los más pequeños, por lógica, era también uno de los que más mal parados salían noche a noche en aquellos encuentros pugilísticos; pero no por eso dejaba de asistir a la siguiente sesión de boxeo.

Recuerdos_1

[Continuará la próxima semana…]

Raúl Emiliano Lara Baqueiro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste