El Alma Misteriosa del Mayab – II

By on diciembre 24, 2021

II

 PALABRAS LIMINARES

A través del confuso esplendor.

a través de la noche de piedra, déjame hundir la mano

y deja que en mí palpite, como un ave mil años prisionera,

el viejo corazón del olvidado…

Pablo Neruda

 

Esta serie reúne bajo el título Las voces del maíz una porción medular de la obra narrativa de Luis Rosado Vega. Contiene un haz de leyendas yucatecas, de origen maya, incluidas por el autor en los libros: El alma misteriosa del Mayab (1934) y Amerindmaya (1938); así como un racimo de relatos en torno a las tradiciones del Yucatán decimonónico y de principios del siglo XX, comprendidos en Lo que ya pasó y aún vive (1947).

La unidad de esta obra editorial se apoya en el origen indígena y mestizo de todos los relatos, recopilados a partir de la tradición oral –muchos de ellos presumiblemente en lengua maya– y recreados literariamente en español por el escritor yucateco Luis Rosado Vega.

Según expresa el autor, el propósito y la función esenciales de este texto consisten en «atisbar» el «impulso espiritual» del «alma popular». De tal manera, enfatiza, «Creemos que trabajos de la naturaleza de este que presentamos son de sumo interés, no por quien los escriba, sino por lo que vienen a representar para el más cabal conocimiento de un pueblo” (Rosado Vega, 1934: 9).

En el contexto de una Hispanoamérica que no tan sólo ha sido históricamente despojada de sus riquezas materiales sino a la que también se le ha intentado expropiar la memoria –como afirma Eduardo Galeano–, la necesidad íntima de conocer nuestras raíces o nervaduras espirituales y, por consiguiente, el valor cultural de esta obra, poseen inobjetable vigencia. Sólo con la reciedumbre de una memoria fresca y vigorosa, nuestro ser como pueblo podrá aspirar a conservar su identidad cultural en el mundo contemporáneo y el tránsito al porvenir. Esto es especialmente válido en nuestros días, cuando estamos al pie de un nuevo horizonte de desarrollo, que encierra otro abanico de posibilidades y retos para nuestros países.

Como fragmentos y expresiones de un imaginario social, vivo y cambiante, muchas de las leyendas aquí narradas tienen formulaciones diversas, que más allá de un núcleo de mensaje mitológico, presentan versiones que pueden diferir en modo apreciable, las cuales varían de boca en boca e inclusive algunas cuentan con recreaciones distintas elaboradas por otros escritores de la región.

Dichos relatos, si bien como recreaciones literarias son claramente representativos del señorío de un ciclo ya transpuesto de la literatura de Yucatán: hondamente inscritos en la memoria de las comunidades en la región continúan gravitando y diciendo por el viento los trazos de una cosmovisión milenaria cuyos asuntos y creencias raigales son aún hoy resortes cotidianos en la visión del mundo y la psicología popular.

En la preparación de esta obra conté con el respaldo del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMIC 1998–1999), el cual proporcionó un fondo mínimo para iniciar el proyecto de rescate de la obra del poeta Rosado Vega, y en la investigación y recopilación del conjunto de la obra constituido por las leyendas publicadas por dicho autor obtuve el auspicio en 2008 del Patronato Cultur, organismo que financió la culminación de este producto editorial.

Para el acopio del material bibliográfico y hemerográfico, me resultaron útiles los servicios de la Biblioteca Central de la Universidad Autónoma de Yucatán, así como del Centro de Apoyo a la Investigación Histórica del Instituto de Cultura de Yucatán. Tuve acceso, asimismo, a varias colecciones y bibliotecas privadas.

En el diseño editorial de esta obra he conservado la estructura original de los libros de relatos, presentando su contenido en tres volúmenes el primero contiene El alma misteriosa del Mayab, el segundo Amerindimaya y el último Lo que ya pasó y aún vive. Con el equipo de trabajo tuvimos especial cuidado en respetar los vocablos y giros en lengua maya yucateca utilizados por el autor, pero decidimos reelaborar un glosario no exhaustivo de términos mayas, que con un enfoque contemporáneo ofreciera explicaciones y referencias de mayor claridad para el lector, el cual estuvo a cargo del M. C Miguel Güemez Pineda quien lo escribió tomando como base las notas del propio autor. Acordamos también reemplazar la ortografía de los mayismos usada en las ediciones originales por el alfabeto maya propuesto por el maestro Alfredo Barrera Vásquez en virtud de ser este más moderno. Únicamente hemos mantenido ciertas palabras, como nombres de personajes y vocablos toponímicos y patronímicos, conforme a escritura original. Las palabras en plural las hemos registrado con el sufijo español por ser ya de uso común y más accesible para el público no especializado a quien va dirigida esta obra. En lo que concierne a los textos en español, hemos actualizado los anacronismos ortográficos de los relatos.

Consigno aquí mi reconocimiento a todas las personas e instituciones que cooperaron en la factura de esta edición, que ahora ofrece un testimonio del imaginario social del pueblo maya a través de una fina recreación estética y que, como tal, renueva y enriquece el patrimonio literario y cultural de México y de Yucatán. Entre ellas, especialmente al maestro Jorge Esma Bazán, director del Instituto de Historia y Museos de Yucatán, a la doctora Silvia López Cortés, a la sazón directora de la Biblioteca Central de la UADY; al licenciado Enrique Martin Briceño en su momento director del Centro de Apoyo a la Investigación Histórica del Instituto de Cultura de Yucatán y a Beatriz Heredia y Yolanda López, personal de dicho centro. Asimismo, expreso mi reconocimiento a los escritores Leopoldo Peniche Vallado, Roldán Peniche Barrera, Roger Cicero MacKinney y Cristian Rivero Ramírez, quienes contribuyeron a la integración de un acervo crítico y bibliográfico de la obra de Luis Rosado Vega.

En lo personal, agradezco a mis colaboradores en la factura del texto: Miguel Güemez Pineda, Mirza Rodríguez Rodríguez, y Ximena, Alejandra y Andrea Reyes Rodríguez.

Rubén Reyes Ramírez

Continuará la próxima semana…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.