Electrificación en Yucatán

By on junio 10, 2021

INTRODUCCION

Quizá es la Península de Yucatán una de las zonas donde la electrificación adquiere los más complicados costos, obstáculos que, por el esfuerzo de los gobiernos estatales y federales, se han podido superar, debido principalmente a la falta de los recursos naturales para establecer sistemas hidroeléctricos como en otros estados donde los ríos y las presas aligeran la carga del uso de combustible para poner en acción las plantas de energía.

Dotar las plantas eléctricas portátiles o fijas, a base de combustible, a todos los municipios de Yucatán, sustituyendo las rudimentarias como insuficientes con que apenas se aliviarían las necesidades de energía eléctrica, fue el primer paso, que en tiempos cortos se fue superando y modernizando cuando los alcances de la Comisión Federal de Electricidad se fueron extendiendo por todos los rincones del país. Los gobiernos de Yucatán, con la Junta de Electrificación del Estado participaron en la planeación eléctrica de toda la entidad, elaborando proyectos y presupuestos en convenio de la CFE.

Los documentos siguientes de los informes anuales de los gobiernos de Agustín Franco Aguilar, Luis Torres Mesías, Carlos Loret de Mola y Francisco Luna Kan, que abarcan una historia de más de veinte años de electrificación integral del estado, sin duda forman parte de la historia de este avance de singular trascendencia para el progreso y desarrollo de Yucatán, que Paulino Romero Conde nos da oportunidad de conocer.

 

Capítulo 1

ELECTRIFICACION EN YUCATAN

En Los Informes del C. Agustín Franco Aguilar

Gobernador del Estado

Durante el sexenio de

1958 A 1964

 

En su primer Informe, el Gobernador Franco Aguilar dijo: Con la cooperación del gobierno de la República y de la iniciativa privada, el Ejecutivo a mi cargo ha podido iniciar en firme, una de las más importantes tareas que se había impuesto por considerarla inaplazable e indispensable para nuestro cabal desenvolvimiento económico: extender los beneficios de la electrificación en las poblaciones de Seyé. Temax y Dzilam de Bravo, cuyas necesidades en la materia eran apremiantes, y está funcionando activamente una Junta de Electrificación del Estado que, con la participación de la Comisión Federal del ramo, se encarga de proyectar, promover e instalar, en su caso, las obras necesarias.

La planta eléctrica de Seyé fue inaugurada al comienzo del actual período de gobierno y consta de un grupo Electrógeno Diésel con capacidad de cuarenta kilovatios y una red de distribución con un circuito primario trifásico con longitud de novecientos sesenta metros y circuitos monofásicos en las principales calles de la población, con una longitud de doce mil metros. Su costo total fue de ciento setenta y cuatro mil novecientos pesos.

La planta eléctrica de Temax, inaugurada el 20 de noviembre último, consta de un grupo Electrógeno Diésel con capacidad de 40 kilovatios y una red de distribución que abarca un circuito trifásico en las distintas calles de la población. con una longitud total de seis mil ochocientos metros. El costo de la obra fue de ciento cuarenta mil pesos.

La planta Eléctrica de Dzilam de Bravo, puesta en servicio también el Día de la Revolución, tiene capacidad de 10 kilovatios y su red de distribución, una longitud total de mil ochocientos metros, con costo de cincuenta mil pesos.

Durante el segundo informe, el Gobernador dijo: Esta es una de las grandes tareas que se ha impuesto el Gobierno del señor Presidente de la República y que tratamos de seguir con la valiosa ayuda de la Comisión Federal de Electricidad y la estimable cooperación de la iniciativa privada.

Para el desarrollo del plan relativo, funciona la Junta de Electrificación de Yucatán, que, creada a fines de 1958, por razones de su propia organización, no actuó sino hasta el año pasado, comenzando por realizar estudios correspondientes a la planeación eléctrica del territorio yucateco elaborando los proyectos y presupuestos tendientes a proveer de energía a 67 poblaciones, con más de 200,000 habitantes.

Para ello se efectuaron los levantamientos topográficos de las líneas de transmisión Tizimín–Valladolid, Progreso–Chelem y Mérida–Kanasín, y los planos de las redes de distribución de las mismas poblaciones elaborándose los proyectos relativos a las mencionadas obras.

Ya cuenta la Junta con material eléctrico por valor de $1.500,000.00 y sólo se espera que la Comisión Federal de Electricidad formalice los contratos consiguientes a la realización de las obras planeadas, que deberán quedar terminadas en el curso del presente año.

Forman parte de este informe, como resultado del convenio correspondiente entre el Gobierno del Estado y la Comisión Federal de Electricidad, los trabajos de la Dirección de Obras Eléctricas de esa Dependencia, relativas a la construcción y reparación de las líneas Mérida-Tixcocob-Motul, que desde abril del año pasado están proporcionando servicio a las poblaciones citadas y la instalación en Izamal de una planta móvil de 75 kilovatios.

Son programa para el presente año, las obras que se encuentran en proceso que antes citamos brevemente, con importe total de $2’845,430.49.

Por último, debemos mencionar que, por el gran entusiasmo de sus pobladores, hemos incluido en el programa 1960 la electrificación de Telchac Pueblo y de Dzemul, y de acuerdo con sus aportaciones, haremos figurar en la misma forma a Tixpéual. Espita, Sitpach y Cholul, estas dos últimas del municipio de Mérida

Las obras definitivas de electrificación serán las que se realicen de acuerdo con los proyectos de la Junta que se creó para tal objeto, pero no pudiendo dejar de satisfacer las necesidades inaplazables que han tenido algunas poblaciones para contar desde luego con servicio de alumbrado eléctrico y dando preferencia a los pueblos que no están incluidos en los proyectos mencionados por razón de su gran distancia del paso de las líneas de energía eléctrica, el Ejecutivo efectuó durante el término del informe, la instalación de las Plantas Eléctricas de Celestún, Río Lagartos, Sisal, Santa Elena, Tecoh y Hoctun y la Red de Distribución de Xcalakoop, con inversiones exclusivamente a su cargo y de la iniciativa privada. He aquí las cantidades correspondientes: Por planta eléctrica de Celestún 98,000.00; por planta eléctrica de Río Lagartos $65,000.00: por planta eléctrica de Sisal $110.000.00; por planta eléctrica de Santa Elena $10.000.00: por planta eléctrica de Tecoh $30,000.00: por planta eléctrica de Hoctún $152.000.00 por Red de Distribución de Xcalakoop $10.000.00: resultando un total de $475.500.00 que sumados a los $236,000.00 entregados a la Junta de Electrificación, hacen un total de $711,500.00.

Por último, tengo el agrado de consignar que durante el periodo del informe fue inaugurada una nueva unidad de la Compañía Eléctrica de Mérida, con producción de 5,000 KW, llegando así la capacidad eléctrica total del Estado a 23.900 KW. proporcionados por 68 plantas.

Durante el tercer informe de gobierno, Franco Aguilar dijo: El desarrollo de los pueblos reclama la necesidad de que las principales fuentes de energía que auspician la producción puedan estar siempre a su servicio en volumen suficiente, no sujeto a las restricciones que puedan señalar los intereses extraños o privados. Este anhelo, largamente acariciado por los mexicanos, fue satisfecho ya por el Presidente de la República, quien en su último informe ante el Congreso de la Unión respecto de la energía eléctrica diciendo:

«He de informar a Vuestra Soberanía de la política que se ha trazado el Ejecutivo a mi cargo en una materia de esencial importancia para el país y cuyos alcances y significación van más allá de un ejercicio anual o de un periodo presidencial. pues trasciende a la vida futura de México, a su desarrollo y a las generaciones que nos suceden.

Está encaminada a que como el caso del petróleo y de los carburos de hidrógenos, sólidos, líquidos o gaseosos, la prestación de los servicios públicos de generación, de transformación y abastecimiento de energía eléctrica, sea realizada por instituciones gubernamentales, órganos de la Nación a través de los cuales esté siempre presente, como último mandante de toda su gestión, el pueblo mexicano”.

En esta tarea que es nacional. Yucatán está haciendo un esfuerzo con relación a su presupuesto y, apoyado en convenios con la Comisión Federal de Electricidad y con la inestimable aportación de los vecinos de las poblaciones beneficiadas, desde el inicio de la actual administración impulsó la ejecución de obras de electrificación.

El 6 de julio inauguramos para beneficio del pueblo de Kanasín, su servicio eléctrico, que tuvo un costo de $310,000.00. Las obras consisten en una línea de transmisión de dos y medio kilómetros, que parte del poste número 13 de la línea Mérida-Tixkokob y de la red de distribución que consta de 132 postes con las instalaciones adecuadas para proporcionar fuerza eléctrica, alumbrado público y residencial.

El 16 de septiembre próximo pasado, como uno de los actos efectuados para conmemorar los 150 años del inicio de nuestra Independencia y 50 de la Revolución, fueron inauguradas las obras del puerto de Chelem, que constan de una línea de transmisión de 9 y medio kilómetros, de la red de distribución con 126 postes y tiene un importe total de $405.000.00.

Una de las obras de mayor significación ha sido la electrificación de Valladolid en la que hemos puesto empeño y dedicación, porque tenemos la seguridad de que servirá para su rehabilitación integral al levantar el ánimo de sus habitantes cuyo entusiasmo hará que Valladolid vuelva a ser la orgullosa Sultana del Oriente.

Estas obras que hoy entregamos al servicio público están integradas por una línea de transmisión de 50 kilómetros de longitud, que atraviesa las poblaciones de Calotmul y Temozón; de 500 postes que sostienen la red de distribución y de transformadores para asegurar un voltaje correcto para toda la población. Importan estas obras $2’950,000.00.

Tixpéual también contará con servicio de energía eléctrica a partir de mañana. Su red de distribución, conectada a la línea de transmisión que va de Mérida a Tixkokob, consta de 70 postes y las instalaciones importan un total de $130,000.00.

Resumiendo, las obras de electrificación concluidas en el Estado requirieron una inversión de $3’795,000.00. Conforme al convenio firmado con la Comisión Federal de Electricidad, están en proceso constructivo las obras de Telchac Pueblo, Dzemul, Telchac Puerto, Sitpach, Cholul, Caucel, Hunucmá, Sisal y Chuburna Puerto, por los que hacemos todo esfuerzo para que entren en servicio lo más pronto posible.

Siempre como programa del presente año, figura la electrificación de Espita Panabá, Suma, Conkal y Acancéh.

Además de lo informado, el Gobierno del Estado ha continuado por cuenta propia pequeñas obras de electrificación en Municipios que todavía no están comprendidos dentro del plan de electrificación, por su gran lejanía de las líneas de transmisión existentes, como son Tunkás, Dzoncauich y Tetíz, con costo de $30,000.00.

En el cuarto informe de Gobierno Franco Aguilar dijo: Sigue siendo la electrificación del Estado uno de los propósitos que con mayor empeño perseguimos pueblo y Gobierno, en la convicción de que ella será uno de los más firmes vehículos para auspiciar su desarrollo económico-industrial.

Nuestro propósito de llevar energía eléctrica a las regiones de mayor productividad pesquera y agropecuaria reconoce la razón principal de entregar mejores condiciones de vida a los pobladores de las mismas, pues incremento industrial significa desarrollo económico, sólo cuando del primero surge la elevación del nivel de vida de la sociedad en conjunto y, por ende, el fortalecimiento de su independencia económica.

Por esto está presente nuestra modesta cooperación al noble esfuerzo del señor Presidente de la República, que dispuso en beneficio de todos los mexicanos que “el abastecimiento de energía eléctrica sea realizado por instituciones gubernamentales a través de las cuales esté siempre presente el pueblo mexicano”. Por esto, repetimos, el Gobierno del Estado con la valiosa ayuda de la Comisión Federal de Electricidad y de los habitantes beneficiados, logró dotar el año pasado a once pueblos del servicio de energía eléctrica, que fue inaugurado por el señor Presidente de la República, según las zonas de su ubicación, los días 18,19 y 20 del mes en curso en su reciente visita a Yucatán.

Los pueblos a que nos referimos son: Sitpach, Cholul, Sisal, Caucel, Chuburná Puerto, Hunucmá, Umán, Calotmul. Telchac Pueblo, Telchac Puerto y Dzemul, que cubriendo en la línea de conducción 125 kilómetros 652 metros, utilizaron 1,115 postes en las redes de distribución, siendo el costo total de las instalaciones de $6’300,000.00.

En el presente año concluiremos las instalaciones en seis poblaciones más: Dzununcán, Suma, Tamanché. Conkal. Panabá, y Espita que ya llevan invertidos en los trabajos relativos la suma de $985,450.00, y hemos programado para el mismo término la electrificación de Acancéh. Temozón. Baca, Yaxkukul. Tixkuncheil, Nolo, Ucú, Cansahcab, y Dzidzantún.

Tan pronto las ampliaciones que se están realizando en la Planta Termoeléctrica Nachi-Cocom de esta ciudad lo permitan, haremos los convenios necesarios y pondremos los medios para extender los beneficios del servicio eléctrico a la rica región fructífera y de grandes posibilidades para la diversificación de la Agricultura en el Sur del Estado. El proyecto señala la conducción hasta la ciudad de Ticul. de donde partirán dos grandes ramales uno hacia Oxkutzcab y Peto, y otro hacia Halachó y Maxcanú.

Muelle de Sisal

Personalmente, en un acto emotivo y sencillo, a las 12 horas del día 20 de los corrientes, el Primer Magistrado de la Nación inauguró en este histórico lugar de la costa occidental del Estado, al mismo tiempo que el servicio de energía eléctrica, el magnífico muelle para barcos pesqueros construido por la Secretaria de Marina, cumpliendo la promesa que el señor Presidente de la República hiciera a los hombres de este puerto, se lo pidieron en ocasión de su visita al mismo hace dos años, para inaugurar la carretera que construyeron la Comisión Nacional Caminos Vecinales y el Gobierno del Estado. El muelle tiene un costo de $3’200,000.00, e integra con la energía eléctrica y la carretera hasta Mérida un sistema que transformará al antes olvidado Sisal, en fuente inagotable de aprovechamiento de nuestra riqueza pesquera.

En su quinto informe durante su periodo gubernamental Franco Aguilar dijo: Al exponer ante ustedes las realidades que en este importante factor de progreso hemos llevado a cabo el año recién finido, reafirmamos nuestro criterio de ubicar en él todo el esfuerzo que las obligaciones ineludibles del presupuesto estatal nos permitan, pues insistimos en que, con excepción del henequén, Yucatán no ha industrializado en forma considerable materias primas autóctonas, que pudieran señalar el franco arribo al camino de su actividad en esta materia y, repetimos, que esta situación es el resultado directo de la escasez de energía eléctrica y de las hasta hoy no superadas circunstancias históricas y geográficas que han ligado la economía yucateca con la suerte internacional del henequén.

Con costo total de $3’288,086.00, hemos extendido en el curso del año que comprende este informe, 72 kilómetros más de conducción de energía eléctrica. para seis poblaciones del Estado que son Conkal, al Norte, con red de distribución de 141 postes y costo de $412,560.00; Ucu, al Poniente, con red de distribución de postes y costo de $134,325.00; con la ampliación que se llevó a cabo en la subestación eléctrica de Tizimín, que acrecentó su capacidad hasta 1,000 kilowatts con inversión de $300,000.00, y que hizo posible proveer de fluido eléctrico a la población al Oriente, que requirió 143 postes para su red de distribución e importó $777,060.00 al tener que extender hasta ella la línea conducción en 25 kilómetros.

Mañana tendremos la satisfacción de poner en servicio la energía de las poblaciones de Baca y Suma cuyos habitantes verán coronados sus esfuerzos y el entusiasmo de su cooperación para crear sus redes de distribución que importaron $603,400.00 para la primera, con 163 postes, y $511.900.00 la segunda, cuya red de distribución alcanzó 79 postes.

A todo lo mencionado hay que añadir que las obras de electrificación para la lejana Espita, en la que hemos insistido con especial estimación, pues al hacer el día dos de febrero inmediato la inauguración de ellas, realizaremos también la de la carretera de primer orden que ligándola con el pueblo de Calotmul, sobre la carretera de Tizimín–Valladolid, la pone en contacto rápido con todas las más importantes vías de comunicación del Estado y de aquí con las de la República. Con inversión para obras de electrificación de $548,480.00 y para la carretera de $1’400.000.00, los espiteños han hecho y están haciendo los mayores esfuerzos para probar a los Gobiernos Federales y del Estado, que levantaran su cooperación para estas realidades hasta más allá del límite de sus esfuerzos y que la antes aislada y abandonada Espita de sus más profundos afectos, recuperará con la inteligencia y el valor de sus hombres y mujeres, el prestigio que antes le diera el nombre de Atenas de Yucatán y el sitio que le corresponde para forjar un futuro mejor en nuestro terruño.

Consta a nuestro pueblo y a ustedes señores sus representantes, que las actividades para proveer de energía eléctrica al Estado, previa la integración de la Junta de Electrificación de Yucatán, la firma de convenios y la elaboración de planes, proyectos y presupuestos, no se iniciaron sino hasta mediados de 1960, contando nuestro esfuerzo con el decidido apoyo del señor Presidente de la República, que llegó hasta nosotros a través de la Comisión Federal de Electricidad.

Por ello, un año antes de concluir el mandato que se nos confiera, presentamos a ustedes un brevísimo resumen de lo que, a la fecha, en un periodo de trabajo de dos años seis meses, se ha realizado en este importantísimo programa de rehabilitación e impulso de Yucatán: Desde el inicio de sus operaciones, la Junta de Electrificación del Estado concluyó 22 obras de servicio de energía eléctrica para otras tantas poblaciones que son: Kanasín, Chelem. Valladolid. Dzemul, Tixpéual, Telchac Pueblo, Cholul. Sitpach, Sisal, Caucel. Telchac Puerto, Chuburná Puerto, Calotmul, Hunucmá, Umán, Conkal, Ucú, Panabá, Sub-estación Tizimín, Suma, Baca y Espita, que benefician a 54,140 habitantes, con líneas de transmisión que se extienden en 248 kilómetros redes de distribución que suman 3,000 postes e inversión a la fecha de $11’906,464.70.

Además, la atención a la necesidad de alumbrado público que hemos prestado a las poblaciones que, por su lejanía de las líneas de transmisión de energía eléctrica, están imposibilitadas a obtener este completo servicio, significan obras que por sus condiciones podríamos llamar de pequeña electrificación y que corresponden a otras tantas municipalidades que son: Seyé. Temax, Dzilam de bravo, Tecoh, Hoctún, Celestún, Río Lagartos, Xcalacoop, Santa Elena, Tetiz, Dzoncauich, Chemax, Dzitás, Kaua, Yaxcabá, Chankom y San Felipe, que benefician 21,512 habitantes y tienen un costo de $909,500.00, que sumados a lo anterior arrojan los siguientes totales: atención para 39 poblaciones, con beneficio para 75,648 habitantes e inversión de $12’815,964.70.

Hasta aquí lo realizado. En cuanto a nuestro futuro de electrificación, permítase repetir lo escrito en el capítulo correspondiente de mi informe anterior. Dije entonces: “…tan pronto las ampliaciones que se están realizando en la planta termoeléctrica “Nachi-Cocom” de esta ciudad lo permitan, haremos los convenios necesarios y pondremos los medios para extender los beneficios de la energía eléctrica a la rica región fructífera y de grandes posibilidades para la diversificación de la agricultura, ubicada en el sur del Estado…”. Esto con la firme ayuda del señor Presidente de la República, está ya en plena marcha a su realización. Quien recorra la ruta hacia el sur de Yucatán, podrá ver hasta la ciudad de Ticul, en la planicie henequenera o en la milpa, grandes torres de acero, destinadas a la conducción de energía eléctrica hasta la sub-estación construida en esa ciudad, para que su capacidad de 6,250 kilovatios se divida y provea a dos nuevas sub-estaciones ubicadas en Tzucacab, hacía del Oriente. y Opichén, al Poniente de a 1,500 kilovatios cada una, para que todas las poblaciones entre estos dos grandes centros de carga reciban los beneficios de la energía eléctrica conforme el programa elaborado ya para el efecto por la Junta de Electrificación de Yucatán de conformidad con la Comisión Federal de Electricidad y el Gobierno del Estado.

El programa en marcha fue posible desde el momento en que como ya está hecho, se llevó a cabo la ampliación de la planta termoeléctrica “Nachi-Cocom”. con dos unidades más que aumentaron su capacidad hasta 18,750 kilovatios. El importe total de estas obras está calculado en $75’000,000,00 aproximadamente.

En el último informe, el Gobernador Agustín Franco Aguilar dijo: Ni un instante decayó entusiasmo e interés que desde el principio de nuestra administración proporcionamos a esta actividad, teniendo en cuenta que es la fuerza que impulsa el desarrollo económico y social de los núcleos humanos como meta revolucionaria que ha trazado el futuro de la Patria el señor Presidente de la República, Lic. Adolfo López Mateos.

22 de junio del año pasado tuvimos el gusto de entregar a la ciudadanía de Temozón el servicio eléctrico con red de distribución de 80 postes, 4 bancos de transformación y 49 arbotantes, con un costo de $160,000.00.

Posteriormente y como parte del programa conmemorativo de nuestra Revolución, inauguramos los servicios eléctricos en las poblaciones de Tepakán. Holcá y Hacienda Dzununcán. Para realizar la obra primeramente citada, fue necesario construir una línea de transmisión de 9 kilómetros, con un importe de $187,000.00 y red de distribución de 124 postes, con costo de $272,800.00. En Holcá se emplearon 15 postes con costo de $33.000.00, y en Dzununcán, que es patrimonio del Instituto de Protección a la Infancia del Estado, se requirió la red de distribución de 22 postes, con costo de $48,400.00.

Muxupip. Municipio del mismo nombre, impulsado por el anhelo progresista de sus habitantes se incorporó a los beneficios de la electrificación. Cuenta ya con una línea de transmisión que parte de Motul, recorre 6 kilómetros con costo de $132.000.00 y entrega energía a la red de distribución de 82 postes e instalaciones con un valor de $180,000.00.

Indicamos en nuestro informe anterior, que debido a que las obras necesarias para la conducción del fluido eléctrico a la región propiamente agrícola de Yucatán ubicada al sur del estado, estaban siendo realizadas a ritmo acelerado por la Comisión Federal de Electricidad, abrigábamos la grata esperanza de ver electrificadas en el año pasado las importantes poblaciones de esa rica zona.

Ahora podemos informar que está concluida la red de distribución de Tekax, con 290 postes, con costo de $638,000.00, muy avanzadas las de Peto, con 310 postes y erogación a la fecha de $383,000.00, y la de Yaxkukul con $88,400.00.

Fue muy satisfactorio proveer de servicio eléctrico a la nueva Escuela Secundaria de Tizimín, al través de una ampliación de la red de distribución de dicha población, que requirió 14 postes, con un costo de $30,800.00.

En renglón aparte debemos considerar la donación realizada por este Ejecutivo a la población de Homún, de una planta eléctrica de 50 KW que anteriormente prestó sus servicios en la población de Hunucmá y cuyo costo fue de $100,000.00 y, por último, dotamos al pueblo de Sucopó, Comisaria Municipal de Tizimín, de una pequeña planta de tres y medio KW. con un costo de $10,000.00.

En resumen, por conducto de la Junta de Electrificación del Estado se erogó la cantidad de $2’001,000.00 en concepto de redes de distribución y $319,000.00, en líneas de transmisión que, sumados a los $11’906,464.70 erogados en obras de esta Dependencia, de julio de 1960 a la fecha, hacen un total de $14’226,464.70. más $934.500.00 de obras directas en plantas instaladas por el Ejecutivo, arrojan un total en seis años, de 51 poblaciones electrificadas, con inversión de $15’160,964.70 y beneficio para 100,000 habitantes.

Paulino Romero Conde

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.