Estela Marítima

By on diciembre 26, 2019

EVOLUCION SINERGICA EN LA COSTA YUCATECA

 JORGE FRÍAS CASTILLO

Diciembre 2019 – Acudiendo un poco al archivo y notas del cronista vitalicio Don Romeo Frías Bobadilla, mencionaba en muchos escritos que el puerto de Progreso desde sus inicios se adelantó al cambio, pudiéndose decir que en todos los puntos del puerto se trabajaba para avanzar ante el comercio y las influencias extranjeras.

Hace 50 años, aproximadamente, Progreso de Castro empezó cambios sinérgicos, sobre todo en sus sistemas económicos, pues el proceso de exportación del Henequén descendía lentamente, aunque permitía vivir a todos. Sin embargo, aparecían otras necesidades, ya que prácticamente solo se vivía del movimiento marítimo.

Las temporadas veraniegas, que empezaban a hacerse más comerciales, dejaban algunas solvencias en los hogares. El pueblo se acogía a los embarques marítimos cuando era intenso el movimiento.

Fue entonces que, a partir de 1950, las carreteras, el ferrocarril y el transporte aéreo le quitó gran parte de sus ingresos al movimiento de barcos ya que, antes de estos medios, prácticamente todos los yucatecos viajaban por mar en esos inolvidables atardeceres de despedidas de familias que partían rumbo a Veracruz, México, La Habana, Nueva Orleans, Nueva York y Europa.

El puerto de Progreso iba creciendo muy rápidamente al igual que todas las poblaciones de la costa (Chicxulub, Chelem, Chuburná, Telchac), aunque bajó grandemente el movimiento marítimo de cabotaje, cerrándose la entrada a muchos productos del extranjero.

La industria mexicana comenzaba a producir a gran escala y distribuía por tierra los productos hacia la península de Yucatán, suprimiéndose en gran porcentaje la vía marítima, cuando 15 o 20 mil habitantes comían del movimiento de los muelles.

Es en un tiempo importante que, con gran esfuerzo, hombres de empresa fomentan de manera industrial y comercial la pesca, empezándose a vender el producto y distribuirse en Yucatán y a nivel nacional, inciando la promoción al extranjero de productos marinos.

La pesca llegó a constituirse como la segunda fuente más importante de ingresos al puerto y a Yucatán, con entrada de trabajadores de todas partes del estado, aumentando la población portuense hasta 60,000 habitantes ya para la década de los ochentas.

El gobierno federal, dándose cuenta del incentivo económico de este gran recurso, comenzó a realizar rápidamente obras importantes para que Progreso y toda la línea costera del estado tuviera con qué sostenerse.

Se construyó el Muelle de Pescadores y una congeladora por la necesidad urgente de conservar los productos marinos; se fomentaron nuevas empresas como productos Marinos del Sureste, que hasta avión tenía para los fletes de pescado, vehículos, embarcaciones y caminos para mejorar las vías de comunicación.

En el Puerto de Abrigo se fomentó de tal manera la industria pesquera, inaugurándose en 1968, trayendo cambios importantes a la flota pesquera, su logística y abrigo, acelerando la producción de productos del mar como el filete de mero para la exportación.

Se estandarizaron otros productos como el pulpo, que ha dado magníficas temporadas, nivelando la economía y solventando las vedas del mero.

Por otra parte, se construyen otros puertos de abrigo como los de Telchac y Chuburná, y un resguardo del lado de la ciénaga de Chelem.

Otros poderes económicos, como las marinas y la industria de yates que cada día crece más, instala en Yucal Petén un concepto para barcos de recreación de lujo. Las zonas urbanas de la costa, a lo largo de Progreso y Chicxulub en la época veraniega, desplazan más visitantes nacionales y extranjeros.

Se amplía el muelle fiscal y se construyen terminales de cruceros y de cargo con costo de millones de pesos, siendo ahora uno de los más largos a nivel mundial adentro del mar (7.5 kilómetros), con un canal de navegación ultramarino para que puedan llegar embarcaciones de mayor calado hasta sus muelles.

Se están haciendo más obras de restauración en una dinámica importante, entre ellas el mejoramiento de la avenida “ROMEO FRÍAS BOBADILLA” del malecón, y con mejores atractivos en el embellecimiento de playas, la tendencia al mejoramiento en la calidad de vida en la costa es vital, creando una sinergia de sus habitantes y gobierno para un beneficio en el porvenir del estado.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.