El Tío Salim retorna a la TV

By on febrero 20, 2015

20150219_062823

El Tío Salim es uno de los animadores infantiles más prestigiados del sureste de México, con una impecable trayectoria en la que siempre destacó su mensaje de positivismo, unión y respeto a la familia. El que un personaje de este calibre se mantuviera fuera de la programación de la televisora oficial estatal resultaba realmente paradójico, por lo que celebramos su retorno.

 Durante años, su imagen fue cotidiana en nuestros aparatos receptores a través de la señal de Trecevisión, con programas como ‘Felices Tardes’, ‘Día Feliz’, ‘Mundo Mágico’, ‘Arco Iris’, ‘La Fiestecita’, ‘Exploradores’ y ‘Micos’. Sin embargo, los constantes cambios en la dirección del Canal 13 propiciaron que desde hace 8 años Salim, y sus muñecos Rufino y Max, fueran prácticamente vetados.

 Salim Alcocer Lixa inició su trayectoria artística como ventrílocuo a los 14 años de edad, influenciado por don Paco Miller, quien venía con constancia a Mérida para presentar su show en el teatro Héctor Herrera. De ese señorón recibió consejos sabios que le ayudaron a perfeccionar su técnica. ‘Don Paco era un caballero, una excelente persona que me ayudó a definir mi futuro’, comenta el Tío en amena charla con DIARIO DEL SURESTE.

 A su llegada al Canal 13, una productora de apellido Rocha le aconsejó adoptar el que se convertiría en su nombre artístico, afirmando que si en el DF existía un ‘Tío Gamboín’, en Mérida bien podría existir un ‘Tío Salim’. Desde entonces combinó su paso por la televisión local con infinidad de presentaciones a lo largo y ancho de la Península, y diversos estados de la República.

20150219_062838

 ¿Cómo se dio esta posibilidad de retornar a la pantalla chica?

 Todo surgió por una invitación para asistir al programa de Dzereco y Nojoch, donde me entrevistaron y, en compañía de Don Rufino, terminé albureando a la pareja de cómicos regionales, causando muchas risas y una excelente respuesta del público asistente. Un día después, se comunicó conmigo el director Luis Vela Sosa para decirme que quería incluirme en una nueva barra infantil que iniciará el próximo domingo 22 de febrero.

 ¿Cuál será el nombre del programa?

 Se llamará ‘Tiempo de Niños’, será producido por Carlos Conde y tendrá una duración de hora y media. Yo tendré un segmento de 10 minutos, donde compartiré con los niños cosas verdaderamente positivas, enriqueciendo sus conocimientos a través de un humor sano, con canciones y mensajes positivos’.

 ¿Cuál será para ti el principal reto en este retorno a la televisión?

 Lo primero será llamar su atención; lo segundo, lograr que los niños de esta generación se identifiquen con el Tío Salim y don Rufino; lo tercero será rescatar el arte de la ventriloquía, ya que éste, como todo arte, debe evolucionar’.

20150219_062854

Don Rufino ha sido tu compañero por décadas, pero también has utilizado a otros muñecos, ¿cuáles han sido?

 Aparte de don Rufino, he trabajado con el Conejo Max, el payaso Borolitas, un gallego, Macario el sapo y el anciano Usted.

 ¿A que otros ventrílocuos admiras?

 Don Paco Miller fue mi principal influencia, pero también admiro a Johnny Welch y, desde luego, a Edmundo Miller, hijo de don Paco.

 Dentro de tu trayectoria has destacado como mago, ¿Cuándo te iniciaste en este arte?

Me inicié en la magia pensando usarla como un complemento a la ventriloquía, pero jamás lo hice tratando de impactar a la gente con mis números. Mi intención siempre fue ser un mago cómico, haciendo reír a las audiencias con mis ocurrencias, hacerlos reír a través de la magia.

20150219_062843

¿Cuáles son tus magos favoritos?

 A nivel internacional, David Copperfield, y a nivel nacional el mago Chen Kai, y también el Mago Frank y su conejo Blas, con quienes mantengo una buena amistad.

 ¿Qué recuerdos guardas de tu participación en el programa ‘Radio Fantasía’?

 Fue una gran oportunidad de formar parte de un equipo que trabajó a favor de los niños, y al hablar de fantasía no debemos olvidar que cuando somos niños vivimos en el mundo maravilloso de la imaginación. Con este grupo pude, junto con mis compañeros, rescatar valores, tratarlos como seres inteligentes y aportar consejos que beneficiaban a los radioescuchas.

Nos despedimos del Tío Salim, quien vive una vida feliz y tranquila al lado de su esposa, la educadora Lizbeth Pinto Torres, sus hijas, la Lic. en Psicología, Salime y la Lic. en Educación Preescolar, Mariana, así como sus tres nietos, que son su máxima adoración, Matías, María Regina y Santiago.

 RICARDO PAT

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste