Diciembre 1°, Un Amanecer de Conciencias

By on noviembre 29, 2018

Editorial

Editorial482018_1

El día de mañana, sábado primero de diciembre del año 2018, la voluntad de treinta millones de mexicanos adultos se observará en México con el acatamiento constitucional de su mandato electoral del domingo primero de julio anterior.

Antes de que el sol alcance su cenit, a las once horas y en la capital de nuestro país, un nuevo Presidente de la República asumirá el cargo por seis años, en este caso tomado de la mano de su pueblo, para un nuevo progreso nacional, histórico, como lo es el rescate de las ideas de libertad y justicia social, pendientes ambas de recibirse por un conglomerado creciente que, por generaciones, ha luchado por lograrlo.

Los héroes de la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana estarían orgullosos del triunfo de la civilidad de sus congéneres de este nuevo siglo porque, como ellos, tuvieron la visión de sentar bases para construir una patria ordenada y generosa, anunciada en ofertas de campañas políticas no cumplidas a cabalidad en ningún momento anterior.

Como país nos han acosado las vanidades de los políticos, la desmesurada ambición de riquezas ilícitas, las alianzas de intereses corruptos nacionales y los complacientes con apetitos imperiales de otros países, prestos siempre a lucrar y vivir a costillas de pueblos ajenos y sus recursos naturales.

Este sábado primero de diciembre de 2018, a algo más de cien años del logro de una Constitución Política elaborada con buenas intenciones, visiones de superación colectiva y términos adecuados para una convivencia armónica, es que estamos consiguiendo, por la vía electoral pacífica, echar fuera emparches, bloqueos y desviaciones hechas a nuestras leyes, casi siempre por conveniencia de grupos, mas no de los ciudadanos ni de los intereses nacionales.

El manipuleo de conciencias y votos no pasó el examen en las últimas elecciones federales ante el rechazo ciudadano. Y ese fue el inicio de la nueva era de vida democrática que se vivirá a partir de mañana.

Antes de la asunción del nuevo gobierno hemos visto el rezago de actitudes colegiadas entre grupos, ahora minoritarios, que serán desplazados por la nueva mayoría ciudadana.

El uso de mañas y trampas legaloides demorará temporalmente alcanzar a plenitud los propósitos y acciones del nuevo gobierno.

Las fuerzas de la corrupción se reagrupan para evitar la pérdida total de sus campos de acción y reductos de poder, viéndose obligados a una unidad ficticia, a imitación de los cárteles de drogas que como gobierno declaraban combatir.

El nuevo gobierno contará con la fuerza y soporte de sus treinta millones de votos y la voluntad generalizada de un cambio, una restauración de la justicia, bienestar concreto y definido.

LOS MEXICANOS DE ESTA ERA ANSÍAN QUE EN EL NUEVO AMANECER DEL DÍA PRIMERO DE DICIEMBRE DE 2018 ASOME EL ROSTRO LUMINOSO DE UN ANSIADO SOL DE ESPERANZA.

Déjenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.