Hacia un nuevo amanecer

By on noviembre 22, 2018

Editorial

Editorial472018_1

En los momentos de agonía de un sistema de gobierno caduco, cuando la voluntad ciudadana de treinta millones de mexicanos se expresó tajantemente en las urnas el pasado 1° de julio en un alud indetenible de 30 millones de votos, es cuando las fuerzas ocultas y los intereses creados arrecian sus agresiones y ataques al triunfador electoral más contundente de los últimos cien años: Andrés Manuel López Obrador.

A unos días de asumir, de acuerdo con el protocolo oficial, la Presidencia del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos Mexicanos, la amplia gama de complicidades, intereses creados y grupos de vivales prendidos a las partidas presupuestales, a las nóminas y los espacios de corrupción que han sido sus cotos de poder por largos períodos, agreden y alborotan a la opinión por los medios de comunicación que simbióticamente habrán de ser depurados en un futuro próximo.

La casta de vivales está dolida por la ruptura de antiguos paradigmas como el de sacrificar los intereses comunitarios para favorecer el de los amafiados con el poder. El hambre de poder y la añoranza perdurarán en esos círculos, en tanto la alegría de vivir y convivir estará en los hogares de un pueblo humilde que verá el amanecer de su renovada esperanza.

El marco legal se ha ido actualizando tanto en el Congreso de la Unión (Diputados Federales y Senadores) como en los poderes de las entidades federativas.

En estos momentos previos al gran cambio político de México es que un juicio en curso para castigar culpables de narcotráfico en los Estados Unidos aporta datos sobre la vergonzosa corrupción en altos niveles ejecutivos de México. Son datos que asombran por los involucrados y la magnitud de los sobornos, que desnudan las redes de complicidad y a culpables de corrupción, con su cauda de víctimas sacrificadas y los grados de tolerancia oficial por muchos años a delincuentes de nivel internacional.

El juicio en proceso en los Estados Unidos pone a la vista hasta la forma de manejar el transporte y distribución en variados países de este y otros continentes, dando espacios internacionales y operativos a los traficantes de drogas.

Ahora, en el caso de México, se exhiben nombres, procedimientos, tiempos y enormes sumas en dólares por sobornos implicados, términos de los acuerdos, etc…

Se hace evidente que la corrupción y los corruptos han agredido al pueblo de México llenando al país con altos índices de desaparecidos, muertos, cementerios clandestinos y asesinatos.

Este es parte del panorama que conocerá el presidente que asumirá funciones en unos días más como jefe supremo de un nuevo gobierno de la República.

El primero de diciembre, los rayos de un nuevo sol de esperanza amanecerán sobre el dolorido cuerpo de la patria.

Es de ese sol que esperamos surjan los nuevos tiempos de paz y concordia, el reencuentro de valores y confraternidad que por muchos años ha estado aguardando nuestro pueblo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste