De Fray Diego De Landa A Yuri Valentinovich Knórozov, Arduo Camino Hacia El Desciframiento De La Escritura Maya – Parte II

By on abril 17, 2015

Otros intuyeron que, en los códices, los textos tienen que relacionarse con las ilustraciones e intentaron, a veces con éxito, asociar jeroglíficos correspondientes a ciertas representaciones figurativas concretas – tales como algunos animales (pavo, guacamaya, zopilote) – o con conceptos identificables, como los puntos cardinales y colores asociados. Entre los principales representantes de esta escuela interpretativa citaremos a León de Rosny, Hyacinthe de Charencey, F. Aymar de Rochefoucauld, Hilborne Cressón, y CyrusThomas (27 de julio 1825 – 26 de junio 1910) que hizo estudios importantes sobre la escritura maya, adelantando significativamente los conocimientos que en su época se tuvieron sobre la materia. Hasta la fecha, algunas de las interpretaciones logradas en la segunda mitad del siglo XIX siguen siendo aceptadas.

fonetismo1

fonetismo2

Parte de estos trabajos son posteriores a la fecha de la publicación de Valentini, hace poco más de un siglo, que precisa el carácter no alfabético de los 27 signos presentados por Landa. En el curso de nuestro siglo (XX), la escuela fonética siguió activa, excepto un periodo de 40 años de inactividad (1893-1933). En algunos casos, se reconoció que no todos los signos de Landa eran realmente letras pero que, sin embargo, podían asociarse con fonemas de la lengua maya. Benjamín Whorf, (1897-1941) lingüista estadounidense, partiendo de esa premisa intentó identificar glifos verbales que pudieran corresponder a acciones representadas en las escenas que acompañaban los textos y obtuvo resultados limitados que no fueron aceptados” –Alberto Ruz 1993–. Según Galina Ershova, Whorf estaba en el camino acertado pero Thompson le impidió continuar. Sus avances, sin embargo, sí fueron considerados por Knórozov.

 “Benjamin Whorf”

“Benjamin Whorf”

La escuela que prevaleció durante buena parte, o casi todo el siglo XX, fue la interpretativa siendo su representante de mayor importancia Erik Thompson. Sin embargo, a partir de los años cincuenta, Yuri Knórozov, que trabajaba intensamente en el desciframiento de la escritura maya, dio a conocer sus primeros trabajos.

Knórozov describió sus grandes aportes en el campo del desciframiento en el artículo titulado “La escritura antigua de América Central”, que fue publicado en la revista soviética Sovietskaya Etnografía – «Etnografía Soviética» – en 1952. En él, aseguraba que los glifos escritos por los antiguos mayas consistían tanto de logogramas (signos usados para representar una palabra completa) como de signos fonéticos, en los cuales cada glifo representa una combinación consonante-vocal (cv), es decir, una sílaba. Knórozov supuso correctamente que una palabra maya formada por una combinación consonante-vocal-consonante (cvc) era escrita con dos glifos, quedando sin pronunciar la vocal del segundo glifo –principio de sinarmonía–. Así, los glifos para tzu y lu se pronunciaban tzul, que es la palabra maya para perro. Con este método, Knórozov fue capaz de descifrar un gran número de símbolos mayas hasta entonces incomprensibles. Se hace la aclaración que, de acuerdo con los diccionarios mayas consultados, la palabra “perro” aparece como “péek”, palabra muy conocida en maya yucateco, por lo que la acepción “tzul” es un sinónimo del maya yucateco, como lo son también “ah bil”, o “bincol”.

A esta deducción lógica se opuso Eric Thompson, el mayista más respetado de esa época. El propio Knórozov reconoció que algunos de sus desciframientos habían sido ya realizados por Cyrus Thomas en el siglo XIX; pero Thompson, aguerrido anticomunista, calificó su trabajo de propaganda comunista y de falacia científica. La opinión de Thompson, equivocada, prevalecería hasta su muerte en 1975, siendo la investigación de Knórozov oficialmente rechazada en la conferencia sobre el fonetismo en la escritura jeroglífica maya que tuvo lugar en Albany, New York. Solamente David H. Kelley y Michael D. Coe aceptaron que el método de Knórozov podría ser correcto. Finalmente los epigrafistas Linda Schele, David H. Kelly, Peter MathewsMerle Greene y Floyd Lounsbury decidieron aplicar el método fonético propuesto por Knórozov, logrando así descifrar la historia de la dinastía que gobernó Palenque.

Otro intento muy comentado sobre el desciframiento de la escritura maya se refiere al uso de las computadoras en la década de los años cincuenta del siglo pasado. Un grupo de científicos rusos alimentó el sistema con insumos de glifos de los códices estudiados, de estelas, de cerámica, palabras tomadas de los diccionarios maya- español y otros recursos.

Los resultados fueron, en principio, sorprendentes, y anunciados con aires triunfalistas. Sin embargo, pronto fueron desmentidos por los expertos. Thompson opinó burlonamente que el uso de la computadora en el desciframiento se parecía al de una máquina de hacer embutidos a la que se le meten deshechos de dudosa calidad.

Nuestro eminente filólogo y mayista yucateco, don Alfredo Barrera Vázquez, criticó los resultados obtenidos, considerando que las fuentes lexicográficas eran insuficientes y deficientes, que el significado de muchas palabras había sido mal interpretado, y que la composición de numerosas palabras era, no sólo incorrecta, sino imposible dentro de la lengua maya. Pero la crítica más dura vino de Knórozov quien, aunque reconocía el interés de emplear computadoras para trabajos lingüísticos y para intentar descifrar la escritura maya, llegaba a la conclusión de que sus colegas siberianos no habían adelantado ni un paso en el camino del desciframiento de dicha escritura.

Knórozov pudo visitar por primera ocasión las tierras mayas solamente en 1989. Viajó a Guatemala en compañía de la doctora Galina Ershova y de su esposo el historiador Guillermo Ovando, pero tuvieron que abandonar el país tras ser amenazados de muerte. Tres años más tarde visitó el sureste de México. En 1995, durante el III Congreso Internacional de Mayistas celebrado en Chetumal, recibió un homenaje por parte del Congreso Estatal de Quintana Roo. Junto con Ershova criticó el trabajo de los epigrafistas estadounidenses, pues, desde su punto de vista, consideró que estaban realizando más interpretaciones que lecturas de los glifos.

Dos definiciones, que Galina Ershova nos presenta en la conferencia mencionada anteriormente, precisan esta discrepancia:

  • “El desciframiento científico es el establecimiento de las leyes de la correspondencia lingûistica entre los signos y su lectura en el idioma, o sea que todo viene complejo”, agrega Galina Ershova
  • “La interpretación no es más que el intento de suponer el significado de signos separados, examinados aisladamente”

Knórozov publicó su trabajo más importante en el artículo “La escritura de los indígenas mayas” en 1963. Sus hipótesis de desciframiento fonético rápidamente se divulgaron con gran aceptación en la década de los 70 y posibilitaron la lectura de buena parte de las inscripciones de los antiguos mayas.

Durante la década de 1990, con la colaboración de la doctora Galina Ershova, preparó un diccionario de glifos mayas-idioma español que contiene mil treinta y cinco entradas. La obra fue presentada en Xcaret en el año 2000, poco después de su muerte. Fue titulada Compendio Xcaret de la escritura jeroglífica maya descifrada por Yuri Knórozov y fue editada en tres tomos. El primer tomo corresponde al diccionario con los glifos dibujados por él mismo, el segundo tomo contiene una reproducción de los códices mayas Dresde, París y Madrid, y el tercer tomo contiene la transcripción, transliteración y traducción al idioma español de los tres códices.

knorozov

Por ser el más importante descifrador de la escritura maya, Yuri Valentinovich Knórozov recibió los galardones siguientes:

  • Orden del Quetzalrecibida en Guatemala en 1991.
  • Orden Mexicana del Águila Aztecarecibida en la Embajada de México en Moscú en 1994.
  • Homenaje por el Congreso Estatal de Quintana Roo en 1995.

Falleció el 30 de marzo de 1999. a consecuencia de un derrame cerebral y una neumonía provocada por permanecer en una camilla en el helado pasillo de un hospital en San Petersburgo. Fue sepultado el 4 de abril, nueve días más tarde. La doctora Ershova le organizó un homenaje con sus colegas de la universidad.

La Dra. Galina Ershova, discípula y colaboradora más destacada de Knórozov – cuando el FESTIVAL INTERNACIONAL DE LA CULTURA MAYA realizado en Mérida, Yucatán del 17 al 26 de octubre de 2014–, recibió del Gobierno del Estado de Yucatán la medalla que lleva el nombre del ilustre descifrador de la escritura maya, por sus valiosas aportaciones y continuidad en las investigaciones.

César Ramón González Rosado

Bibliografía:

  • Fray Diego de Landa. Relación de las cosas de Yucatán. Editorial Dante. Mayo 2010.
  • Eric S. Thompson. Grandeza y decadencia de los Mayas. Fondo de Cultura Económica. 2006.
  • Alberto Ruz Lhuillier. El Puebo Maya. Salvat. 1993.
  • Galina Ershova. “Sesenta años de desciframiento de la escritura maya”, conferencia impartida en el Museo Popol Vuh de la Universidad de Marroquín, en Guatemala, el 2 de julio de 2012.
  • Ermilo Solís Alcalá. Diccionario español maya. Editorial Yikal Maya Than. 1950.
  • Enciclopedia Wikipedia. Internet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.