Maestros Distinguidos 1980 – 2014 – XXIII

By on mayo 13, 2021

XXIII

ALBA ISELA DEYANIRA AGUILAR MONTALVO

(1926 – 2012)

Maestra Distinguida 2001

«En la formación de los futuros ciudadanos la escuela debe de ser más activa y participativa» es la frase inscrita en la placa conmemorativa del reconocimiento de Maestra Distinguida otorgado a una mujer que dedicó casi toda su vida a la educación de la niñez y la juventud yucatecas.

La profesora Alba Isela Deyanira Aguilar Montalvo nació en el municipio de Abalá, Yucatán, el 21 de julio de 1926. Hija de don Alfonso Aguilar Reyes y doña Ana María Montalvo, fue la octava de 10 hermanos. Sus padres eran oriundos del municipio, pero al nacer sus hijos se trasladaron a la ciudad de Mérida. Cursó la educación básica en la Primaria Felipe Carrillo Puerto que se encontraba cerca de la estación de bomberos del centro de la ciudad, y la secundaria en la escuela federal para los hijos de los trabajadores, pero después de un año ésta se convirtió en escuela de varones, por lo que ella pasó a matricularse a la Escuela Secundaria núm. 1 Agustín Vadillo Cicero donde concluyó sus estudios de segundo y tercer grados.

Por cuestiones económicas se vio imposibilitada para estudiar en la universidad. No obstante, ingresó a la Escuela Normal Urbana Rodolfo Menéndez de la Peña donde estudió por tres años. En 1947 obtuvo el título de Profesora de Educación Primaria Elemental y Superior, contando con 21 años de edad. De inmediato fue contratada como maestra y asignada al municipio de Peto, al sur del estado, donde trabajó durante dos años, trasladándose principalmente en ferrocarril. Continuó con su misión docente en Telchac Pueblo, Caucel, Progreso y Mérida, laboró incansablemente y organizó campañas contra el alcoholismo. Sus grupos eran de más de 45 alumnos, lo cual ella no consideró como un obstáculo, toda vez que ejerció como profesora durante 40 años.

En 1957 fue elegida secretaria general de la Sección 57 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), primera mujer en ocupar el cargo en el Estado. Durante su gestión logró reivindicar la presencia del maestro en la sociedad, enfrentándose a grupos diversos que no querían el cambio ni la superación magisterial en la región1. De 1958 a 1960 fue regidora del Ayuntamiento de Mérida. El 15 de mayo de 1959 contrajo matrimonio con el señor Carlos José Marrufo y Gómez, con quien tuvo hijos: Carlos José y Pedro José. De 1984 a 1988 fue directora general de Educación Pública a nivel estatal. En ese periodo visitó con su equipo de colaboradores la mayoría de las escuelas urbanas y rurales del estado.

A lo largo de su trayectoria recibió numerosos reconocimientos, entre ellos de la 12 Zona Escolar por la brillante labor desarrollada al frente de la Dirección General de Educación Pública y su constante preocupación por la superación de la niñez de Tizimín, Yucatán (1988); el de la Secundaria núm. 16 Dr. Jaime Torres Bodet por el valioso apoyo brindado a la escuela de Muna (1995); el de la Escuela Primaria Quintana Roo por las atenciones prestadas durante el período 2000-2001; y el del Ayuntamiento de Valladolid por su destacada labor en pro de la cultura en el estado (2002).

De 1989 a 1990 fue directora de Educación Básica, cargo que desempeño siempre en la línea de la responsabilidad y el respeto, respondiendo a las demandas de la población y al mejoramiento de los profesores. De 1990 a 1994 fue vocal de capacitación electoral y educación cívica de la Junta Local del Instituto Federal Electoral (IFE). En 1990 fue nombrada directora de la Biblioteca Pública Central Estatal Manuel Cepeda Peraza. Ahí trabajó en la implementación de programas y proyectos, invitando a las escuelas a consultar los acervos e incrementando éstos con nuevas adquisiciones. Tras 12 años en el cargo, en 2002 recibió del personal de la biblioteca el reconocimiento por su encomiable dedicación, labor y entrega. Ese mismo año la profesora Alba Isela concluyó su trabajo en la biblioteca, retirándose para disfrutar de su familia. Aunque ya no tenía un cargo permaneció activa y vigente para sus amigos y compañeros.

En mayo de 2006 la Asociación de Egresados de la Escuela Secundaria núm. 1 Agustín Vadillo Cicero le entregó la Medalla Purita Escalante por su destacada trayectoria ejercida por más de 46 años de servicio en el magisterio. Otros reconocimientos recibidos fueron las medallas Raquel Dzib Cicero y Rafael Ramírez Castañeda por 30 años de servicio, la Medalla Ignacio Manuel Altamirano por 40 años de servicios docentes, la Medalla Pablo Moreno Triay por 50 años de servicio, la Medalla Yucatán y el reconocimiento de Maestra Distinguida en 2001, este último otorgado por la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (SEGEY) en el marco del Día del Maestro.

Rodeada de su esposo, hijos, nietos y demás familiares, la querida profesora Alba Isela Deyanira Aguilar Montalvo falleció el 19 de agosto de 2012 a la edad de 86 años, dejando un gran legado a todos aquellos que la conocieron. Siempre dispuesta a ayudar, nunca se doblegó ni se cansó, distinguiéndose por su calidad humana y su vocación como profesora.

________________________________________________________

 

1 Solís Vázquez, Luis Alberto. «Predicar con el ejemplo. El magisterio como vocación y calidad humana de la maestra Alba Isela», en El Mensajero Escolar, año 3, núm. 4-5, época 3, julio/agosto 2012, p. 5.

Marion Guadalupe Garrido May

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.