Los niños pasan

By on enero 31, 2019

AAA_1

LXXXI

 LOS NIÑOS PASAN

Los niños pasan con sus libros bajo el brazo,

blancos de pensamientos, blancos en sus aliños,

llenando de gorjeos la avenida a su paso…

¡No hay música más bella que la voz de los niños!

Transeúnte que pasas distraído por la calle,

descúbrete y detente; tal vez se halle

en ese grupo anónimo,

incógnita que cruza tu camino

con ritmo sibilino,

de la Patria el panida epónimo que cante

su epopeya gigante.

O algún hijo de Marte,

el belicoso olímpida,

que transforme los planos de la tierra

de parte a parte

al trote del corcel de guerra.

Aquella frente límpida,

tal vez encierra la divina crisálida del Arte.

Aquel de frente pálida

como una flor de lis…

¿No puede ser acaso un Francisco de Asís?

¡Oh, los niños que pasan como un sueño veloz,

corderitos sin mácula, pajaritos de Dios!

La frase más hermosa de Jesús dice así:

“Dejad que los pequeños se aproximen a mí”.

 

México, D.F. 1924.

Alfredo Aguilar Alfaro

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.