Desaparece el albur en México – II

By on noviembre 18, 2021

Durante años el uso del albur se atribuyó sobre todo a personas de escasa educación, por lo que se le relacionaba con groserías y majaderías. Con el uso siempre frecuente del lenguaje propio del caliche o caló, por su complejidad ha atraído a no pocas personas de gran nivel cultural, las cuales buscan e incluso elaboran un albur más sutil y difícil, ya que las expresiones deben evitar toda connotación grosera o peyorativa. Tal vez en la actualidad se encuentre en las versiones de música donde los jóvenes se dicen cosas en una sincronía de palabras, el llamado Rap, el Caló, entre otros ritmos conocidos.

Tal fue la popularidad que se hizo en torno a este tipo de lenguaje que hay datos sobre enfrentamientos. En el año 1998, en la ciudad de Pachuca, se efectuó el Concurso Nacional del Albur, organizado por la Fundación Arturo Herrera Cabañas, A. C.​ y el Gobierno del Estado, con apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

Aún existen personajes célebres en el mercado de la Merced, en la Capital, o en el barrio bravo de Tepito, que continúan con el fino arte del albur. Por ejemplo, la señora de nombre “Lourdes Ruiz” es conocida como la Reina del Albur, ha sido objeto de múltiples entrevistas, siendo considerada la mejor en el juego de palabras, según datos del internet. Doña Lourdes, que atiende en un puesto del mercado de Tepito, en Ciudad de México, incluso imparte talleres de “albures finos”. Esta señora en una ocasión señaló que las canciones de Reguetón son poesías relacionadas con los albures.

Para concluir, comentaremos que existen reglas para alburear al contrincante. Como juego, el albur tiene varias reglas:

  • Evitar que el contrario pueda contestar lo que se le dijo.
  • Utilizar el verso rimado en vez de la prosa.
  • Usar la acentuación para formar, con dos o más palabras, otra que sea el verdadero sentido (calambur).
  • Los versos deben ser nuevos y relacionados con una situación diferente a la que se trata en la realidad, ésta siempre o casi siempre de índole sexual. ­
  • Se pueden incluir ademanes, gestos, expresiones gráficas, escritas e incluso sonoras no lingüísticas como el silbido.
  • Aunque como lenguaje de palabras es poco factible, ya que el duelo se hace con mucha frecuencia sin mirarse mutuamente los contrarios.

Las reglas oficiales del Concurso Nacional del Albur son las siguientes:

  1. No se puede insultar directamente al contrincante.
  2. No se pueden utilizar palabras soeces, lo que es causa de descalificación inmediata.
  3. Se debe contestar el albur en menos de cinco segundos o se pierde.
  4. No se puede repetir un verso.

El albur mexicano dicen se ha perdido, en lo personal pienso que no es así.

El albur concentra parte de la cultura del México central y se ha extendido a nivel nacional, estando presente tanto en la literatura como en los productos culturales y diversas obras que retratan esta peculiar modalidad del lenguaje que hace uso de los errores gramaticales y cacofonías para codificar un mensaje que requiere destreza mental para ser interpretado y elaborar una respuesta con el mismo código.

Los albures están presentes en muchos elementos de la cultura popular: libros, canciones, películas, poesía. Hay autores que los retoman y llevan a la práctica en la prosa de sus libros. Tal es el caso de Carlos Monsiváis, Mejía Prieto, José Agustín y Emilio Pacheco; todos ellos tratan el albur de una manera narrativa en su literatura, pero nunca lo definen ni dan explicaciones sobre su origen.

Con base en lo anterior, es necesario realizar una investigación sobre la permanencia del albur en el español mexicano, sobre sus orígenes, sus practicantes y encontrar por qué recientemente se ha revalorado esta modalidad del lenguaje que muchos consideran destructiva, mientras otros califican como obsceno a quien lo practica, y aún otros le otorgan la calidad necesaria para ser objeto y sujeto de la promoción y de la difusión cultural.

LUIS IZQUIERDO

izquierdo0757@gmail.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.