Mis propios símbolos iv

By on noviembre 29, 2016

Simbolosiv_1

Mis propios símbolos iv

 

Yo te desprecio carne

porque eres predecible y mancillable

a cualquier golpe de espada bien que sangras

y no puedes resistir los carros cuando caminas por las calles.

Yo te desprecio carne

porque eres mortal no como yo

que me elevaré con el tempo de las páginas blancas

y me quedaré habitando eternamente cuando la luz decaiga

Tú irás a quedarte agusanada

verás tu tersura ennegrecerse

alimento de parias y gusanos

Cómo te deseo afilando las navajas

acá encimados encimados cuerpos las navajas.

Yo te desprecio carne

porque penetras y penetras y vas penetrando

pero al final siempre te doblas y no puedes con la inmortalidad

carne doblada detritus cotidiano

carne que te pudres innecesaria

Está en mi mente la distancia eterna

eso que los imbéciles denominan alma y ahí siguen

dale que dale al incensario

Yo te desprecio

pasarás y pasarás la gusanera espera

en la tierra en el polvo el lodazal humano

Yo te desprecio

ahora lo sabes

te lo digo cuando voy cortando lentamente

y camino al hospital muero de risa

De risa muero maldita carne que no pones resistencia

te desprecio

 

agujita mía metal metal lápiz de plata

agujita mía querido bisturí

estamos acá

pálidos y brillosos

pálidos y haciendo muecas celestiales

cárnicamente enseñoreados seremos infelices

cárnicamente devorados

cárnica

 

me arrancaré la piel

¡mírate!

traspasado por las lanzas

ensangrentada

qué bonito

¡enfermera!

¡venga pronto por favor!

que se me cae la carne que se me cae

y muerto de risa camino al hospital

 

Yo te desprecio carne

porque el ser supremo en que me habito

me librará de ti    alimento de flores

grano arena polvareda que no resiste al viento

¡quién eres! ¡qué cosa más que un maldito recipiente!

descarnado subiré a la hoja en blanco

y ahí

me quedaré en silencio

 

 

Procesión

Yo no sé pero tú

como quieras…

la ruptura del oleaje

el canto del volcán

ese abismo entre tus piernas

queridos horizontes

allá voy

me vengo

No lo sé

pero sí

no me importa

lo verde permanece

donde la cruz donde el martillo

¿dónde?

Los abiertos cráneos

las niñas de las tijeras afiladas

esas que se van cortando agallas en los muslos

esa niña

quítale la cámara

luego seremos todos unos suicidas irremediables

no lo sé

Tal vez sí

lo supongo

aunque

el día hecho de cloro

el día hecho de ácido

el día consumible irredento

y tras las cortinas

los crótalos

ahí pegados a las imágenes del retablo

tiene que ser

No lo sé

a veces puedo recuperar la voz

y a veces

enmudezco tanto que me cansan mis gritos cerebrales

tengo que fumar y sentirme liberado

Este humo soy yo

este humo son mis vicios todos

este humo dulce humo verde humo verde capacidad la mía

de atormentar a los caballos

Puede ser

pero quisiera que

no interrumpas

aunque no tengas inodoros portátiles

siempre los columpios todos seguirán su pendular avance

y nada que los cocodrilos puedan reconocer en el barro

el lodo es la distancia lo sabes

y mi capacidad de asombro es la navajita suiza

¡hey!

esas niñas siguen tijereteadas

que les quiten la sangre y la camisa de fuerza

no les dejen más la cámara que luego

esa desnudez nos causará el aborto clandestino de la carne

Es cierto

todos estamos de acuerdo

para la noche el pez

y en la madrugada

desnudas niñas a gatas corriendo risueñas

mientras las perseguimos con las puntas del zapato bien lustradas

¡No me dejen al último, por favor!

 

 

Apóstata

Hijo

claro que he robado

claro que he matado

he sido infiel

he deseado al hombre y la mujer

de mi prójimo

Hijo

ten por seguro que nada de santas

tienen mis fiestas

que no respeto jamás el sábado

Miento, pero por supuesto

Hijo

han sido muchas

pero muchas las veces

que he renegado de dios

y he jurado en falso tantas veces

tantísimas

pero hijo

tenlo por seguro

te amo

y espero que tú

sí te ganes el cielo

prometido

 

Adán Echeverría

2011

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste