La esgrimista Paola Pliego renuncia a México

By on julio 4, 2019

Paola_Pliego_1

REPRESENTARÁ A UZBEKISTÁN, EN MÉJICO SOLO RECIBIÓ DESPRECIO Y DESPRESTIGIO DE LAS INSTITUCIONES DEPORTIVAS

edgar rodríguez cimé

Primero fue la falta de apoyo financiero para el bailarín internacional Isaac Hernández primera figura del English National Ballet, del Reino Unido (Inglaterra), en su proyecto Despertares. Ahora las autoridades deportivas mejicanas se lucen con la noticia en el deporte mundial: debido a injusticias, la esgrimista Paola Pliego renuncia a su nacionalidad mejicana y adquiere la del país de Uzbekistán, para representarlo en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A Méjico nadie puede reclamar la falta de talento entre nuestros creadores y deportistas. En el ballet internacional, dos figuras mejicanas mundiales lideran el arte contemporáneo: Elisa Carrillo, prima ballerina del Staats Ballet de Berlín, e Isaac Hernández, primer bailarín del English National Ballet, del Reino Unido, ambas figuras Premios Benois de la Danse (equivalente al Nobel de la Danza) otorgado por la Asociación Internacional de la Danza de Moscú.

Entre los nóveles talentos, acaba de darse el caso de brillantes estudiantes que carecían de dinero para participar en las olimpiadas de matemáticas y, como los recortes del gobierno federal los dejaron sin recursos, tuvo que ser otro artista premiado, el cineasta Guillermo del Toro, ganador del Premio Goya, quien le echó la mano a los chavos para pagarles su viaje y participar en dicho evento de conocimientos.

Pero el caso de Paola fue el colmo de los colmos: siguiendo el ejemplo de la fuga de cerebros (talentosos profesionistas que no encuentran apoyo en Méjico y emigran a otros países para conseguirlo, inclusive naturalizándose como ciudadanos de otras naciones), esta deportista de alto nivel se cansó de las injusticias en nuestro país y terminó cambiando de nacionalidad: para los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 competirá por Uzbekistán, seguramente para proporcionarle a esa nación medallas de oro.

De esta forma, mientras en Méjico por su gran trayectoria únicamente recibió falta de apoyo, bloqueo y desprestigio (la Federación Mejicana de Esgrima la acusó falsamente de dopaje, lo cual la dejó fuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016) de los dirigentes de las instituciones deportivas, en Uzbekistán, antiguamente parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, descubrió un remando de paz (indispensable para quien se prepara férreamente para competencias de alto rendimiento), apoyo financiero y arropo espiritual de una cultura ajena.

Desconcertada, se pregunta Paola: “¿Cómo se pasa de ser alguien que les daba orgullo, a una persona que les incomodara tanto? ¿Por no guardar silencio ante las injusticias? ¿Por conseguir mis logros a base de esfuerzos y no de pleitesías al poder?”

Para no dejar dudas ante el público mejicano, Paola se despide de nuestro país dedicándole algunas palabras a tres directivos del deporte: a Alfredo Castillo, antiguo director de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE): “Me habías visto llorar y sufrir algo injusto (la errónea acusación de doping) y no hiciste nada; a Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano: “… Eres la cabeza de la corrupción del deporte en México, junto a las Federaciones”; y a Ana Guevara, titular de la CONADE: “Te quedaste en puro discurso, cuando eras nuestra esperanza. Prometiste ayudarnos y lo creíamos… Se te olvidó quiénes son los más vulnerables aquí.”

Firma Paola Pliego Lara, esgrimista de alto rendimiento por Uzbekistán.

edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

colectivo cultural “Felipa Poot Tzuc”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste