Perros “Tacita de té”

By on junio 21, 2019

tacita1

Un perro “tacita de té” puede ser de distintas razas, pero no debe superar nunca el peso de 1.80 kilogramos o medir más de 43 centímetros en su etapa adulta, aunque cabe resaltar que estas medidas no han sido estandarizadas ni reconocidas por las distintas organizaciones caninas.

Con la finalidad de lograr un perro del tamaño tacita de té, los criadores cruzan a los perros más pequeños de una camada con otros perros de tamaño pequeño, hasta que logran crías de un tamaño deseable para los clientes. La intención de los criadores al crear estos pequeños perros es llanamente económica; no obstante, eso conlleva distintos problemas en la salud de los perros, lo que nos hace profundizar en las razones por las cuales no es aconsejable o ético fomentar la compraventa de los perros “tacita de té”.

En ocasiones, los perros “taza de té” son confundidos con los perros «toy» o perros «de juguete», aunque es importante resaltar que los perros de tamaño enano superan el peso y la medida mencionada.

El aumento de la popularidad de los estos perros se debe principalmente a algunas celebridades, como es el caso de Paris Hilton. Ella mostraba alegremente perros (y hasta cerditos) que cabían en la palma de su mano o en pequeñas tazas de té. De ahí su nombre.

tacita2

Existen muchas razas de perros que pueden ser tacitas de té, pero solo explicaremos el caso del Chihuahua, así nos daremos una idea de la problemática que genera la producción y compra de estos.

Hay sólo dos tipos de chihuahua. El de pelo largo y el de pelo liso, también conocido como de pelo corto. Ellos varían considerablemente en tamaño, altura, peso y coloración. A pesar de estas variaciones, son todos considerados chihuahuas.

De diferente forma de cabezas, los chihuahuas pueden tener “cabeza de venado” o “cabeza de manzana”, pueden pesar de 2 a 10 libras y todavía ser chihuahua.

El chihuahua es ya el perro más pequeño del mundo, pero algunos criadores han tratado de empujarlo aún más, tratando de criarlos cada vez más pequeños. Los criadores han tratado de adjuntar un aire de rareza adicional a estos pequeños chihuahuas para elevar su precio.

tacita3

Para empezar, los chihuahuas son tan pequeños que tienen ciertos problemas de salud. Los problemas de salud de los perros “tacita de té” son principalmente debidos a las técnicas de cría selectiva que han surgido a raíz de la gran demanda de perros de este tipo por parte de los propietarios. Cuanto menor sea el perro, más difíciles de manejar son estas cuestiones.

Los “tacitas de té” tienen pechos y tráqueas vulnerables y, por lo tanto, diversos problemas respiratorios. Queman energía rápidamente, exponiéndolos al riesgo de deshidratación.

Los chihuahuas “tacita de té” son muy frágiles, y deben manejarse con extremo cuidado para evitar dañarlos o pisarlos accidentalmente.

Estos chihuahuas “tazas de té” son innegablemente lindos, pero también se deben considerar perros. Algunas personas pueden encontrar esto un concepto difícil de entender cuando se enfrentan con un diminuto perro, que es más algo decorativo que perruno.

El chihuahua “taza de té” tiene necesidades dietéticas específicas. Necesita ser alimentado con comidas pequeñas, ricas en nutrientes, y frecuentes para mantener su alto metabolismo y prevenir la hipoglucemia, a la que es propensa la raza. El problema es que muchas personas tienden a darles de comer de más.

Los chihuahuas son demasiado pequeños como para generar suficiente calor corporal para mantenerse calientes. Obviamente, mientras más pequeño es el perro, más pronunciado será esto.

Los perros de raza pura tienden a tener más problemas que sus homólogos sin pedigrí, más resistentes, que tienen un acervo genético más grande para aprovechar. Estos problemas sólo son exacerbados por los criadores sin escrúpulos que los crían con fines de lucro y no por el amor de la raza.

Además, existen muchos criadores que no tienen licencia ni las condiciones para reproducir perros en condiciones óptimas. Una vez que nacen, los cachorros se enfrentan a una posible desnutrición debido a las malas condiciones y, en algunos casos, para que parezcan aún más «taza de té» se venden de forma prematura, antes de las ocho semanas, tiempo que deberían estar aún con su madre.

Todo ello provoca problemas graves de socialización y aprendizaje, por no hablar de problemas de salud que hacen que muchos perros mueran antes incluso de ser vendidos.

tacita4

Se debe tener en cuenta que las ventas on-line de estos perros no demuestran una garantía certera de su procedencia ya que, en la mayoría de los casos, no se exhibe el número de licencia del criador. La cría de perros enfermos supone además un delito que implica penas económicas y de cárcel.

Debemos hacer conciencia de que son seres vivos y de que no son artículos de adorno, que sienten igual que nosotros.

Sé un dueño responsable: NO COMPRES, ADOPTA.

Dra. Carmen Báez Ruiz

drabaez1@hotmail.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste