La Luz Negra, de María Gainza

By on diciembre 13, 2019

La talentosa escritora argentina María Gainza nos deleita con su más reciente novela La Luz Negra, una obra sobre falsificadores y falsarios, con personajes reales que parecen de ficción.

María Gainza en la vida real escapa a la exposición, pero en la literatura se expone con la primera persona. “Tímida no soy, pero soy privada. Como que me pongo el disfraz. Me parece que mi limitación es que no sé si me sale otra persona narrativa. Porque es difícil salir de la voz de El nervio… Creo que con La luz negra la moví un poco,» asegura.

En La Luz Negra, que ha sido lanzada a través de Editorial Océano, la narradora, una crítica de arte que trabajó para una tasadora por cuyas manos pasaban obras falsificadas, relata una historia singular, aunque advierte: “No esperen nombres, estadísticas, fechas. Lo sólido se me escapa, solo queda entre mis dedos una atmósfera imprecisa; técnicamente soy una impresionista de la vieja escuela.»

«Además, todos estos años en el mundo del arte me han vuelto un ser desconfiado. Sospecho en especial de los historiadores que con sus datos precisos y notas heladas a pie de página ejercen sobre el lector una coerción siniestra.”

María admite que no le  gustan tanto las biografías muy documentadas. “Me gustan más las que hacen ficción con un personaje real al que se va reinventando. Me parece que este tipo de libros no hacen ni historia, ni periodismo ni biografía; amplían el campo de la narración, transforman una experiencia de vida en un objeto literario.”

Sobre La Negra Luz dijo que de la Negra no había escuchado hablar. “Recién supe sobre ella en Mansalva, aunque no podría jurarlo. El libro surgió como un intento de escribir la biografía de quien se decía había sido la mejor falsificadora del país, un personaje llamado la Negra, que falsifica lienzos de la pintora Mariette Lydis, retratista de la alta sociedad bonaerense.”

María quería contar la historia de una vida de la manera en la que habitualmente se cuentan las biografías. “Quería hacer la biografía de una leyenda. Mi objeto de estudio era más la leyenda en sí que la persona. Porque para mí las personas son siempre inasibles y evanescentes. Finalmente, el libro es sobre el fracaso de poder contar una vida y sobre la imposibilidad de conocer a una persona.”

“No conocí al personaje, alguien la mencionó tiempo después y yo paré la oreja. Dije ‘¿Quién es la Negra?’ Alguien me explicó y dije ah, qué interesante. Y me acuerdo que me dijeron ‘Olvídate, no la vas a encontrar.’ Imagínate que me digan eso (risas): enseguida salí a buscarla. Y me pareció un temazo,” concluyó.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste