El “Tropicana” y el Cine Mexicano

By on enero 3, 2020

Atisbando Cuba

ALFONSO HIRAM GARCÍA ACOSTA

En virtud de que el Diario del Sureste cierra sus ediciones los miércoles y sale a nivel virtual en el primer segundo de los días viernes, este testimonio escrito de las ocho décadas de vida del Cabaret “Tropicana” se leerá con dos días de retraso con relación a la noche vieja del 31 de diciembre del 2019.

Hace unos meses redacté un artículo sobre la presentación de la Soprano Lucy Provedo en una iglesia de la ciudad de Miami, en la Florida norteamericana, en un grandioso homenaje a los quinientos años de la fundación de La Habana. Lucy interpretó un programa del recuerdo a Ernesto Lecuona, cuya obra se presentó en muchas ocasiones en este Paraíso Tropical, sito en la costera que te lleva a Marianao.

El 31 de diciembre, el cabaret Tropicana, mejor conocido por su espectáculo Paraíso Bajo las Estrellas, cumple 80 años de fundado; este año se cumplió también el Quinto Centenario de La Habana.

En agosto de 1956 comenzó el rodaje del filme mexicano “Te sigo esperando”, dirigido por Tito Davidson. Entre las locaciones seleccionadas para las filmaciones en La Habana se encontraba el Cabaret Tropicana. Fueron breves secuencias las que se filmaron en el Cabaret, un material histórico porque se trata de escenas del mítico cabaret cubano cuyo paraíso conocí hasta 1991, aunque mi primer viaje a La Habana lo efectué en 1951.

El equipo técnico-artístico de la película fue traído expresamente desde los estudios San Ángel de México, así como el team completo de cámara, según datos de Luciano Castillo. A la cabeza del grupo estaba el director de fotografía Agustín Solares. El productor Gregorio Walerstein, a nombre de la compañía Folmex, estaba en contacto directo con Octavio Gómez Castro, agente de distribución de la Distribuidora Continental. Ellos consideraban que era de gran importancia filmarla en La Habana, tomando en cuenta la importancia de reunir dos figuras tan luchadoras por la superación fílmica mundial: Libertad Lamarque y Arturo de Córdova, unidos en el afán de interamericanizar el cine mexicano.

Arturo de Córdova en la Ciudad de México, cuando iniciaba en la radio de XEW y su carrera en el cine mexicano. Archivo AHGA.

El escenario de Tropicana, en preparativos para la función. Archivo AHGA.

Fueron varios los actores cubanos que resultaron contratados para la filmación de la película, entre ellos se encontraban María Antonieta Pons, Carmen Montejo, Dalia Iñiguez y el editor Mario González, que tenía un lugar conquistado en el cine mexicano.

En la portada de Cinema fue anunciada la película, como propaganda comercial del estreno. Fue presentada como una película cubano-mexicana. Se presentó por gestiones de la Continental, a través de los cines Fausto, Reina, Cuatro Caminos, Santo Suárez, Olimpic y Atlantic.

El conflicto argumental de la película giraba en torno al amor que perdura en una pareja madura, separada durante años cuando él, para escapar de la persecución de unos maleantes, se ve obligado a refugiarse en Cuba. Con la finalidad de mantener a sus hijos, su esposa trabaja como cantante. Un aliento optimista recorre la historia de este hombre abatido y desorientado, carente de fuerza moral para retomar el amor puro que no supo apreciar oportunamente.

El 30 de agosto de 1956 se estrena la revista En serio y en broma, con temas del teatro Alhambra, del Barrio Chino, con la vedette Blanca Varela y el cantante Wilfredo Fernández, Las Hermanas Lago, -sobre quienes escribí el año pasado-, el cuarteto Los Faxas, y la pareja de Ana Gloria y Rolando. De mucha importancia era que también se presentaba en un recital el famoso pianista Liberace.

Las Hermanas Lago. Lucía, al centro, participó en dos ocasiones en el Festival “Cantares de América” en Guantánamo, Cuba, en 1991 y 1993. Archivo AHGA.

En esta fecha, la música cubana había llegado a su máxima expresión y los cuartetos habían alcanzado mucha popularidad. Ya eran famosas Las D´Aida y muchos grupos vocales. Marlon Brando, Edit Piaf, Maurice Chevalier, Nat King Cole fueron personalidades que visitaron la isla cubana en esos días. Ninguna ciudad del planeta tenía a esta constelación de estrellas en sus cabarets. Otras figuras eran María Félix, estrella del cine mexicano, Pedro Vargas, José Mojica, Jacqueline Francois, Katerina Ranieri y Billy Daniel.

La mayor parte de las secuencias fue solucionada en estudios mexicanos con la socorrida back projection de imágenes de la capital de la Isla a través de la ventana.

En la actualidad se han producido varios documentales sobre el Cabaret. Se filmó en Tropicana la película Kleines Tropicana (1997), escrita por Eduardo del Llano, música de Edesio Alejandro, dirigida por Daniel Díaz Torres. La trama está dedicada a una historia policíaca de espionaje cuyo origen se remonta al cabaret Tropicana.

Otras de las películas mexicanas famosas fue la de “Tin Tan en La Habana”, con Rosita Fornés, mencionada en los cuatro artículos dedicados a la sinigual Sra. Fornés, con quien mantengo comunicación a través de su pianista, musicólogo, amigo y biógrafo José Ruiz Elcoro, también colaborador de Diario del sureste.

Hay iconos –sin acento, voz grave–, como la capital habanera en sus 500 años de vida y los ochenta del Cabaret Tropicana, que nos hacen viajar por el tiempo, para recordar gratos momentos y épocas de La Heroica y Hermosa Cuba.

Fuentes

https://www.todocuba.org/cabaret-tropicana-el-protagonista-desconocido-del-cine-cubano/

Redacción LB

Archivo AHGA.

Entrada principal al paraíso tropical y cabaret “Tropicana”. Archivo AHGA.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste