Recordando a la APEY

By on marzo 26, 2020

Atisbando la Memoria

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

Los apuntes de José Juan Cervera, intelectual de buena cepa, nos invitan a escudriñar la memoria. Él es de los pocos intelectuales de generaciones posteriores a la nuestra que analiza la pobreza idiomática de la juventud actual.

Nosotros nos titulamos de Bachilleres en Ciencias a los 17 años, y de verdad fuimos una generación trascendente en todos los sentidos. La Asociación Periodística Estudiantil Yucateca dejó una huella en el periodismo estudiantil, en el cual quedó plasmado nuestro pensamiento, inconforme con algunas condiciones sociales.

Lo discutíamos en tribunas, sesiones de oratoria, e incluso imprimimos nuestro pensamiento universitario, sin temores y con la frente en alto.

Contamos con maestros que fueron ejemplo, como el Lic. Carlos Canto López. Cuando enfrentamos al gobierno del estado, al Lic. lo citó el Gobernador y le dio un ultimátum: “Tienes 24 horas para abrirme las puertas de la Universidad y es una orden como Jefe de la Policía que eres.”

Sin temor, nos lo comunicó en la rectoría diciéndonos: “Antes que policía, soy maestro universitario.” En su visita al Gobernador al siguiente día, le presentó su renuncia, tal cual nos comunicó.

Subsistimos, nos balacearon el edificio central, y triunfamos en nuestra posición de una universidad autónoma, que en ese momento no teníamos. Otro compañero nuestro posteriormente, cuando fue Gobernador, otorgó esa autonomía a la Universidad de Yucatán. Ese estudiante fue el Presidente del Círculo de Estudiantes Preparatorianos, Víctor Cervera Pacheco, de la hoy UADY.

Para tomar la estafeta que nos entrega José Juan, intentaré recordar a nuestros compañeros preparatorianos de mediados de los años cincuenta que coincidimos en la Universidad Nacional del Sureste, todos con la ilusión de escribir profesionalmente algún día, agradeciendo la confianza y amistad que nos brindaron maestros, periodistas consagrados y cronistas de la ciudad que cuidaron y dieron apoyo a esta generación de noveles escribidores de notas y poemas.

Falta relatar el trabajo periodístico profesional que estos jóvenes hicieron cuando el Diario del Sureste, por directores amigos de ellos, les abrió sus puertas. Esos directores incluyeron a Don Luis Peniche Vallado, Carlos Duarte Moreno, Clemente López Trujillo, Antonio Betancourt Pérez, Humberto Lara y Lara, y en especial el dramaturgo Wilberto Cantón, que fue guía y amigo revisando nuestros escritos y al darnos las dos páginas centrales del Diario para crear la “Página Universitaria”, compartida con todo el pueblo yucateco.

Posteriormente, bajo la dirección al frente del Diario del historiador y periodista Oswaldo Baqueiro López, se confió en dos períodos de su mandato el Suplemento CulturalDiálogo” al poeta y escritor Alfonso Hiram García Acosta. El taller de imprenta del Diario editó muchos libros a los fundadores de la APEY, ahora orgullosos escritores, todos ellos profesionistas de la actual Universidad Autónoma de Yucatán, de la que ostentamos títulos de Bachiller en Ciencias de la Universidad Nacional del Sureste cuando la dirigió el Dr. Eduardo Urzaiz Rodríguez, siendo posteriormente dirigida por el Lic. Francisco Repetto Milán

Como dato extra, el Instituto de Cultura de Yucatán, junto con el Gobierno del Estado y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, cada año otorgan la Medalla al Periodismo Cultural. Entre los recipiendarios se encuentran dos escritores profesionales, fundadores de la APEY: Juan José Morales Barbosa, prolífico escritor de ciencia y cultura y autor de libros que recibió la medalla en 2014, y a Alfonso Hiram García Acosta, en el año de 2016, ambos colaboradores de Diario del Sureste en su nueva época virtual, que en cuatro años ya prácticamente llegó al millón de lecturas.

Cabe destacar el contenido del libro Testimonios de la APEY, Una generación trascendente comprometida con Yucatán, y que sus mejores dirigentes y capitanes fueron dos reconocidos escritores, maestros y divulgadores de sus especialidades: el C. P. Luis Alvarado Alonzo, poeta laureado y mecenas pictórico que asumió la administración del Diario del Sureste en tres ocasiones, y el Maestro José Adonay Cetina Sierra, que firmaba sus artículos editoriales como JACS, autor de diversos libros sobre Yucatán que son consultados por su análisis histórico. Ambos fueron el pilar para la revisión de nuestros libros, modificaciones de estilo, además de mecenas literarios para muchos de nosotros a quienes desde la escuela secundaria nos movieron las letras, olimos el plomo de los linotipos, dibujamos nuestras portadas y presentamos en el Salón del Consejo Universitario nuestras ediciones literarias, como testimonio de amor a nuestra Alma Mater.

 

Hiram García firmando sus libros después de la presentación de la edición “Memoria Poética”, patrocinada por el Ateneo del Mayab A. C., en el salón del Consejo Universitario. Al fondo, el mural del maestro Manuel Lizama Salazar. Archivo AHGA.

Hiram García recibió la Medalla “Oswaldo Baqueiro López” 2016, por trayectoria en el Periodismo Cultural. En la gráfica lo acompañan la pintora Patricia García Campos, la artista Plástica Addy Victoria campos y, a la derecha, el Director de la Secretaría de Cultura y las Artes de Yucatán, Lic. Roger Metri. Archivo AHGA.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.