Maestros Distinguidos 1980 – 2014 – XXI

By on abril 29, 2021

XXI

JOSÉ ANTONIO CANTO QUINTAL

(1947 – 1994)

Maestro Distinguido 1999

«Estén dispuestos a enseñar todo lo que saben» es la frase inscrita en la placa conmemorativa develada en la Plaza del Maestro el 15 de mayo de 1999, en alusión al ingeniero y profesor José Antonio Canto Quintal, recipiendario del reconocimiento al Maestro Distinguido otorgado por la Secretaria de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (SEGEY). Hombre preocupado por el bienestar de los jóvenes y de la sociedad mexicana que trabajó incansablemente en el área de las instituciones tecnológicas. Con el firme deseo de educar a la juventud, dedicó su vida a infundir entre los estudiantes los conceptos de trabajo y progreso.

Nació en la villa de Hunucmá el 23 de octubre de 1947. Fue el tercer hijo de los señores Luis Fernando Canto Concha, oriundo de Tetiz, y la señora Plácida Susana Quintal Maldonado, de Hunucmá. Los otros ocho niños de la familia Canto Quintal fueron Mirna Rigoberta, Luis Fernando, Eduardo Manuel, Emiliano Alberto, Víctor Hugo, Carlos Eligio, Susana Guadalupe y Rafael de Atocha.

Realizó sus estudios elementales en la Escuela Primaria núm. 111 Serapio Rendón. Luego se trasladó a la ciudad de Mérida, donde se hospedó en casa de una tía para continuar con su educación en la Secundaria Federal núm. 1 Santiago Burgos Brito, donde obtuvo las mejores calificaciones de su generación, sobresaliendo en matemáticas y física. En sus días libres, en compañía de su familia, se dirigía a la hacienda San Luis Pakán, en Tetiz. Ahí su padre cultivaba henequén y el joven José Antonio laboraba con sus hermanos mayores, pagando la raya (salario) a los trabajadores del lugar, mientras que sus hermanos menores jugaban en los plantíos y toreaban carneros. Don Luis Fernando siempre inculcó a sus hijos el deber de estudiar y les decía: «No existe mayor herencia que puedan legar los padres que la educación de sus hijos. El dinero se acaba, pero la educación es para toda la vida

En 1963, al terminar la secundaria, el profesor José Antonio ingresó a la Escuela Vocacional de Ciencias Físico-Matemáticas del Instituto Tecnológico Regional núm. 8 de Mérida (ITM), fundada en 1961, por lo que perteneció a una de las primeras generaciones de egresados, en 1965. Continuó en el Tecnológico la carrera de Ingeniería Industrial Mecánica, demostrando un liderazgo moral y constructivo entre sus compañeros. En aquellos años, su padre falleció y la familia se trasladó a la ciudad de Mérida. En septiembre de 1969 se graduó de Ingeniero Industrial en Mecánica e inició una empresa de mantenimiento a las industrias, pero en la ciudad no había suficiente campo laboral. En 1972 decidió estudiar la Maestría en Diseño Mecánico en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), donde destacó por su empeño, los proyectos presentados y la beca Ford que obtuvo para concluir sus estudios. Al titularse, trabajó por un tiempo como profesor de Educación Superior en el ITESM. Sus hermanos menores siguieron la misma línea educativa que él, estudiando en dicha institución.

Después de un tiempo se dirigió al Instituto Tecnológico de la Laguna, en Coahuila, donde fue maestro de tiempo completo y jefe de la División de Estudios Superiores. Ahí demostró su genialidad en los estudios y desarrolló proyectos meritorios. Posteriormente, fue jefe de control de calidad en la Destilería Modelo de Mérida y maestro visitante de Precasa. Laboró en el Departamento de Mantenimiento del Instituto Mexicano del Petróleo y dirigió el Instituto Tecnológico de Acapulco, Guerrero, de abril a agosto de 1981.

Como profesor de ingeniería en licenciatura y maestría, impartió las cátedras de estática, termodinámica, vibraciones mecánicas. metalurgia física, mecánica de fluidos, máquinas hidráulicas, diseño cinemático, circuitos lógicos de control, mecánica avanzada de materiales y control ambiental del ruido. Obtuvo diversos cargos en el sistema de educación superior tecnológica, tales como profesor de educación superior en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), coordinador de la Licenciatura y jefe de la Sección de Ingeniería Mecánica de la División de Estudios Superiores del ITM. De este último también fue director de 1981 a 1987 (1), etapa en la que el Tecnológico emprendió un importante crecimiento a nivel regional y nacional. Entre los logros de su administración está la firma de un convenio con el CONACYT, para financiar el estudio sobre la factibilidad de obtención de etanol a partir del jugo de henequén. Gracias a su experiencia en la administración educativa el ITM aumentó considerablemente su matrícula de estudiantes.

En 1981, el profesor José Antonio creó el módulo de extensión Valladolid para la Licenciatura en Administración de Empresas Turísticas. Ese año la institución celebró su vigésimo aniversario con un concierto de gala de la Orquesta Sinfónica de Yucatán. En septiembre de 1982 implantó la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales con base en los requerimientos de una sociedad cambiante y ávida de especializarse en tecnología. (2) En 1984 firmó convenios con la UADY y la Escuela Normal Superior de Yucatán (ENSY) para la realización de actividades de colaboración científica, académica y tecnológica. En abril de ese año el ITM fue sede del XXII Congreso Nacional de la Asociación de Ingenieros Petroleros de México, inaugurado por el Lic. Mario Ramón Beteta y el gobernador Víctor Cervera Pacheco. (3) Otras acciones destacadas de su administración fueron la inauguración del servicio de cómputo, la implantación de la carrera de Ingeniería electrónica y la reorientación de dos de sus especialidades, la realización en marzo de 1985 de la XII Conferencia Nacional de Escuelas y Facultades de Ingeniería (ANFEI) y la instalación del Centro Regional de Optimización y Desarrollo de Equipo (CRODE) de la Dirección General de Institutos Tecnológicos, este último con el objetivo de efectuar labores de mantenimiento en los 18 tecnológicos del Sureste. (4)

En 1986, al cumplir su XXV aniversario, el ITM organizó el Evento Nacional Deportivo de los Institutos Tecnológicos en el que participaron mil 300 deportistas. A la inauguración en el campo deportivo Kukulkán asistieron alrededor de nueve mil personas. Meses antes de las competencias, el profesor José Antonio supervisó personalmente las obras de mejoramiento de las canchas del Tecnológico, ya que algunos partidos se llevarían a cabo en el plantel. En 1987 la Sociedad de Alumnos le otorgó un reconocimiento por su labor educativa como profesor y directivo al término de sus dos períodos administrativos.

Por su brillante trayectoria profesional en la educación superior tecnológica de México recibió de manos del presidente de la República, Lic. Miguel de la Madrid Hurtado, el Premio Nacional de Ingeniería en ceremonia realizada en la residencia oficial de Los Pinos.

Incansable promotor de las actividades académicas, culturales y deportivas en los institutos tecnológicos de México, uno de los ejes principales de su pensamiento era que dichas actividades son los pilares más importantes que consolidan y complementan la educación de los jóvenes, al mismo tiempo que contribuyen a su formación como profesionales y hombres de bien. (5)

A lo largo de su trayectoria desempeñó diversos cargos honoríficos, tales como miembro fundador de la Academia Nacional de Ingeniería, A.C.; presidente de la Sección Yucatán del Colegio Nacional de Ingenieros Industriales, miembro regular de la Asociación Nacional de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, secretario general de la Delegación Sindical de los Trabajadores del ITM y jefe del Grupo 14 Provincia I de Yucatán de la Asociación de Scouts de México. (6)

A nivel nacional ocupó el cargo de director académico de la Dirección General de Institutos Tecnológicos, participando activamente y dejando una brillante labor en el proyecto de modernización educativa en los institutos tecnológicos del país, puesto que desempeñó hasta el día de su fallecimiento acaecido el 2 de agosto de 1994 en la ciudad de Mérida.

Considerado como uno de los mejores ingenieros del país, su nombre fue puesto al premio del Concurso Nacional de Ciencias Básicas en el que participan los mejores estudiantes de los tecnológicos del país. Actualmente en las vitrinas del ITM se encuentra el Trofeo “José Antonio Canto Quintal” por haber ganado sus alumnos el concurso por tres años consecutivos. De igual manera, como impulsor de la creación y el equipamiento de los laboratorios de cómputo, el 26 de septiembre de 1994 se le rindió tributo in memoriam poniéndole su nombre al Laboratorio de Cómputo del Tecnológico de Mérida, al igual que a otro centro de cómputo en el Instituto Tecnológico de Querétaro.

En 1999, como parte de las celebraciones del Día del Maestro, la SEGEY le confirió el reconocimiento de Maestro Distinguido por su destacada participación, dedicación y esfuerzo para mejorar la educación tecnológica regional y nacional. La ceremonia se llevó a cabo en la Plaza del Maestro de la ciudad de Mérida, donde fue develada la placa alusiva ante la presencia de distinguidas personalidades encabezadas por el gobernador Víctor Cervera Pacheco. Al acto asistieron doña Susana Quintal de Canto, madre del homenajeado; Ana María Esquivel de Canto, su esposa; y sus hijos José Antonio, Ana María, Jorge Carlos y Carolina Canto Esquivel.

___________________________________________

1 Instituto Tecnológico de Mérida. Memoria 1961-1996, septiembre de 1996, p. 26.

2 Ibid. p. 27.

3 Ibid. p. 28.

4 Ibid., p. 29,

5 Canto Quintal, Emiliano. Semblanza del Ing. José Antonio Canto Quintal, 19 de noviembre de 2010, p. 2.

6 Ibid., p. 3.

Marion Guadalupe May Garrido

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.