El Obrero

By on diciembre 6, 2018

Liradelaniñez_1

LI

 

EL OBRERO

El trabajo es el crisol

do el alma se purifica:

quien la piedra modifica

bajo los rayos del sol;

quien se tizna y se rasguña

ya en el yunque, ya en la fragua;

aquel que va sobre el agua;

aquel que el arado empuña;

aquel que, vivo, se entierra

en busca de plata y oro

y saca al fin un tesoro

del corazón de la tierra;

el que, industrioso y fabril,

lanza el globo en el espacio;

el que construye el palacio

y tiende el ferrocarril;

aquel que a todo coadyuva

y con incansable afán

convierte la espiga en pan

y hace vino de la uva;

ése, cuya mano ves

tan áspera como el rallo,

pues toda ella es un callo…

mi amigo, ¡mi hermano es!

¡Abajo, abajo el sombrero!

Apréndelo a respetar

y dale el primer lugar

a ese valiente: ¡el Obrero!

Rodolfo Menéndez

Continuará la próxima semana…

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.