La Lucha Continúa

By on febrero 3, 2022

Editorial

Este 5 de febrero es la fecha histórica de la unidad nacional convocada en 1857 para definir la vocación libertaria de nuestro pueblo, mezcla de culturas sí, pero integrado a plenitud en su visión de construir una patria, la que ahora nos cobija y enorgullece: México.

El año, 1857; los actores políticos surgidos de cada rincón de este país y su vasta, diversa y variada geografía: desde las orgullosas montañas, hasta los suelos humildes que aún ahora dan sustento, alimentos y vida a millones de mexicanos.

La fusión en el mestizaje de los valores heredados comenzó a expresarse organizadamente, definiendo rumbos, ideales, formas de gobierno compartido y voluntad de salir adelante, en unidad de propósitos y acciones.

A partir de ahí, de esa primera unión política de voluntades en esa democracia mexicana incipiente, hemos venido recorriendo algo más de dieciséis décadas, compartiendo una democracia aún no perfecta, sino perfectible con el paso de los tiempos.

Así es como hemos podido avanzar: sin prisas, pero también sin pausas, en la ruta trazada por la visión democrática de los antepasados finiseculares y más recientes.

Sabemos bien que aún faltan muchas batallas por dar, ya no entre nosotros mismos, sino ante las interesadas acechanzas y malas intenciones de algunas nuevas potencias lejanas y grupos de poder nacionales que privilegian mezquinos intereses y los ubican, egoístamente, por encima del interés de nuestro pueblo y comunidades.

A pesar de todo ello, la lucha por la plenitud democrática y la justicia social continúan.

Sin prisas, pero sin pausas, continuamos nuestra marcha. Siempre hacia adelante…

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.