Desde Canadá (IV)

By on febrero 20, 2020

Perspectiva

IV

Las noticias

Me es imposible sustraerme del medio ambiente en el que estoy viviendo, sobre todo cuando desde hace varias décadas la información me es esencial.

Siendo Canadá un país multicultural, y tomando en cuenta que en al menos una de sus provincias (Quebec) el idioma oficial es el francés, prácticamente toda la información es bilingüe, incluyendo los canales de televisión y también los noticieros.

Como en muchos otros lugares del mundo, los medios impresos no son tan abundantes como los medios electrónicos y, por supuesto, la televisión, siendo CTV –perteneciente a la compañía de comunicaciones Bell Media– la cadena con mayor alcance a través de sus canales de noticias, ciencia ficción, comedia, drama y estilo de vida.

¿Qué tipo de noticias he detectado son vitales para los canadienses? En primer lugar, la información meteorológica es importantísima, pues no conocerla pudiera convertirse en la peor decisión que se tome. El clima es algo que, particularmente en estas épocas de invierno, dictan desde la agenda personal hasta la nacional.

Desde que sale de su casa, todo canadiense ya sabe cómo estará el clima ese día, por lo que ya sabe cómo deberá abrigarse, y puede entonces planear su lista de actividades, así como los cuidados que deberá tener con su vehículo, con los horarios en que podrá estar fuera de su hogar y/o trabajo, y también con las precauciones que deberá asumir. El clima es muy cambiante en el invierno: puede traer un amanecer muy frío, con un gradual ascenso de temperaturas hacia el mediodía, y traer al ocaso lluvias intensas y continuas.

Pero no se crea que eso es lo único. También les interesa lo que sucede con sus paisanos, tanto en el resto del país como en el mundo.

Por ejemplo, todos los días hay noticias de canadienses que están desperdigados por el mundo, enfrentando al coronavirus. Algunos de ellos están en cuarentena en un crucero en muelles de Japón, bajo observación médica continua, en espera de que sean enviados a su país.

También se siguió de cerca a aquellos que estaban en China, y que llenaron al menos dos vuelos que el gobierno canadiense fletó expresamente para traerlos de regreso a Canadá, aunque fueron enviados a instalaciones militares para ser examinados concienzudamente, antes de permitirles reintegrarse a sus comunidades y familias.

Y en estas fechas hay otras noticias que acaparan la atención de todo el país: la protesta de los integrantes de la tribu de los Wet’suwet’en, en Columbia Británica, por la introducción por sus tierras de un gasoducto que no desean y por el que no fueron indemnizados, las protestas de maestros de Educación Básica y de personal de hospitales ante los recortes de fondos federales que harán a muchos de ellos perder su trabajo, y también los pormenores de la carrera electoral estadunidense, en estos momentos reflejada en los debates demócratas en busca del contrincante de Trump.

Los Wet’suwet’en, así como los maestros, han elegido manifestarse abiertamente contra lo que ellos consideran un agravio. Unos han sido menos controversiales que otros en sus métodos, y ambos cuentan con amplio apoyo de los canadienses.

Aquellos han ocupado las vías del ferrocarril de la Canadian National Railway Co. (CN), con lo cual los servicios de transporte tanto de pasajeros como de carga han sido suspendidos, causando innumerables daños a la economía de empresas que dependen de esta vía de transporte para recibir sus insumos, y también teniendo como consecuencia el despido de varios trabajadores de CN. Apoyando sus protestas hay otra tribu americana: los Mohawk. Al parecer ya se han dado los primeros pasos para solucionar el conflicto, y la sensibilidad y disposición del gobierno de Trudeau quedó demostrada al elegir como negociador a alguien que habla mohawk.

Por su parte, los maestros iniciaron escalonando paros a nivel primaria, y ahora han emprendido la suspensión de clases en días sucesivos, solicitando se asignen mayores recursos a la educación, y que se dejen sin efecto los recortes. En este tema aún no ve solución a corto plazo.

Sobre la política estadunidense, me queda claro que Trump tampoco es muy apreciado por los canadienses, y de ahí el interés de identificar a alguien que pueda ponerse al tú por tú con él en las próximas elecciones. Los momios se inclinan aquí por Bloomberg.

Desde esta perspectiva, al escuchar de bloqueos, paros magisteriales, protestas por recortes de recursos, cualquiera pensaría que estoy en México, y no en una de las primeras economías mundiales.

Con esto queda demostrada aquella conocida expresión muy nuestra: en todos lados se cuecen habas…

S. Alvarado D.

sergio.alvarado.diaz@hotmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.