El ‘Escape’ de Journey a la cima

By on julio 15, 2021

Para quienes siempre seguimos la trayectoria de Journey, esta tremenda banda norteamericana, el álbum ‘Escape’, lanzado el 17 de julio de 1981, representó un notable cambio de estilo en su propuesta artística, todo a partir de la llegada del tecladista Jonathan Cain, quien añadió mucha miel al sonido.

Hasta entonces Journey había cerrado la década de los 70s con gran éxito en los Estados Unidos, llenando estadios de fanáticos ansiosos por escuchar lo mejor de sus dos anteriores placas de estudio: “Evolution” (1979) y “Departure” (1980), ambos con una formación que incluía a Neal Schön (guitarra), Gregg Rolie (voz y teclados), Steve Perry (voz), Ross Valory (bajo) y Steve Smith (batería). Gregg estaba harto de las giras, decidiendo abandonar al grupo, sugiriendo en su lugar a Jonathan Cain, quien hasta entonces formaba parte del grupo Babys.

El resultado fue asombroso: aquel disco lanzó al estrellato a esta clásica banda norteamericana que llevaba varios años disfrutando del éxito en los Estados Unidos y Canadá, y con ‘Escape’ superó todas las expectativas.

La compañía Columbia lanzó el doble en vivo “Captured”, que resultó un éxito, dando tiempo a los músicos de dar forma a los nuevos temas del álbum grabado en los Fantasy Studios, de Berkeley, California, entre abril y junio de 1981. Fue producido por Mike Stone y Kevin Elson, dos experimentados realizadores que dotaron a la banda del sonido preciso.

Así podemos disfrutar más los alcances vocales de Steve Perry, los relampagueantes solos de Neal Schön, los teclados acaramelados de Jonathan Cain, quien debutaba con un buen número de composiciones, aportando además coros, más la base rítmica conformada por Ross Valory y Steve Smith, un baterista que al provenir del ambiente del jazz dotaba al grupo de un base rítmica notable. Cain junto a Steve Perry y Neal Schön compuso ocho canciones, más otras dos junto a Perry: “Who’s Crying Now” y “Open Arms”, precisamente dos de las más exitosas de toda su discografía.

¿Por qué es tan famoso este trabajo? Porque aparte de las dos canciones mencionadas antes, también hay otras buenísimas como ‘Stone in Love’, ‘Keep on Runnin’, ‘Don’ t Stop Believin’, ‘Still they Ride’ y ‘Mother Father’. Fue justo en el momento que el álbum trepó como la espuma en la lista de éxitos de Billboard que fueron bautizados como reyes del A.O.R., el Rock Orientado a los Adultos por sus siglas en inglés.

Todos los temas destilan honestidad, conservando su fuerza con un hard rock como base sobre la que va fluyendo un sonido melódico, muy adictivo, disfrutable. La buena vibra que sus integrantes experimentaban en aquella etapa de sus carreras cada uno la plasmó en el disco, destacando por supuesto la labor de guitarra de Schön, con un sonido tan propio que no tenía nada que envidiar a la camada de ‘Guitar Heroes’ que abundaban por aquellos años en Norteamérica. Steve Perry está sublime y su registro es plenamente disfrutable.

Sin duda se disfruta más en compañía de amigas y colegas, quizá asando unas carnitas, bebiendo cerveza, un buen vino o, de ser posible, un whisky. ‘Escape’ de Journey es la combinación perfecta. Vale la pena incluirlo en tu colección.

RICARDO PAT

riczeppelin@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.