El EZLN expande la zona bajo su influencia en Chiapas

By on agosto 22, 2019

A 32 MUNICIPIOS AUTÓNOMOS, EL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL SUMA 11 MÁS

edgar rodríguez cimé

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN / 1994) no sólo no está débil y olvidado sino que, de 2016 para acá, su área original de influencia ha aumentado pues a sus 32 municipios autónomos originales se han sumado últimamente 11 más, para llegar hasta un total de 43 zonas rebeldes en el sureño estado mejicano de Chiapas, según anunció el comunicado titulado Y rompimos el cerco, firmado por el subcomandante insurgente Moisés.

Comenta el comunicado, según Excelsior: “En octubre de 2016, en su 20 aniversario, los pueblos hermanos del Congreso Nacional Indígena, junto con el EZLN, se comprometieron a pasar a la ofensiva en la defensa del territorio y de la Madre Tierra. Perseguidos por las fuerzas del mal gobierno, caciques, empresas extranjeras, criminales y leyes, contando muertos, agravios y burlas, los pueblos originarios, guardianes de la tierra, pasamos a la ofensiva para extender la palabra y la acción de resistencia rebelde.

“Después de años de trabajo silencioso, a pesar del cerco, de las campañas de mentiras, de las difamaciones, de los patrullajes militares, de la Guardia Nacional, de las campañas contrainsurgentes disfrazadas de programas sociales, hemos crecido y nos hemos hecho más fuertes.

“Nos salimos del cerco sin pedir permiso y ahora estamos de nuevo con ustedes, hermanas y hermanos, compañeros y compañeras. El cerco gubernamental quedó atrás, no sirvió y nunca servirá. Seguimos caminos y rutas que no existen en los mapas ni en los satélites, y que sólo se encuentran en el pensamiento de nuestros más antiguos.

“Con nosotras, nosotros, zapatistas, en nuestros corazones caminó también la palabra, la historia y el ejemplo de nuestros pueblos, niños, ancianos, mujeres y hombres. Fuera, encontramos casa, alimento, oído y palabra. Nos entendimos como sólo se entienden entre sí quienes comparten no sólo el dolor, sino también la historia, la indignación, la rabia.

“Entendimos así, no sólo que los cercos y muros sólo sirven para la muerte, también que la compraventa de conciencias por los gobiernos cada vez es más inútil. Ya no engañan, no convencen, se oxidan, se rompen, fracasan.

“Así salimos. El Mandón (Trump) quedó atrás, pensando que su cerco cercados nos mantenía. De lejos vimos sus espaldas de Guardias Nacionales, soldados, policías, proyectos, ayudas, mentiras. Fuimos y regresamos, entramos y salimos. 10, 100, 1000 veces lo hicimos y el Mandón vigilaba sin darse cuenta, confiado en el miedo que daba.

“Como una mancha sucia quedaron los cercadores, cercados ellos dentro un territorio ahora más extendido; un territorio que contagia rebeldía.

El crecimiento, reconocen, se debió fundamentalmente a dos factores:

Uno, y el más importante, es el trabajo político organizativo, así como el ejemplo de las mujeres, hombres, niños y ancianos, bases de apoyo zapatista. Compañeras de todas las edades se movilizaron para hablar con otras hermanas con o sin organización. Jóvenes zapatistas, sin abandonar sus gustos y querencias, aprendieron de las ciencias y las artes para contagiar a más jóvenes; la mayoría, principalmente mujeres, asumen cargos populares y los llena con su creatividad, ingenio e inteligencia. Así que podemos decir, sin pena y con orgullo, que las mujeres zapatistas no sólo van delante para, como el pájaro pujuy (“tapacamino”), marcarnos el rumbo y no perdernos, sino también a los lados para no desviarnos, y hasta atrás para no retrasarnos.    

“La otra es la política gubernamental destructora de la comunidad y la naturaleza, particularmente la del actual gobierno autodenominado ‘Cuarta Transformación’. Las comunidades tradicionalmente partidistas, han sido lastimadas por el desprecio, el racismo y la voracidad del actual gobierno, y han ido pasando a la rebeldía abierta o escondida. Quien pensó que con su política contrainsurgente de limosnas dividiría al zapatismo y compraría la lealtad de los no zapatistas, alentando la confrontación, dio los argumentos faltantes para convencer a esas hermanas y hermanos de que es preciso defender la Tierra y la Naturaleza.”

Gracias a eso, hoy el EZLN anuncia públicamente la integración de 11 Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista más bajo su control que, sumados a los 5 caracoles y 27 municipios autónomos originales, nos da un área de influencia de 43 zonas en el sureño estado de Chiapas.

edgarrodriguezcime@yahoo.com.mx

colectivo cultural “Felipa Poot Tzuc”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Diario del Sureste