El injusto final de ‘Gillan’

By on abril 1, 2021

Ian Gillan ocupa un lugar destacado en el Olimpo de los Dioses del Rock, un ídolo cuyo aporte creó escuela al rebasar los límites vocales de manera increíble. En su palmarés destacan ‘Episode Six’, ‘Deep Purple’, ‘Ian Gillan Band’ y ‘Gillan’, siendo esta última en la que centraremos la atención en este reportaje que llega hasta ustedes por cortesía de Metalmorfosis.

Tras el fracaso comercial de ‘Ian Gillan Band’, proyecto que fusionaba jazz con rock, el ex vocalista de Deep Purple decidió retornar a sus raíces roqueras con ‘Gillan’, reclutando a destacados instrumentistas como Steve Byrd (guitarra), Colin Towns (teclados), John McCoy (bajo) y Liam Genockey para lanzar el álbum debut el 5 de octubre de 1978 exclusivamente en Japón, donde era considerado un ídolo. Allá arrancó la gira que los llevó a Australia y Nueva Zelanda, donde también fue lanzado el disco; al Reino Unido nunca llegó, por lo que sus fans británicos se vieron obligados a conseguirlo de importación.

Mr. Universe’ fue lanzado en octubre de 1978 contando con Ian nuevamente en la voz, armónica y producción, así como la incorporación de Bernie Torme en la guitarra y Mick Underwood en la batería, más Colin Towns y John McCoy. Esta vez por el Reino Unido la compañía Acrobat se encargó de la distribución, mientras que Eastworld hizo lo propio en Japón, mientras que Interfusion realizó la de Australia. En Inglaterra alcanzó la posición 11, vendiendo a nivel mundial 2 millones de copias.

La primera actuación con esa formación tuvo lugar un 10 de julio de 1979 en el Marquee de Londres, tras terminar las sesiones de grabación del disco, abarcando 66 conciertos por Inglaterra, Alemania, Escocia, Australia, Yugoslavia, Eslovenia, Italia y Portugal. Esta gira incluyo presentaciones en los festivales Pop Open Air de Holanda y el Reading Festival del Reino Unido, concluyendo con una histórica presentación en el Rainbow de Londres, el 10 de marzo de 1980, con Ritchie Blackmore uniéndose al palomazo durante el encore.

Ian Gillan se enfocó en la grabación de su tercera placa de estudio, grabada con la misma formación clásica, logrando un trabajo memorable bajo el título de ‘Glory Road’, donde destacó de inmediato la espléndida ‘Unchain your Brain’.

Ian Gillan logró con Gillan una banda realmente roquera, creativa y divertida que se entregaba en cada presentación, creando en cada álbum un buen arsenal de canciones clásicas.

Este tercer esfuerzo, editado vía Virgin Records, pareció dejar bien claro que ‘Gillan’ era una banda en toda la regla, capaz de lograr éxito con su disco más hard, ya que piezas como ‘Are You Sure?’, ‘No Easy Way’, ‘Sleeping on the Job’ así lo demuestran. De hecho, ‘Glory Road’ alcanzó la posición 3 en el Reino Unido.

Pese a este aparente exitoso, la realidad era que los miembros realmente no estaban ganando el dinero merecido, pese a que Ian Gillan se encargó que a todos les tocara un salario, ya que la mayor parte del dinero se invertía en la grabación de los álbumes y el desarrollo de las correspondientes giras.

Tras concluir las sesiones de grabación de ‘Glory Road’, los músicos se embarcaron en un tour que inició el 4 de abril en el Kortrijk Festival de Bélgica, abarcando un total de 54 actuaciones a lo largo de 1980 que incluyeron visitas a Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Escocia, Alemania y Bélgica.

Future Shock’ volvió a contar con la misma alineación. De diciembre de 1980 a enero de 1981 grabaron en los estudios Kingsway de Londres, lanzándolo oficialmente en marzo de 1981, también bajo el sello Virgin. Este cuarto álbum de estudio presentó buenísimas rolas como: ‘Night Ride Out of the Phoenix’, ‘Sacre blue’, ‘Bite the Bullet’, así como el tema título, alcanzado el puesto 2 en las listas del Reino Unido.

El 2 de abril arrancó la gira en Escocia, abarcando 32 fechas por el Reino Unido, Bélgica, Italia, Suiza, Eslovenia, Yugoslavia y Alemania, culminando con una actuación estelar en el prestigioso programa de televisión inglés ‘Top of the Pops’ el 24 de junio interpretando el tema ‘No Laughing In Heaven’ sin Bernie Torme, quien se negó a participar, siendo reemplazado de inmediato por Janick Gers.

Con esta formación culminaron las seis fechas pendientes de la gira en Alemania y la última en Inglaterra, en julio de 1981, ingresando de inmediato al estudio para dar vida al quinto álbum de estudio: “Double Trouble’, lanzado en octubre de ese mismo año pero en formato doble, incluyendo un disco en estudio y otro en vivo donde se incluyó la participación de Bernie Torme.

Magic’, grabado entre julio y agosto de 1982 en plena gira, incluyó ocho canciones originales compuestas por Ian Gillan en mancuerna con Collin Towns, además de un efectivo cover de ‘Living for the City’, de Stevie Wonder. El sexto álbum, lanzado en septiembre de 1982, fue también el último de la banda, logrando la posición 17 en el Reino Unido, lejos de los objetivos anhelados. La realidad era desalentadora, pese a lo cual se cumplieron las 41 fechas programadas de la gira, abarcando conciertos en el Reino Unido del 21 de agosto al 17 de diciembre de 1982.

Fue una pena la manera en que se dibujó el final de esta banda, capaz de lograr vender más de 10 millones de discos, pero sin posibilidad de continuar como recordó el mismo Ian Gillan: “El grupo no ganaba lo suficiente como para seguir adelante”, argumento confirmado por el manager Phil Banfield, quien aseguró que no ganaban bastante dinero con los discos, ya que lo que ganaban con uno lo invertían para realizar otro, además de que viajar a los Estados Unidos les costaba dinero, y que todos cobraban un sueldo.

Colin Towns recuerda que siempre hubo poco dinero, pero nadie sabía por qué. “Seguía viviendo en mi casa de protección oficial. Por poco también perdemos nuestro propio equipo, todo lo que teníamos eran nuestros instrumentos, Nada más. Todos teníamos furgonetas en la puerta trasera y nos fuimos lo antes posible por si alguien venía a por ellos, porque quizá debíamos dinero a alguien. Pasaban muchas cosas raras, pero nunca se nos decía nada, así que cargamos las vagonetas y nos fuimos. Un final triste para la banda, pues dejó un rastro de músicos infelices por el camino. Es una pena,” declaró al director del documental Ian Gillan Highway Star.

Ian Gillan estaba presionado porque él costeaba todo el asunto: el Banco amenazaba quitarle la casa y el estudio, lo que desencadenó sus problemas de garganta. Le dijo al grupo que se separaban porque necesitaba tomarse un año sabático.

Todo acabó el 17 de diciembre, una noche muy triste. Ian Gillan afirma que a todo el mundo le costó digerir todo aquello, cuando en gran parte fue un malentendido. Mucha gente pensó que ya planeaba volver con Deep Purple. “Le dije a los músicos que había ido a una reunión, pero no se decidió nada.”

Black Sabbath se cruzó en la vida de Ian Gillan para grabar el álbum “Born Again” y después vendría el primer reencuentro con Deep Purple a través del gran disco titulado “Perfect Strangers”.

Como fuera, en el camino quedó la banda Gillan, que realmente roqueaba sobre el escenario creando rolas interesantes, con álbumes divertidos capaces de transmitir buena vibra. Un final nada merecido que queda en los anales de la historia como una prueba de que la calidad y el talento no siempre son debidamente renumerados.

Que el Rock sea con todos ustedes.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.