Parásitos Tecnológicos

By on noviembre 14, 2019

Ramiro Bretón Pérez

Condenados a los deseos más superficiales, convalecemos.

Seguros en la ineptitud, como soldados a su patria, como monaguillos a su fe, como cualquier hombre que acude a bares en donde te venden labios de mujer.

Amantes que de amor mueren o asesinan, sumergidos en trivialidades, ignorando lo inevitable, prisioneros, aduladores de todo lo que convenga, paseando la indulgencia, caminando con indiferencia, lisonjeando nuestras acciones, alardeando nuestras posturas, conformes con lo que la vista satisface, empobrecidos de sabiduría; a cualquiera que nazca mañana le espera esta porquería.

Seguimos en lo mismo: obedeciendo, transitando, pretendiendo, haciendo nuestro trabajo.

Con aires de bondad reímos de la ironía; confundidos, abstraídos, seguimos el camino.

Como los caballos que tiran de las calesas, nos han impedido admirar el paisaje; grandezas que van más allá de las etiquetas.

Condenados a una condena que ni siquiera percibimos, ebrios de entretenimiento, zombis, carroñas, el apetito jamás cesa; insolentes parásitos que solo beben felicidad familiar en anuncios de coca cola, abusadores del amor, tacaños por no expandir los horizontes a mundos donde vive el terror.

Seguiremos creando nuevas tecnologías, seguiremos haciendo más sedentaria nuestra vida, y con ello el hombre de sabiduría irá padeciendo; seguirán programando el pensamiento.

Humanos del siglo XXI, producto del tercer mundo, cegados por el asombro del materialismo, inducidos al consumismo, temerosos, como siempre, de lo desconocido.

Moviendo las nalgas al acecho del dinero; permíteme un segundo… Tendré que publicarlo en Facebook. Nuestra identidad no es más que la información que vemos en el celular.

Mentirosos, cínicos, aduladores, adictos al placebo.

Programados, condicionados, arraigados, seguimos la secuencia de esta condena y apenas nos enteramos.

De la vida nos hemos olvidado.

Nos faltan libres pensadores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste