Los Moneros

By on marzo 30, 2017

MONEROS

Los “Moneros”

Con todo respeto, dedicado al maestro “Nuez” (+)

Los libros están entre los productos valiosos que más aprecio. Entre los valorados como auténticos “Musos” del pensamiento crítico están los de humoristas, caricaturistas o “moneros” quienes, supongo, son los seres más felices porque consiguen transformar la horripilante realidad en cartones satíricos que nos dicen las verdades, pero de la mejor manera: la risible.

Por eso, entre los cientos de ejemplares que han integrado mis dos bibliotecas – una A.C., Antes de la Caída (del Socialismo Soviético) y la otra D.C., Después de la Caída – los textos más valiosos siempre han sido los de humor. Es decir, si algunos libros merecen ser salvados de la “hoguera de la moderna Inquisición” (su venta por falta de billetes), son los “de monos.” Sencillamente porque la risa es un valor agregado en la Vida Existencial.

Doy un ejemplo: entre los pocos ejemplares que cargaba en viajes de trabajo de campo de las escuelas de Economía o Antropología eran los “de monos”; en ese entonces, además de los clásicos de Rius (Los Súper Machos o Los Agachados) y de Quino (la sin par Mafalda), estaban los loquísimos del chileno “Palomo”: El Cuarto Reich (reflejando las dictaduras suramericanas y emulando al terrorífico Tercer Reich. ¡¡¡Hitler!!!).

Los “moneros” ilustradores de historietas también conservan un lugar especial: Tarzán, Capulina, Kalimán, Chanoc. Del gran Sixto Valencia el memorable personaje Memín Pingüín, promotor de la diversidad racial, y del caricaturista de la ciudad y puerto de Progreso, Yucatán el genial “Dzib”, capaz de hacer humor del bueno hasta con personajes de capacidades diferentes (checar en Internet).

Pero el mundo cambió de alguna forma cuando conocí al maestro Rius, alias Eduardo del Río, uno de los mejores ilustradores mejicanos del siglo Veinte, y “doctor de diplomados de cultura política” impartidos desde su cátedra en las revistas Los Súper Machos, Los Agachados o El Chamuco, quien mostró que con los errores del gobierno se puede hacer excelente humor político de la mejor calidad.

Hoy día, entre los mejores ilustradores gráficos de medios nacionales, estética y políticamente hablando – pues manejan un humor digno de los grandes del género – están “Magú”, alias Bulmaro Castellanos; “El Fisgón”, Rafael Barajas, y Manuel “Ahumada” (+); otros tres Grandes: Abel Quezada, Helio Flores (El hombre de negro) y (Roberto) “Fontanarrosa” (Boogie, el Aceitoso).

Y no podían faltar dos ilustradoras contemporáneas, una mejicana y la otra italiana. Cintia Bolio, “autora de las series humorísticas Puras Evas, Álbum de Familia y Huesos. Madre feliz de Iván. Autodidacta y pionera en la caricatura política, así como en comic crítico de alto contenido feminista”; y otra feminista: Maitena, a quien conocí (mediante sus obras) en la librería Gandhi de Plaza Galerías, en el norte de la modosita Mérida, historietista argentina que “en 2002 fue invocada a Diploma al Mérito de los Premios Konex por su trayectoria como humorista gráfica de la última década, pero nunca lo recibió, ni se lo comunicaron.

Por supuesto, los humoristas gráficos del Por Esto! dan la batalla en el frente de guerra. El genial maestro cubano internacionalista Nuez (+), pasando por Eliseo o Rruitz, hasta el irreverente de la gráfica yucateca Salvador Baeza Heredia, excelente camarada.

Y para cerrar con puntada de xoc bil chuy (hilo contado), no podían faltar en “un recuento de los daños causados por su sátira de inspirados dibujantes” que han acompañado mis libros, ilustrándolos con sus iconoclastas “monos”, caricaturas o comics: Ricardo Pat, El Escriba, el propio Salvador, HU666O (Hugo)…

edgar rodríguez cimé

edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

colectivo cultural “Felipa Poot Tzuc”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste